Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES, 13 DE JULIO DE 1979. PAG. 48. TEMÍAN QUE CAYERA SOBRE ESTADOS UNIDOS VARIAS HORAS DE ALARMA ENTRE LA POBLACIÓN NORTEAMERICANA Washington, 11. (Efe. El laboratorio espacial norteamericano Skylab el mayor ingenio puesto en órbita por el hombre, regresó hoy a la Tierra de manera accidentada e incontrolada, pero sin causar peligro para la Humanidad. La mayoría de íes pedazos del laboratorio, en particular los más pesados- -de cerca de 3.500 kilos- cayeron al océano Indico, al oeste de las costas australianas. Dos horas después de la caída, que comenzó a las 18,07 hora española, el Jefe de control espacial- de la NASA, Richard Smith, declaró: Todos los pedazos del Skylab han caído. Todas las indicaciones que tenemos así lo señalan. No se ha registrado herido ni da? o alguno. La NASA recibió informaciones proce- que varios pilotos de aviones comerciales comunicaron haber visto fragmentos que dentes de Australia en las que se indicaba que residentes de l ¡is zonas de Perth, Es- venían del océano a tierra firme No obsperance y Albany habían visto fragmentos tante, la NASA afirmó textualmente que caer. del cielo. Según estas observaciones, todos los restos del Skylab habían caído de 20 a 50 pedazos del Skylab habrían al mar. caído cerca del aeropuerto de Kalgoorlie, La última órbita de la nave, que ha manen una zona desértica. en vilo a la Un portavoz del aeropuerto de Perth dijo tenido estos últimos díasdando vueltasHumanidad tras seis años por nuestro planeta, terminó al oeste de Angola, cuando a las 16,07 gnit (18,07 hora española) empezó a deshacerse a unos 110 kilómetros de altitud. Una estación de seguimiento espacial, situada en la isla de Ascensión, en el Atlántico sur, captó la primera muestra de la La salo de Prensa de lo NASA en muerte del laboratorio espacial. A esa hora exactamente el Skylab perWashington fue hervidero de miles de dió sus paneles solares que, envueltos en periodistas de todo el mundo fuego comenzaron a descender sobre el Washington, 11. (Efe. T í m i d o s mar. aplausos y un murmullo como de final ULTIMA ÓRBITA. -El Skylab trazó feliz sé oyó hoy en la sala de Prensa de los cuarteles generales de la NASA. su última órbita sobre el Pacifico norte, en Washington, cuando llegó la noticia la franja noroccidental de los Estados Unila sur meridional de Canadá de que el Skylab había caído en el dos, nortezona Montreal y Ottawa) y el es (al de océano Indico. tado de Maíne. A las 12,07, horario de la costa Este La agencia espacial norteamericana, que norteamericana, una voz anónima informó desde Houston que el punto exacto perdió el control de Skylab hace varios de la caída del laboratorio espacial que- meses, pudo, sin embargo, maniobrar a daba situado ai 49,87 grados Sur y 105,97 última hora para que el artefacto retragrados Este, a unos 1.200 kilómetros de sara su caída sobre la Tierra. la esquina suroccidental del Continente A primera hora de esta mañana, cuanAustraliano. do parecía que el laboratorio espacial iba No corrió el champaña, ni hubo gritos de a precipitarse sobre América del Norte, la agencia espacial júbilo, ni sensación alguna de triunfo. Tan ñales para que estadounidense envió sela girase sólo una especie de suspiro- de alivio de misma y prolongase nave su vuelo, sobre sí así evitanlos representantes de medios informatido su caída sobre el Continente. vos de aquellos países situados en la diana sobre la que el Skylab podía hacer punMANIOBRA ACERTADA La maniobra tería. Luego, con las primeras noticias de que realizada a las diez veinte hora española se consideró necesaria a última hora del numerosos pedazos suyos coloreados de rojo y de azul celeste habían sido obser- martes, cuando los técnicos de la NASA calcularon que el Skylab iba a caer mevados visualmente en diferentes puntos de dia hora antes de lo previsto. Australia, la confusión y la incertidumbre volvieron a presentarse en el cuartel geneEsa alteración de rumbo, realizada con ral de la NASA. Para entonces, sin embar- absoluto éxito a través, de la base de sego, la misión de la agencia espacial norguimiento espacial que la NASA tiene en teamericana había concluido. Los mapas Fresnedilla, en las cercanías de Madrid, que Inundaban la sala de Prensa empeza- evitó que la nace alcanzara una zona muy zan a retirarse, el personal de las oficinas poblada de Norteamérica. regresaba a su trabajo rutinario y el cartel En ese caso, algunos de los pedazos de que en una de las paredes decía: Skylab: metal incandescente podrían haber desbienvenido a casa había desaparecido. cendido, como proyeetiles, sobre la zona RESTOS VISIBLES. -Teléfonos ocupa- norteamericana de los Grandes Lagos. dos, cámaras de televisión funcionando, noMillones de norteamericanos y canadienticias en directo a todos los lugares del ses siguieron con aprehensión, la última mundo y funcionarios de la NASA con peórbita del Skylab que recorrió esta magatánas adhesivas del Voyager 2 y del ñana (hora local) la frontera entre los aerotaxi espacial eran el paisaje de las ins- dos países, perdiendo altura constantetalaciones de la NASA en Washington. mente. Un portavoz de la agencia comunicó ofiA las 16,00 gmt (18,00 hora española) cialmente que en las ciudades australianas el Skylab titubeante, pero. aún en órbita, de Perth, Esperance, Albany y Kalgoolie abandonó los cielos de los Estados Unidos habían sido visibles centre 20 y 50 trozos de por su costa noreste y comenzó á recorrer Skylab y que un piloto de la compañía el océano Atlántico, de norte a sur. aérea Qantas fue testigo de cómo una parCUATRO MIL KILÓMETROS. -Media íe deriaboratorio espacial cruzaba el cielo. después del A las 22. hora española, el Gobierno aus- horaenviado al la vida hace Skylab -que fue espacio traliano no ha confirmado todavía oficial- estudiar el Sol- -llegó a suseis años, para fin, mientras mente que fragmento alguno de la aero- motores, radios, alas y paneles solares iban nave haya eaído en su territorio, ni ha cayendo por un reguero de 4.000 kilómehablado de la existencia de víctimas. Vi cuairo luces brillantes, que se ccnviriíeron en una lluvia de meteoritos; después, se oyó un fuerte estallido, como un trueno dijo un meteorólogo australiano, testigo de la caída tros, a lo largo del sur del Atlántico y de oeste a este sobre el océano Indico. En el centro meteorológico de Esperance, en Australia, el m e t e o r ó l o g o Vic dijo a la agencia Reuter que estaba pendiente, y cuando salí a ver si había algo vi cuatro luces brillantes que poco después se convirtieron en una especie de lluvia- de meteoritos Jamás vi nada parecido. Después se oyó un fuerte estallido, como un trueno gigante dijo La caída del Skylab hizo en los últimos días que la Humanidad contuviera la respiración y provocó diversas reacciones, comprendidas entre la hilaridad y la muerte por infarto. El último ejemplo es la advertencia de un profesor germano- occidental a los temerosos de que les cayera algún trozo en la cabeza. Refugíense tras la fachada este de cualquier edificio les dijo Heinz Kaminski; tras haber constatado que la dirección del Skylab era oeste- este. Este organismo oficial mantuvo en todo momento un corredor de 200 kilómetros alrededor del moribundo Skylab sin permitir la entrada de ningún avión a. ese espacio aéreo. Los daños que hubieran podido causar los fragmentos del ingenio espacial estaban, no obstante, cubiertos por un Tratado internacional que muchos países hubieran deseado firmar en estos últimos días. Cuando en 1970 Estados Unidos propuso la redacción de un Tratado internacional sobre responsabilidad por los daños causados por objetos espaciales, pocos países prestaron atención. Nueve años después, cuando el laboratorio espacial Skylab estaba a punto de caer sobre la Tierra, muchos países lamentaron no haber ratificado el Tratado, que se firmó en 1972. y algunos, como India, se apresuraron a hacerlo. EN MADRID TÍMIDOS APLAUSOS TRAS LA CAÍDA DEL SKYLAB QUISO LANZARSE AL VACIO POR MIEDO AL SKYLAB La mujer gritaba ¡Quiero matarme antes de que me caiga ese monstruo encima! Victoria López Ibarra, de cincuenta y seis años, intentó arrojarse al vacío desde la ventana de su domicilio madrileño, en un tercer piso ubicado en el número 29 de la calle de la Princesa, ante el temor de gue le cayera encima el Skylab informaron fuentes del Cuerpo de Bomberos. El suceso ocurrió a última hora de la mañana de ayer. Según señalaron algunos testigos presenciales, la mujer profería- grritos tales c o m o ¡Quiero matarme antes de que me caiga ese monstruo encima! Un vehículo del Cuerpo de Bomberos logró rescatar a la suicida en potencia, tras lo cual se hizo cargo de ella la Policía Nacional. Al parecer, Victoria López Ibarra tiene perturbadas sus facultades mentales.