Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. VIERNES, 13 D E J U L I O BE 1 3 2 9 PAG. 41 SUCESOS TODA ZARAGOZA SE VOLCO PARA SOFOCAR EL INCENDIO EL PAMCO Y LA ASFIXIA INFLUYERON EN LA TRAGEDIA La combustión de moquetas y material plástico hizo muy pronto totalmente irrespirable la atmósfera Zaragoza, 12. (Crónica de nuestro corresponsal, por teléfono. Más de ochenta muertos y un centenar de heridos es el terrible y dramático balance, aunque todavía provisional, del más grave siniestro acaecido en Zaragoza en las últimas décadas. Alrededor de las ocho y cuarto de la mañana se declaró un voraz incendio en ei céntrico hotel Corona de Aragón y en pocos minutos se apoderó el fuego de todo el edificio. Dada la rapidez con. que se desarrollaron los hechos, apenas hubo tiempo de avisar a! personal y proceder a la evacuación. El fuego ascendió en seguida hasta los tario y después llegaron miembros del pisos altos, incluida la terraza, haciendo Ejército e incluso varias fuerzas de la cundir el pánico entre los clientes y el per- base aérea- americana. Entre todos ellos sonal de servicio, hasta el extremo de que lograron salvar a muchos cuentes del houn total de once personas, se arrojaron al tel. vacío desde distintas ventanas y balcones. Por la parte posterior del edificio tamLas causas del incendio siguen todavía bién se producían escenas de terror. Seis confusas, aunque testigos presenciales afirpersonas se arrojaron, al patio, dejando man que escucharon dos explosiones sigrandes charcos de sangre. Las sirenas de multáneas: una de ellas en la cafetería las ambulancias lanzaban sus alaridos por y otra en la recepción. Pero la versión setoda la ciudad y varios helicópteros de la guramente más aproximada a la realidad base americana y uno de Tráfico estaban es que el incendio se inició en la freiduen constante servicio y fueron los que llería de la cafetería del hotel y que de allí varon a cabo. escenas de salvamento realse expandió en cuestión de pocos segundos mente impresionantes. por los tubos de refrigeración, calefacción LOS BOMBEROS. -Los bomberos utiliy por la chimenea a las distintas depenzaron escaleras Magirus y varias manuadencias del edificio. les para enlazar las distintas plantas enEL HOTEL, A TOPE. -E hotel se hatre sí y proceder al salvamento. Una mullaba prácticamente completo, con un tojer muerta, según todos los indicios, saca- tal de 230 huéspedes en, sus 190 habitaba la. mano por entre las rejas de una de ciones. Entre éstos se hallaban doña Carlas terrazas del hotel- se veían cuerpos men Polo, viuda de Franco, a la que acomexánimes en otras muchas terrazas y los pañaban sus hijos, los marqueses de Vibomberos, haciendo esfuerzos realmente lla- verde, y dos de los hijos de éstos, Aránheroicos, pudieron rescatar a distintas víczazu y Jaime. También se encontraban el timas utilizando, además- de sus propias general Vigón y su esposa; don Adolfo escaleras, varias grúas de las compañías Queipo de Llano, que luego se contaría Bado y El Portillo, que desempeñaron un entre los fallecidos; el actor de teatro y papel importante en el rescate de las víctefe visión Javier de Campos, que pudo sal- timas. var la vida al ser rescatado por los bomA las nueve veinticinco llegaron beros; el futbolista Badiola, que es un n u e- cópteros de las Fuerzas Aéreas de losheliEsvo fichaje del Real Zaragoza, y otras perlos trabasonas conocidas. La estancia de la viuda tados Unidos para colaborar en rescatar a. jos de salvamento y lograron de Franco en nuestra ciudad se debía a varias personas, que habían que en la mañana de hoy se celebraba en la parte más alta delsehotel, en situado en la terraza la Academia General Militar la entrega junto a: la piscina. de despachos a los nuevos alféreces entre LLEGABAN MUERTOS. -En el Hospilos que se encontraba uno de sus nietos. halla muy cerca El pánico y la asfixia por humo sem- tal Provincial, que se tope los servicios del hotel, funcionaron de braron la muerte en el hotel y fueron la oxigenoteraipia; allí ase encontraban numeprincipal causa de que, se registrara tan rosos elevado número de víctimas. El humo en la médicos y personal sanitario, que, mayoi ía de los Casos, no pudieron denso y espeso hacía la atmósfera irreshacer otra cosa más- que certificar la pirable, La combustión de moquetas y muerte de. cuantos pacientes les llegaban, -material plástico contribuyó a acelerar el casi todos ellos por asfixia proceso, de asfixia, Las llamas llegaron El marqués de Villaverde, según inforpronto hasta la terraza del edificio cirmaron- en este hospital, llegó allí por su cunstancia ésta que aterrorizó todavía más Pie y en calzoncillos; permaneció en el essi cabe a los clientes y al personal del hotel, ESCENAS DE TERROR, -Poco antes de las nueve de la mañana se sucedieron esEL HOTEL, ASEGURADO EM cenas de terror y de muerte, Varias personas, como antes hemos indicado, se arroSEISCIENTOS MILLONES jaron a la calle, entre ellas un hombre, euyo cuerpo fue a rebotar contra un coEl hotel Corona de Aragón estaba che; una niña de ocho años, que fue lanasegurado en 600 millones de pesetas, zada por sus padres para que la recogiesegún han informado a Comtelsa ran los bomberos, pero que por desgracia fuentes de la Mutualidad de Seguros no cayó en lo que se había previsto a la de Empresarios de Espectáculos. altura de la calle y que sufre gravísimas AI parecer, la póliza suscrita en heridas, Otras personas también, se alococseguro tenía como compañía jaron desde los distintos pisos presas del abridora, a. Caser, ttne llevaba, una pánico. En los primeros momentos todo participación del 32 por 100, seguida era confusión y desconcierto. Actuaron los por Mudespa, con un 30. Bomberos, la Policía Nacional, la Policía Municipal, la Cruz Roja, el personal sani- EL REY SE INTERESO POR LA TRAGEDIA EN VARIAS OCASIONES El Rey Don Juan Carlos se ha interesado directamente, en repetidas ocasiones, par las circunstancias y el desarollo del grave accidente registrado esta mañana en el hotel Corona de Aragón, de Zaragoza, según ha sabido Efe. Don Juan Carlos, a través del Go- bierno Civil de Zaragoza, ha permanecido constantemente informado sobre los diferentes detalles que se han ido conociendo paulatinamente, y ha expresado su pesar por las víctimas habidas en tan trágico accidente, con el siguiente telegrama: El jefe de Casa de Su Majestad el Rey: SS. MM. los Beyes me encargan expresar su más sentido pésame por la terrible tragedia ocurrida con motivo del incendio del Corona de Aragón, pidiendo lo transmita a los familiares de las víctimas y deseando pronta recuperación de los heridos. tablecimiento sanitario muy poco tiempo y pasó reunirse con su familia. La señora de Meirás, que fue rescatada por los bomberos del piso número tres del hotel, quedó ingresada en el Hospétal Clínico, presa de una crisis nerviosa. No obstante, pocas horas después, la viuda de Franco y sus familiares iniciaron viaje con destino a Madrid. A las diez treinta, aproximadamente, los bomberos rescataron al general Vigón, pero su esposa, presa del pánico, según parece, se lanzó al vacío. ASISTENCIA EFICAZ. -L o s servicios asistenciales se organizaron rápidamente y colaboraron con eficacia El Hospital Provincial fue el centro que acogió a mayor número de víctimas. A las once áe la mañana, los muertos contados eran ya 26, pero después, por desgracia, según las últimas estimaciones, han llegado a 71. Entre los muertos se encontraban Carmen Palíamelo, de cuarenta años, soltera, que trabajaba en el hotel como camarera, y Rosa María Izquierdo, de unos veinticinco años, casada y con dos hijos, empicada en la oficina de control del establecimiento. La primera murió al arrojarse por una ventana y ¡a segunda por asfixia. El jugador del Real Zaragoza recientemente fichado, Badiola, saltó por la ventana también, pero desde la primera planta, y quedó internado en el Hospital Provincial con heridas de diversa consideración en la. cabeza. Asimismo, el vicepresidente del Club Alavés de Vitoria, del que procedía el citado jugador, padece quemaduras graves. SOFOCADO EL INCENDIO. -Miles de zaragozanos siguieron los trabajos de salvamento visiblemente conmovidos, A las doce de la mañana, las llamas seguían en el interior del edificio, pero con escasa intensidad y poco después, aproximadamente a las dos, treinta, quedaba prácticamente sofocado el incendio. El edificio ha quedado prácticamente destruido aunque sigan en pie las paredes maestras, pero la inmensidad de la tragedia queda reflejada en el número de muertos. Según las afirmaciones del alcalde de la ciudad, Zaragoza necesita nuevas ordenanzas municipales contra incendios, en las que estén previstas la obligatoriedad de colocar escaleras contra incendios en todos los edificios altos. En el caso que nos ocupa, el hotel Corona de Aragón disponía de dos jescaleras de este tipo, pero situadas en su parte trasera, de forma que en la. fachada no haMrfa ninguna salida para los clientes, lo que ha agravado farem e n d íñ e n t e el siniestro. -Mariano BANZO