Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. D O M I N G O 10 DE J U N I O DE 1979. PAG. 6. (Crónica L semana I LAS CIEN CARAS DE ETA OS datas suministrados anteayer por e! secretario de Estado para la Información en una rueda de Prensa rica en contenido y ejemplarmente conducida, permiten reconslruir con cierta exactitud io ocurrido e pasado domingo en Tudeia. Tanto en S lo que se refiere a la actitud provocativa de los manifestantes como a las circunstancias específicas de! lance en el que perdió ia vida la joven venezolana Gladys del Estal, la documentación que obra ya en pode ds Ministerio Fiscal y el informe del forense avalan, punto por punto, la versión policial, tan escépticamente acogida por la mayoría de las fuerzas políticas y algunos órganos de opinión. Má 3 que una marcha antinuclear, aquello era una rancia función de circo de bercera. Junto al número bufo de los carnés de identidad en la boca y los latigazos simulados, el más dramático del soldado eneapuchado, amenazando a esos generalillos con un movimiento de sedición en toda regla. Y dirigiendo la mise en scene al frente de la troupe de invasores- -el número de navarros era pequeño, el de tudelanos mínimo- el diputado de Herri Batasuna Pedro Solabarría, sacerdote especializado en el magisterio de la agresión y del insulto. Nada irreparable habría sucedido a pesar de todo si no se hubiera intensificado deliberadamente la presión sobre la Fuerza Pública. Aunque resulta tranquilizador que existan pruebas demostrativas de cómo el disparo del subíusil del cabo primero fue fortuito, accidental y sólo deseado por sus agresores, y de cómo la víctima no había sido sometida a violencia previa alguna. en mi opinión se trata de una dimensión secundaria del asunto. Lo sustantivo es la rapidez con que empezaron a aparecer crespones negros en el lugar de los hechos, la eficacia con que el tam- tam abertzale transmitió la noticia á todos los confines de las cuatro provincias sobre las que aretende influir, la habilidad con que los ciudadanos de a pie fueron en seguida intoxicados con una versión distorsionada leí episodio. tonomía plagado de preceptos anticonstitucionales- y cuya simple formulación contribuiría a acentuar las contradicciones internas del sistema Antes de insistir en esta idea ya analizada hace un par de semanas en relación con las Fuerzas Armadas me gustaría dejar claro el carácter armónico del funcionamiento del conglomerado ETA Existe una unidad de mando y una coordinación de funciones. No sería difícil reunir pruebas al respecto, pero ni siquiera resultan necesarias, siendo tac abrumador el peso de las evidencias. Piénsese, por ejemplo, en la estricta tregua- -respetada incluso por los comandos autónomos- -que rodeó el proceso electoral. Analícese también la clara distribución de papeles en los acontecimientos de esta semana, e incluso su cadencia temporal: el domingo tenía lugar la provocación y el incidente; el lunes los partidos y centrales lanzaron sus consignas; el martes los periódicos las difundieron y los piquetes Jas hicieron respetar, poniendo literalmente boca abajo las tres SOLO A DEMOSTRAR QUE ESO provincias vascas y Navarra; el miércoles CINCO NIVELES EN EL CONGLONO SIRVE PARA NADA la normalidad volvía a las calles y un coMERADO ETA mando de los en vez de disparar a la La cúpula de todo este entramado- -en cabeza disparanque las piernas secuestraba a Todo ello yiene a demostrar la existen- el que habría que incluir también no a la al delegado de Industria a modo de recorcia de una sólida infraestructura, perfecta- Iglesia pero sí a parte del clero vasco, no datorio, del estribillo antinuclear; el juemente ineardinada en el tejido social, al a las ikastolas pero sí a muchos maes- ves, por último, era servicio de la izquierda revolucionaria vas- tros- -estaría constituida por la Asamblea comandante Várela, asesinado en Tolosa- el consumándose de esta ca, o lo que es lo mismo al servicio de la Popular Vasca propugnada por Herri Bata- manera, con ortodoxia ETA. La historia de esta organización no suna tras las elecciones generales. Esta accióti- represión- acción. de manual, el ciclo así. hasta la es sino la historia de la búsqueda de fórmu- Euzkadiko Batzarra supondría la institu- próxima como bien ha Ytitulado un brilas estratégicas adecuadas para combinar cionalización de un cotitrapoder abertzale llante compañero uno de sus recientes cola lucha armada con la acción de masas. y daría paso con toda seguridad a una mentarios. El arraigado rechazo del régimen anterior, inmediata declaración unilateral de indelatente en el ánimo de buena parte de la pendencia. población vascongada, simplificó muchísiEl hecho de y al- QUE EL ESTADO SEA CADA VEZ mo las cosas durante la primera fase de la gunas fuerzas que Euzkadiko Ezkerra polien la los MAS DÉBIL transición. Estar con la ETA significaba milis no apoyen esta órbita de e insistan iniciativa entonces estar contra los cuarenta añcs en cambio en la vía estatutaria, no debe ¿Qué fines persigue el conglomerado que quedaban atrás. Fue la época de las inducir a pensar que existe falta de coor- ETA La respuesta es de catón: instaurar grandes movilizaciones en favor de la am- dinación en el conglomerado ETA ni en lo nistía, fácilmente capital? ISKS ñor los te- cho menos discrepancias de fondo. La mu- blica que llaman Euzkadi Sur una repúpomarxista- lenínista independiente. rroristas. nencia política presentada ante la II Asam- ¿Qué medios emplea para ello? La difuLa legalización de los partidos y centra- blea Nacional de EIA contiene un par de sión de sus ideas en la comunidad v as a les sindicales y la profundización demo- frases reveladoras del verdadero ánimo y la potenciación de las contradicciones crática del proceso político fueron intro- con que algunas personas defienden en internas del Estado español. Esta expreduciendo, sin embargo, matices cualitativos estos momentos el proyecto de Guernica: sión, formulada ya con anterioridad a nien e 3 cuadro de prioridades y preferencias Iríamos al Consejo General Vasco sólo a vel teórico, por algunos de los doctrinarios del pueblo vasco. Los terroristas corrían el demostrar que eso no sirve para nada. Iría- de la organización, cobra por primera vez grave riesgo de que el apoyo popular se mos a los Ayuntamientos a demostrar a las especial virtualidad cuando a raíz del sefuera diluyendo paulatinamente hasta en- masas que no son sino antros dónde se ad- cuestro de Felipe Huarte, la familia de éste contrarse con una comunidad que si bien ministran los bienes de la burguesía. y el periodista Emilio Romero quedan púsimpatizara con algunos de sus fines, dejaQue nadie se haga, desde luego, ilusio- blicamente enfrentados, E sus análisis ra de ser beligerante a su favor y de actuar nes en el sentido dé que la 1 presencia del intei- nos los- hombres de ETA consideran en todo momento como caja de resonancia conglomerado ETA en las- instituciones acertadamente que cuanto más plural, libre de sus hazañas democráticas pueda desembocar en un dó- y abierta sea la sociedad española, más poLa percepción de esa hipótesis empuja cil aggiornamiento y en el- subsiguiente sibilidades habrá. de debilitarla mediante a la ETA a seguir el camino trazado desde adiós a las armas. Hace tiempo que en las la colocación de cargas de profundidad en hace años por algunos de sus teóricos publicaciones internas de la organización lugares estratégicos cuyo principal efecto- -Pertur, el último de ellos- -y a utilizar ha quedado acuñada la expresión refor- destructor sio será directo, sino indirecto. todos los resortes de la legalidad para ir mas no reformistas como definición de Los más eficaces agentes de ETA no son, conquistando cotas de contrapoder polí- lo que se persigue ai utilizar, loé: cauces le- hoy por hoy, sus comandos armados, sino tico Hoy por hoy, más que la ETA. lo gales. Reformas no reformistas serían aquellas personas y órganos que predican que existe y actúa en el País Vasco es algo acuellas que irían mucho más lejos de lo el credo de la involución y arrastran tfue podríamos denominar como el conglo- asimilable por el cuerpo social y por el una porción de españoles por ei camino merado ETA Se trata de un poliedro de Estado- -por ejemplo, un. estatuto de au- de la diecrepaíicia con el proceso demoerá- cien cara. que canveneioíiaímeiite podrían agruparse en cinco categorías fundamentales. En primer lugar están, naturalmente, los grupos terroristas en sentido estricto que básicamente serían los comando ds ETA militar, los de ETA político- militar y ios autónomos. Nos encontramos luego con los partidos y coaliciones: es el caso de Euzkadiko Ezkerra. construida en torno a EIA, y de Herri Batasuna, que tiene sus principales pilares en HASI y LAIA. Un tercer grupo sería el de las centrales sindicales, y basta recordar al respecto cómo el pasado 1 de mayo los hombres de LAB consigui 3 ron manipular al servicio de los fines de ETA muchas de las manifestaciones supuestamente unitarias. El cuarto bloque es el que agruparía, cuando menos a efectos explicativos, a una serie de medios de comunicación que claramente comulgan con el separatismo revolucionario. Se trata de órganos como el periódico Egin la revista Punto y Hora de Euzkalherría la agencia Euzkadi Press o la editorial Hórdag- o. Queda, por último, un quinto grupo de naturaleza más evanescente en el que se integrarían lo que podríamos denominar movimientos de movilización ciudadana ése fue el caso de las famosas gestoras pro amnistía, también en cierto modo del llamado grupo de alcaldes de Versara y desde luego ahora de les comités antinucleares.