Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO, 21 DE ABRIL DE 1979. PAG. 35. PRESENTADO POR FRANCISCO UMBRAL VIDA CULTURAL EN ACTO ORGANIZADO POR LA ACADEMIA CONQUENSE DE LETRAS NUEVO LIBRO DE IAN GIBSON SOBRE LA MUERTE DE LORCA A los ocho años fífé haberse publicado en Ruedo Ibéricft la obra de ían Gibson, Granada en 1936 y el asesina to de Federico García, Lorca -que le valió a su autor en t 97 Z el premio in ternaeional de Prensa en Niza- Grijalbo ha lanzado urta nueva edición presentada en la libr ería Antonio Machado. V Este nuevo trabajo de Gibson ofrece imp o i tantes novedades con respecto al publicado en Ruedo Ibérico -no autorizado. pero que circuló con gran profusión en EspáSa- El nuevo libro aporta el testimonio de importantes testigos relacionados con la muerte de Lorca y con los dramáticos días de la represión en Granada; e n t r e ellos; una entrevista con la persona que García Lorca ocupaba el Gobiertio Civil de Granada, en el período inmediatamente: anterior al alzamiento, y otra con el enterrador del poe- ta. También sé incorpora al trabajo una larga conversación con Luis Rosales, de cuya casa en Granada sacaron a Lorca unos hombres de Acción Popular. Paara Gibson, la novedad esencial del libro está en la demostración de que, aunque García Lorca no militaba en ningún partido, era un hombre de izquierdas que dio su voto al Frente Popular y, por lo tanto, las afirmaciones de su apoliticismo no pueden ser tan rotundas. El interés de Gibson por el poeta granadino surgió antes de la muerte del poeta, ya que desde muy joven entró en contactó con la poesía de Lorca y ee propuso, siendo estudiante de español en Dublín, hacer una tesis sobreseí poeta. Al lie- gar a Granada, en 1965, y hablar con quienes conocieron al poeta, decidió realizar una investigación histórica que no se limitaba sólo a la muerte del poeta, sino también a la situación de la Granada de aquella época. En la multitudinaria presentación del libro, que corrió a cargo do: ítancisco Umbral, que tuvo que abandonar a tribuna para situarse en un pasillo con el fin de que todos los asistentes qué abarrotaban te, librería le oyeran, habló, en primer lugar. Xavier Folch, director de la colección Crítica de Grijalbo, editora de la obra. A continuación, Umbral leyó unas poéticas cuartillas. en las que, figuradamente, hablaba con Lorca sobre este libro, en él que se narra y desvela su muerte. Con respecto al autor, tras calificarle de duro, exigente, irlandés afirmó que había realizado esta obra dejando a un. lado la eru- dición para conocer directamente las verdades, incluso escondiéndose micrófonos en el puro. Resumió el libro como un puntual vía crucis de la muerte de Federico Gibson respondió también leyendo unas cuartillas de gratitud. Explicó cómo, a través de un estudio publicado por Umbral, en 1968, se puso en contacto con él, y manifestó que su libro no se limita al asesinato de Lorca como hecho aislado, sino que se coloca en el contexto general de la represión en Granada. Finalmente agradeció la presencia de algunos de los testigos, cuyas revelaciones habían hecho posible la obra, y afirmó que la acogida que se le dispensaba premiaba estos doce arduos años de trabajo que habla dedicado a esta obra. -Pilar TRENAS. i APERTURA DEL AÑO MANRIQUEÑO EN EL ATENEO DE MADRID Florencio Martínez Ruiz pronunció la conferencia inaugural sobre Jorge Manrique: llanto por un caballero Madrid. (De nuestra Redacción. Al aire patético de sus famosas coplas y en la serena vos del poeta valentino Juan José Cuadros, el genio y la figura de Jorge Manrique, habitaron entre nosotros, en el ámbito del salón de actos del Ateneo de Madrid, con motivo de la apertura del Año Manriqueño 1979. Más que una cuenta atrás en el tiempo, la presencia palpable del inmortal poeta- -gala de Patencia y flor de Cuenca, lugares donde nació y rindió vida hace quinientos años- -levitaba a través de la intetnsa sacudida de las estrofas de su magna elegía. Ante el silencio casi religioso que presi- rios del infante Alfonso y terminar dando dió la sesión conmemorativa, del V cente- su vida por la causa de Isabel la Católica, nario de su muerte, organizada por la al que el aura romántica; d. el poeta no resta Academia Conquense de Artes y Letras, el nada de su testimonió y validez. Para Flocaballero- poeta Jorge Manrique acercaba, rencio Martínez Ruiz, la coherencia de la a la par que el intenso momento literario vida y la conducta del poeta es un dogma, del gran siglo XV, el palpito moral y ético lo que le llevó, sin duda, a tener una de un hombre azaroso todavía vivo, capaz muerte propia, como pide Rilke para los de emocionar a todos los que se habían poetas. reunido en su nombre, a poetas palentinos Jorge Manrique- -terminó diciendo- -y conquenses, gentes de la Mancha y del se adelanta en cinco siglos a las claves más Cerrato, representaciones provinciales y vigentes de la lírica de hoy. Él gran aciermultitud de habituales ateneístas. to de las coplas es haber conseguido dar a Tan solemne acto- -presidido Por el de- la palabra su máxima temporalidad, pueslegado de Cultura en Cuenca- -fue abierto to ue como la poesía es, como Machado por el presidente de la Academia Conquen- la define, palabra en el tiempo. Y en la se de Artes y Letras, Enrique Domínguez palabra de Jorge Manrique cuaja y se orMillán, para explicar las razones que asis- dena la melancolía renacentista, el desentían a Cuenca en la promoción de estás gaño del barroco, el romanticismo del XIX honras literarias al máximo lírico del si- y el existencialismo de nuestro siglo. glo XV, por haber encontrado en las tierras del Maestrazgo de Santiago no sólo honores, sino muerte y sepultura; informando, a la váz, sobre el denso programa de actos que tendrán lugar en diversas localidades conquenses- -Garcimuñoz, Santa María del Campo Rus y Cuenca- en las próximas jornadas. Con el rebato de la palabra castellana- -a la que dio Manrique delgadez de acero y máxima fluidez, intervino a continuación el escritor y crítico literario Florencio Martínez Ruiz. para invitar a todos a hacer un viaje no sólo a los lugares maniiqueños- -donde don Jorge, ausente de cuerpo, está presente en el ánima- sino también al fondo existencial y lírico del poeta. Ya sé que es difícil levantarPisos de 165 a 215 m 2 lo desde la lápida que el tiempo ha echado sobre sus huesos- -dijo en su conferencia, con 3 y 4 dormitorios amparada bajo la rúbrica de Jorge Manrique: llanto por un caballero pero Portal en mármol arabescato contamos con la lozanía de unas coplas que y madera de roble bastan para identificar al poeta y al hombre y darnos razón de sus azares. Fachada de ladrillo visto artesanía Puig Las coplas- -señaló- -son una magna Carpintería de aluminio, anodizado autobiografía que refleja la vida de un caen bronce con doble vidrio ballero medieval arquítípico, como don Jorge, ya que responde como pocos al código Puertas blindadas de seguridad del honor caballeresco de aquel tiempo. en todas las viviendas Concretando todavía más, Martínez Ruiz dijo que ante la muerte de su padre, el Aislamiento térmico acústico maestre don Rodrigo, Manrique se produentre viviendas ce ya como un caballero cristiano que encuentra un momento de verdadera solePiscina en terraza dad para rescatar a un hombre interior, precursor de un humanismo español, de una perfiladísima filosofía de la existenINFORMACIÓN cia inscrita en las constantes españolas, desde Séneca a Unamuno. Don Jorge Manrique- -afirmó al conferenciante- -no es un contemplador pasivo. SERVICIOS ni uh mero esteta de la palabra, si bien INMOBILIARIOS es un enamorado de la muerte, siempre actúa en función de la vida, insistiendo AV. DEL BRASIL, 29- 1. Teléf. 455 79 46 en la realidad de su compromiso humano y político- -Jorge Manrique se rebeló conGRUPO BANCO URQUIJO tra la Corte, desintegrada y turbia, de Enrique IV para alistarse con los partida- EDUARDO 2 DATO N 3 EDIFICIO CISNE GestíncQ a a