Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. D O M I N G O 13 DE ENERO DE 1980. PAG. 79. CARTAS AL DIRECTOR ISI La razón de los vascos Señor director: El español medio podría preguntarse: ¿hasta cuándo vamos a tener esa espina clavada en la garganta? ¿No le hemos dado un Estatuto propio, el mejor de su historia? ¿No le hemos dado un desarrollo democrático: acorde con las necesidades del momento, además de un papel importantísimo en la vida nacional? Y si le hemos dado todo esto, ¿cómo es que hay un grupo de señores que se dicen que son los portavoces del sentir popular del Pueblo Vasco y lo único que pretenden es establecer un ambiente de anarquía y caos? ¿Por qué seguir aguantando a esos señores cuando la gran mayoría del Pueblo Vasco ha dicho por medio de las urnas un rotundo no a ETA y un sí apoteósico a España? ¿Es posible que estos individuos pretendan imponer unas convicciones minoritariás a esas pequeñas provincias de nuestro territorio? Pues sí, esto es- lo que estamos viendo. Cómo un pequeño partido y un número aún más reducido de individuos revolucionarios, no movidos por un sentir nacional, sino por desees de revancha y hasta de venganza, pretendan oponerse a esos vascos que han dicho sí al Estatuto y, en definitiva, como decía antes, si- a España. Estos individuos son los que están creando ese ambiente de inquietud y desasosiego que reina en el País Vasco. Son los que están llevando al Pueblo Vasco, si no lo remediamos, a una guerra civil. Pero lo que no saben es que su camino es una utopía, lo es desde el pasado día 25 de octubre; la puerta hacia sus aspiraciones está í T T 1 f Í 5 Debemos apoyar a todos aquellos partidos que guían sus aspiraciones a tenor de las del Pueblo Vasco. Ya no podrán hacer su campaña contra lo español porque lo español y lo vasco se han fundido en un único compromiso histórico. Ahora no nos encontramos con las características que tenía el Pueblo Vasco durante él anterior régimen fascista, en la que- cada vasco albergaba y ocultaba a. para ellos, los héroes de la guerra. Ahora no, ahora él Pueblo Vasco ha visto satisfecha esas aspiraciones que de antaño albergaba en su noble corazón y ve con profundo horror cómo esos mismos a quienes había apoyado se han vuelto contra ellos en un intento de hacer valer sus mezquinos intereses. El Pueblo Vasco está viendo con claridad lo que verdaderamente pretendían esos sus salvadores y valga la expresión. -Francisco Javier NAVARRO SANTANA (Las Palmas de Gran Canaría ¿Y qué decir del papel de fianza de la Cámara de la Propiedad Urbana? Los de más valor- son de mil pesetas; de modo que un contrato de local de negocio de cincuenta mil pesetas de renta mensual, nada incurriente, se lleva un talonario completo al ser la fianza dos mensualidades de renta. ¿No se ha planteado el Ministerio de Hacienda, el de Obras Públicas y Urbanismo, la Casa: de la Moneda, las Cámaras de la Propiedad Urbana, el desfase, el anacronismo, de estos impresos? ¿Tan difícil sería emitir los convenientes, adecuados a las circunstancias actuales? -Antonio CALVO RAMÍREZ (Córdoba) taño- -en aquella- eomaffea. digno dt visitar su arte y conocer su historia. -Trino DE FONTCUBERTA (Madrid) Plan utópico contra el egoísmo Señor director: Parece claro que la capacidad media de producción de una persona es más que suficiente para cubrir el consumo a lo largo de una vida. Si se acepta lo anterior, se deduce que hay gentes necesitadas en el mundo por causas sintetizables con la palabra egoísmo (a nivel personal, de grupo, de país, etc. Se ve también hasta qué punto, los q se autodefinen como progresistas, avanzados y sociales sttólen quedarse muy cortos en sus planes. Realmente la. diferencia con los que ellos califican de lo contrario a como se definen a sí mismos, puede 3o nsiderarse despreciable. Será pura utopía, ya que hay que partir de la realidad en Ja que juega fuerte ese egoísmo antes referido. Pero no deja de tener razón de ser apuntar a objetivos como los siguiertes: No reducir el trabajo; intentar mejorar la productividad; reducir o eliminar todo c o n s u m o y producción de lujo; subordinar absolutamente los planteamientos económicos a criterios morales y humanitarios (derecho a la vida y a los mínimos de educación: y cultura y de libertad de todo ser humano, aunque viva en las antípodas) distribuir. -cueste lo que cueste- -los bienes necesarios para Á vida de toda persona a nivel internacional. Hacer todo cuanto sea congruente con lo anterior. ¿Siempre? Mientras haya gentes que vivan en cualquier zona del mundo en condiciones infrahumanas. Ya sé que plantearlo es un sueño; se- guiremos agarrados al cascarón de nuestro egoísmo; eso sí: disimulando un poco. -S. NACHER (Madrid) ABC, diario serio Señor director: Como asiduo lector de ese prestigioso diario que usted dirige, he observado que últimamente han desaparecido de sus páginas esos anuncios de películas con personas en actitudes un tanto eróticas y chabacanas que no encajan con la línea tradicional de elegancia y buen gusto, que siempre ha caracterizado a ese diario. Vaya por eso mi felicitación y agradecimiento. Espero que en lo sucesivo sigan por ese camino, demostrando que ABC es un diario serio S serio -Félix SAGASTIBELZA CHIVITE (Madrid) Sobre el Ampurdán Señor director: A propósito de una emisión de Radio Nacional de España reseñando un itinerario Costa Brava- Ampurdán, que escuché el pasado día 4 con verdadero agrado (descrito por un señor Carandell) como ampurdanés- -de Cástelló de Ampurias- -lamento la omisión de esta condal villa en el corazón de la comarca, preñada- dé Historia, de hechos heroicos, dé hothbres ilustras y de monumentos y, sin embargo, cita La Escala, Rosas, Cadaqüés, etc. villas todas dependientes en la Edad Media de Cástelló de Ampuráas, donde radicaba la capitalidad del Condado que según la historia el conde de Ampurias date de tiempo inmemorial (siglo X) atribuida su concesión a Carlomagno y protagonista de todas las gestas de su vasto territorio y vecinos desde el Rosellón hasta el Tordera. Hay datos de que Cástelló fue prolija cantera de almogávares, que dejaron una estela de gloria y asombro en el siglo XIV, haciéndose los amos del Mediterráneo (al mando de Roger de Flor) de Constantlnopla y el Turco, siendo en aquel entonces vox populi que hasta los peces del Mare Ñostrum llevaban todos las barras de Aragón y Cataluña. Entre los almogávares de rango formaba Talla FeCro que las roñicas lo relatan como sesentón intrépido, nacido e. n Cástelló. También la historia recoge que cuando Felipe II fue llamado a Flandes por su padre, el Emperador, se hospedó junto con importante séquito, en la Condal Villa donde permaneció una semana a causa ¿el temporal de tramontana que impedía hacerse a la mar a la escuadra amelada en Rosas. La falúa real amarró en El portal de la gallarda todavía existente en los muros ai N de la Colegiata de Santa María, y navegando por la zona pantanosa salía a la mar de Rosas llevando el Monarca y comitiva. Y, finalmente, su antiguo esplendor queda manifiesto a través de la Importante colegiata románico- gótica (hoy monumento nacional) inaugurada por el conde PonsHugo en el siglo XI, el palacio de los condes, la casa Grau la Lonja y varios otees edificios de alcurnia de la Edad Media. Todas estas razones- -sin ánimo de polémica- -son causa de que rompa lanzas por mi pueblo, el ¿e mayor lustre de an- ¿Estatolatría en nuestro socialismo? Señor director: Informa Europa Press de que el grupo parlamentarlo socialista ha elaborado un borrador del proyecto de ley de protección al subnormal, en el que. entre otras cosas, se indica que la iniciativa en el campo de la subnormalidad pertenece totalmente al Estado y, en caso de que éste no haya cubierto este campo, a los, particulares. El paralelismo de esta visión de la misión del Estado con la que, ya nos ha ofrecido el grupo socialista en su peculiar enfoque del tema de la organización de la enseñanza, de la sanidad, de los transportes, etcétera, nos presenta otra ocasión de conocer la propuesta socialista sobre el modelo de convivencia que propugnan y de valorar sus alternativas y sugerencias al país. Ante ellas me permito preguntar: ¿no es función del Estado ayudar- -y no sustituir- -a los ciudadanos a conseguir el bien común? ¿no justifica al Estado esta misión subsidiaria de llegar a donde no se llega, de cubrir con su actuación una posible ausencia de iniciativa privada (y no al revés) ¿no le compete usar su poder sin abusos gobernando hombres libres y responsables, promoviendo y facilitando iniciativas solidarias que surjan entre ellos? ¿Por qué ese hurto al derecho de asociarse libremente a los ciudadanos que lo deseen, en beneficio ya de la protección a la subnormalidad, ya de la promoción de cada tipo de enseñanza determinado, ya del ofrecimiento de sostener de modo posiblemente eficaz tantos servicios públicos? ¿Por qué, en vez de invitar a esperar las cosas del Estado (bastante trabajo tiene) no se Pide a cada ciudadano que ejerza sus derechos y cumplí sus deberes públicos y privados? ¿Por qué no amparar su iniciativa, tantas veces solidarla con los demás? Si prosperase el marico legal socialista, ¿habremos de rendir culto a papá- el- Estado desechar a la opresora- llbertad- persohál- privada y pedir tímidamente permiso cada vez que deseemos asociarnos libreinente en algo iue. lejos de contrariar al bien de: todos, sirve realmente a su consecución? -José Julián ROJO MONTIJANO (Madrid) Actualización de impresos de contratos Señor director: Por mi doble profesión de abogado y agente de la Propiedad Inmobiliaria redacto frecuentemente contratos de arrendamiento, tanto de pisos como de locales comerciales, y siempre surge entre las partes el mismo comentario: ¿Por qué no se actualizan los impresos corespondieñtes? De los ahora existentes, prácticamente sólo se usan, si acaso, los de primera y segunda clase, y. normalmente, con reintegro complementario en pólizas. ¿Se conocen acaso hoy rentas de 83, 138, 277, 416, 555, 1.388 pesetas en pisos o en locales? Lo normal en pisos. -L ¡y qué pocos! -son de 4.000, 5.000, 10.000, 20.000 pesetas... y no digamos en locales: 40.000, 50.000 pesetas y así. La base para determinar el contrato aplicable es la renta de tres, años, y el impreso de primera clase, en las viviendas, llega a cubrir rentas de 8.300 pesetas mensuales, y en locales de negocios de 28.000 pesetas escasas. No queda espacio a veces, en el contrato, para adherir todas las pólizas necesarias.