Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL BUSTO FEMENINO Y LA GRAVEDAD U NA bonita modelo inglesa, llamada Denise Perry, acaba de asegurar sus senos en siete millones y pico de pesetas ante el riesgo que supone cualquier accidente o enfermedad. Yo no he visto, naturalmente, la anatomía que es objeto de este seguro, pero por muy bien que tenga esta muchacha colocados los pechos, que los tendrá, pues sólo tiene veintidós añitos, a mí me parecen muchos millones para el riesgo que corren, pues no parece parte muy expuesta a los accidentes laborales, aun siendo modelo. Y en cuanto al p e l i g r o de enfermedad... pues hombre, es bastante remoto y no sé h a s t a qué punto justifica el elevado coste del seguro en cuestión. Pero en fin, lia tiene sus razones ya que la pechuguita es muy importante para ejercer su profesión de modelo, que dentro del amplio, grupo de especialidades que abarca no sé la que será. Porque las modelos de alta costura, esas que pasan los vestidos de moda, sueien estar bastante planchadas y tienen poca cosa que asegurar; en cambio las publicitarias han de tener el busto en muy buen estado, sobre todo ias que anuncian sujetadores, pues se trata de que las clientes crean que esas maravillas pectorales que salen en los anuncios son obra de los sostenes, cuando es lo cierto que las muchachas han sido seleccionadas con g r a n esmero, hasta el punto de que sin sujetador alguno estarían probablemente m u c h o mejor. Como quiera que la lozanía del busto femenino es una cosa efímera y perecedera, yo comprendo que esta chiquita hubiese asegurado el trapío y b u e n a conservación de sus pechos, ya que ponerse blanduchos y venirse abajo es el peligro real que les acecha. Y Denise Perry, como otras muchas señoras, pagarían una buena póliza si alguien les garantizase un servicio eficaz de conservación. ¿No hay compañías que se dedican a mantener en buen estado las calefacciones, I o s ascensores y otras muchas cosas? Pues algo así convenía poner en marcha en beneficio de las mujeres y de nosotros mismos, pues un busto firme, agresivo y bien formado es una hermosura muy grande. Aun reconociendo las dificultades que han de presentacse, yo creo que Ja cosa es posible y buena prueba de ello es que abundan las señoras, con muchos años a cuestas, que se conservan muy requetebién. Yo he visto hace poco de cerca a la actriz italiana Sofía Loren y, a pesar de que confiesa cuarenta y cinco años, está de guapa y de rica que para qué les voy a contar; y I busto, de rechupete, c o m o hace veinte años o una cosa así. Y uno se pregunta necesariamente: si los pechos de estas mujeres estupendas, a base de cirugías, masajes, ungüentos o lo que sea, han podido sustraerse a la ley de la gravedad, ¿no podría aplicarse el mismo tratamiento a las demás ciudadanas? Porque, vamos, viviendo como vivimos en una democracia... Se han hecho muchas cosas en favor de la mujer: se han inventado cremas para que tengan la piel como la de un niño, se han estudiado dietas para que se mantenga en el peso que le dé ila gana, se han diseñado fajas y sujetadores de todas clases para que tenga la silueta de una gacela... Pero no se ha llegado a resolver el principal problema: el busto f e m e n i n o a pesar de todo, se desmorona en general demasiado pronto y los sostenes, por muy sofisticados que sean, no pueden remediar esta desgracia porque al llegar al momento de la verdad el maldito artilugio hay que quitárselo y aparece a ojos vistas la realidad. Y esto no debiera continuar así; hay que investigar mucho más a fondo en este terreno, porque si la ciencia de nuestro siglo no es capaz de resolver este problema en. plan masivo, aunque el hombre haya pisado la Luna, h a b r á fracasado en lo fundamental. Fernando AHUMADA BIOGRAFÍA. -Don Jesús Andrés Solís acaba de publicar una Vida de Ramón Pérez de Ayala escritor cuyo centenario se celebrará en el año que entra. NOMBRAMIENTO. -Con motivo de la celebración en toda Andalucía de la Semana de la Cocina Popular Andaluza organizada por unos grandes almacenes, don José María Pemán ha sido nombrado presidente de honor de este certamen. En la imagen, el ilustre escritor recibe una placa conmemorativa de manos de la marquesa de Poza y don Alfredo Moreno. ILAUSURA. -Recientemente se ha clausurado el ciclo conmelorativo del- centenario de Gabriel Miró. En este acto interviieron Teresa Barbero, Isabel Ibáñez y don Dámaso Alonso, ue evocó el artículo necrológico que publicó cuando, hallánose en Estados Unidos como profesor de Literatura, conoió la noticia de la muerte del ilustre escritor alicantino. PREMIO. -El doctor don Enrique (Rujas, profesor de Psiquiatría de la Universidad Complutense de Madrid, ha obtenido el Premio Conde de Cartagena, de la Real Academia de Medicina de Madrid, por su libro Aspectos de la depresión 21