Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. DOMINGO 2 BE SEPTIEMBRE DE 1979. PAG. Z ABC DIRECTOR: Guillermo LUCA DE TENA VICEPRESIDENTE DEL CONSEJO DE REDACCIÓN: Pedro de LORENZO SUBDIRECTORES Miguel TORRES GIL áel REAL Santiago ARBOS BALLESTE TELEFONOS. -Redacción v Talieres: 2251710 y 2753408. Administración: ¡255020. Apartado 43 Editor: PRENSA ESPAÑOLA, S. A Esto es una auténtica guerra, como recientemente ha declarado alguno de los dirigentes del separatismo vasco, y en ella utilizan cuanto la guerra permite, que realmente es todo. José Sainz, director general d ia Policía. T O sería ilógico esperar reacciones ¿Qué haría el Estado que consideramos ú de escándalo ante estas palabras. legítimo ante el asalto a su definitiva No todos pueden ver el problema fórmula para ia solución de? conflicto, conde la misma forma. Hay ojos expertos y diciosiado como está por sus ¡imitaciones ojos novicios. Los cíe don José Sainz pa- políticas y jurídicas? No sería demasiado recen ser los del experto. El fenómeno ilógico pensar que, dado que el Estado de la guerra no es por sí evidente; es legítimo, por razones que son obvias, no más, puede ¡legar a ser un fenómeno in- puede hacer una declaración formal de visible para muchos, de modo que, a ve- guerra a ETA, es decir, no puede adaptar ces, es preciso deciararia para que to- las circunstancias políticas y jurídicas a la dos sepan y sisntan que hay guerra. Sin necesidad de ¡ibrar esta guerra, quizá embargo, ía declaración no hace la gue- llegase a considerar que, ante ¡a destrucrra; la guerra preexisíe a la declaración. ción violenta de oferta para Por ío demás, para que e! ánimo de gue- pacífico a travéssudel Estatuto, un arregío no tenía rra posea a una sociedad no hace falta siquiera su deciaración por parte de ¡os más remedio que acudir a procedimiendos contendientes; sobra cois que uno de tos que, lejos de ser antijurídicos y antipoellos lo haga; en si País Vasco existe líticos, se hallarían más aííá de! ordenauna deciaración uoilateraS de guerra, la miento jurídico y poiíiico dados, que, como de la ETA; la no declaración de guerra toda obra política, es meramente continpor parte de! otro contendiente ni su- gente; es decir, podría sec cosa de emplear métodos metajurídicos y metapoüíiprime ni oculta ia guerra. cos. Que ia guerra produce fenómenos de visión disparejos queda bien expresado Creo que está en la memoria subconspor CJausewitz cuando ¡a compara con un ciente o consciente de todos que situacio verdadero camaíeón porque en cada nes de guerra subversiva cerno la que pacaso concreto cambia en algo su carác- decemos han sido resueltas en otros Ester La guerra no es más que un medio, tados sin que sufran las raíces de la legiun ¡nsirumaetto; es un arma más esi la timidad, y sin que se asteraram apenas ios panoplia política. Como dice este autor, esquemas políticos y jurídicos; empleando ce! medio no puede ser nunca consideramétodos metapoüUcos y meiajurí d i c o s do separadamente del objetivo y no pero en defensa estricta de la legitimidad, poco ambicioso objetivo político es defundante de toda legalidad. No creo que clarar en el País Vasco una Euzkadi ina otra cosa se refiriera recientemente don dependiente, y encima implantar en ella Ramón Rubial cuando decía que a la ETA un régimen social- comunisla. se la podría eliminar con! os mismos pro ¿Cuál es e! carácter específico de esta cedimientos que empleó De Gauüe con n guerra que José Sainz ve e e! País la OAS, ios cuales son, por cierto, pareVasco? Es una guerra para conseguir la cidos a ios que emplea ETA contra el alianza de la población; está alianza la pueblo español. ha conseguido ETA hasta ¡imites escandalosos; hasta el punto de que le ha sido En resumen: reconocer una situación posible revestirse de los atributos de un de guerra no supone! a necesidad de deEstado, siquiera en embrión: recaudación clararla, es decir, no requiere alterar el de impuestos, administración de justiordenamiento jurídico y político; supone cia planificación político- militar, control solamente admitir que dos fuerzas que político- policiaco de sus enemigos inteproclaman su legitimidad de modo mutuariores exclusión de la soberanía del es- mente exduyente se hallan enfrentadas. fado enemigo en esferas crecientes de la Igualmente se puede reconocer en la acactividad pública, etc. tuación del rebelde unas notas que, desde No se puede ignorar que las expecta- su planteamiento, no son umversalmente ilegales y antijurídicas, puesto que se detivas creadas por ei Estatuto de autonomía han suspendido de momento la ava- rivan de su propia noción de legitimidad (subjetiva pero profunda y enraizada en lancha masiva de adhesiones vascas a la capas de conciencia popular) este recocausa de ETA. Veremos si el Estatuto esnocimiento ofrece doble ventaja: i) pertabiliza la situación y permite la resolumite reconducir el conflicto a vías polítición del conflicto en términos políticos o cas de solución, si se presenta la ocasión si, por el contrario, presenta brechas que propicia; 2) permite afrontar la guerra en pueden ser explotadas por ETA. En todo caso, el embrión de estado rebelde está términos de igualdad, es decir, aprovechando por igual ambos contendientes la ahí. armado y en guardia, más peligroso naturaleza camaleonesca de aquélla, cequizá que hasta ahora, por la crispación sando de tratarla como un problema de que sufre ante la suspensión de las adhesiones, y sin duda preparándose para una tipo legal, como si fuera, por ejemplo, fase más evolucionada de su lucha, a la un caso de orden púbiieo o de lucha luz de! as nuevas circunstancias políticas. contra el terrorismo tratamientos ambos que la ETA ha resistido. Porque, siguiendo una vez más al filósofo de la guerra, el primer acto de discernimiento, el mayor y más decisivo que ejecutan un estadista y un jefe militar, es ef de establecer correctamente le otase de guerra que están librando y no tomaría o hacer de ella algo diferente de lo que permita la naturaleza de las circunstancias. -Antonio SANCHEZGUON. El! RA ha querido marcar con un jalón sangriento ei- décimo aniversario de ios enfrentamientos entre católicos y protestantes en ei Uister. Este lunes negro que ha costado ia vida a Lord Mountbatten, a tres de los suyos y a dieciocho soldados británicos, va. a menoscabar sin duda- el apoyo exterior que- hasta ahora había recibido ¡a organización extremista. Los terroristas, como Siempre, ponen en práctica métodos que Invalidan automáticamente ia causa que dicen defender, pero a cambio obtienen una publicidad que favorece sus objetivos de internacionalizar el conflicto. El zarpazo del ÍRA se produce después de un año de relativa calma y cuando tanto la actitud del- Gobierno de Londres como. la oferta de mediación norteamericana, la proyectada visita del Papa propiciaban, por primera vez en toda una década, el logro de un modus vivendi entre las dos comunidades religiosas. Ei IRA no podía aceptar que esa fórmula de pacificación del Uister se lograse sobre ia base de una continuación de la tutela británica y no de una partición del territorio. Con esta inesperada escalada de violencia e! IRA quiere recordar, una vez más, que el Uister no es, según su lógica, un problema interno de Gran Bretaña, sino un conflicto internacional. Los terroristas de Irlanda del Norte (aún está por ver la reacción de las organizaciones protestantes) parecen dispuestos a alejar cualquier intento de soJución que no se adapte exacta y exclusivamente a sus peticiones. Esta amarga reflexión la hemos hecho en otras ocasiones, a propósito del terrorismo, en nuestro propio país. La ETA ha descargado con mucha más irracionalidad su Violencia, incluso contra la población civil, precisamente en vísperas de que la autonomía vasca entrase en vías de consagración jurídica y de refrendo pr puiar. Los activistas del IRA, como ¡os de! a ETA, parecen habituados a un clima de guerra. Serían incapaces, incluso psicológicamente, de salir de ese clima aun en el caso dé que se Realizasen todas sus peticiones. La violencia hace en ambos casos de catarsis para la frustración de quienes para hacerse oír tienen que organizar un carnaval de muerte. La guerra de los terroristas continuará y los periódicos volveremos a hacer comentarios como éste que les darán un poco de publicidad, triste rapiña obtenida después de cada asesinato. VENIA PISOS CALIDAD Precios y eoondieíosies de pago excepcionales. 2 y 3 dormitorios, zona ajardinada y próxima parques públicos. Avenida Toreros, 26