Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. J U E V E S 19 DE A B E I L DE 197 9. PAG. 53. ESPECTÁCULOS Crítica de teatro c La escena al día GUILLERMO GENTILE. -Afortunado in térprete del personaje centraí: de El traño mundo de Nacho Larrañaga es au. tor de Water Rock una tíbra muy poíé. micaque Géntile se praponjé: estrenar cuan do finalice su actual compromiso con la triunfal comedia de Torcuata ííuca de Tena VEN A DISFRUTAR -El polémico espectáculo musical, que permaneció, durante meses en el teatro Príncipe ha sido solicitado por un empresario- lisboeta y 1o tre mexicano para su puesta en escena en aquellas capitales. EL PRÓXIMO ESTRENO DEL CENTRO DRAMÁTICO. -En el teatro oficial Bellas Artes se espera darlo a conocer antes de finalizar este mes. Primero será preciso desmontar el montaje de la obra en cartel y proceder al de Sopa de pollo con cebada así como a sus indispensables ensayos. LISTO PARA SENTENCIA -He aquí otro título de Giménez Arnau cuyo estreno está previsto para de puésf de Un hombre y dos retratos ambos ai cargo de Alberto González Vergel, quien dirigirá también dos obras del mismo autor para TVE. María José Goyanes, Jesús Engaita, Montserrat Cartilla, Carlos Larrañaga, Amelia de la Torre y José Bódalo Título: La gata sobre el tejado de cinc caha hecho de su vida despiadado ejercicio liente Autor: Tennessee Williams. Adaptación: de la struggle for life americana que sólo Ana Diosdado, Dirección: José Luis Alonso. Esrecompensa a los fuertes y destruye a los cenografía: Antonio Cortés Intérpretes: María débiles, es en el fondo un solitario. No losé Goyanes, Carlcs Larrañaga, Montserrat Garulla, Amelia cte la. Torre, Romain Gillain, José quiere a su mujer, desprecia a uno de sus Bódalo, Jesús Cnguita, Miguel Alejandro DíaE, hijos y a su nuera y sólo siente ternura, Ana Raquel Dísz, Hilerio Endura. Teatro Moramor, por el débil y destruido Brick al que quina. en una escena magistral psicoanaliza con Volver ahora sobre una de las grandes intuición profunda dé un freudismo no piezas de la época central de Tennessee aprendido, sitio sacado de su propia exWilliams, para adaptarla, montarla e inter- periencia. Porque otro tema o nota típica pretarla como ahora lo hace la Compañía de T. Williams es llevar los motores drade María José Goyanes, es demostrar la su- máticos desde el psicologismo, tan fuerte prema validez del texto y del teatro bien todavía en O NeilI, al psicoanálisis. Brick hecho, a la par que la posibilidad de un Maggie, su mujer, la gata sobre el tejado gran teatro sin laboratorios ni alquitaradas zarandajas cuando grandes actores, verda- son implacablemente psicoanalizados. Brick, el padre. Maggie, deramente profesionales, lo hacen. Ahí está por larga escena inicialpor ella misma en una cargada de tensión la utilidad, ahí está también la oportunidad y de penetración en los resortes del hude esta revisión de La gata sobre el tejado mano comportamiento de cinc caliente con la que se dignifica una temporada esperanzadora por la recuperaLlevado del gusto por el tema, el crítico ción para el auténtico arte dramático, de estaba haciendo lo que no pretendía, críalgunos de nuestros mejores escenarios. tica de la obra, cuando sólo se proponía Salvo para una revisión a fondo de los hacer crítica de la representación. Y ésta estudios críticos e s t a b l e c i d o s sobre es un logro altamente valioso. A partir del T. Williams en su época triunfal de los precioso decorado de Cortés, en finísima años cincuenta, empresa que exigiría todo gama de color, escueto, sugerente en sus un largo ensayo, no estima el crítico ne- estilizados elementos de ese calor húmdo, cesaria una exégesis detenida de esta co- pegajoso, acongojante, que estallará en la media, ya anteriormente elucidada por la doble tormenta meteorológica y de las alcrítica. Quizá tan sólo recordar cómo en mas. La gran figura de la interpretación La gata sobre el t e j a el o Tennessee es Bódalo, en uno de sus más perfectos y Williams despliega sus habituales meca- veraces trabajos. Con impecable naturalinismos y convenciones escénicas, a veces dad expresa las mutaciones del padre falsas, pero terriblemente eficaces para el fuerte y despótico, desde la feroz alegría éxito y cómo en esta densa trama están a la ternura, pasando por la crueldad despresentes los fundamentales temas tennesla propio fin. sianos: la violencia latente o irruptiva en tructiva ante en cercanía de surica en exComposición profundidad, un clima interior concentrado, la decaden- presión gestual muy sobria y en modulacia y corrupción de las grandes familias verbales. con Larrañaga y, sobre todo, la soledad. Brick, el desven- ciones como una Su escenamagistral de un muestra turado alcohólico que se avergüenza de su queda de hacer teatro que nunca pasará. modo homosexualidad, es un solitario cuya sole- Larrañaga ha pegado un salto hacia arriba dad viene a ser como un refugió en el que persose esconde de su falta, en el que protege en esa difícil creación de Brick. un cargasu miedo. X esa casona en que vive es una naje corto de palabras, angustiado, vioplantación solitaria, más aún, aislada en el do de tensiones, germen de la enorme enorme Sur, que a su vez se siente aislado lencia de la obra. Ya no es un galán simpático, superficial y a veces algo amanerafrente al Norte. do, sino un actor de cuerpo entero en la También el padre, un prototipo del que -SÁNCHEZ DE PALACIOS, TRABAJA. Sara- se quiere casar escrita inicialmente para Glosas; Veinte años después oara Martínez Soria y una adaptación de la comedia de Ruiz Alarcón Examen de maridos son tres de las obras que tiene dispuestas dicho autor. AL FESTIVAL CERVANTINO. -Para tomar parte en el solemne acto inaugural de dicho certame- n de Guanajato. María Dolorres Pradera saldrá para México el próximo día 30. Allí emprenderá nueva gira, actuando en la capital, Guadalajara, Puebla y Monterrey. Tras dichas actuaciones, regresará a España iniciará en Florida Park una serie de galas veraniegas. -A. I difícil ecuación de sus silencios y sus explosiones verbales. María José Goyanes ha superado la difícil prueba cíe dar sangre, pasión, carácter, a esa Maggie exasperada, y lo ha hecho a un excelente nivel que subirá cuando la lectura de su largo papel le permita acentuar la pasión interior que alcanza en dos o tres momentos culminantes. Segura, dramática, en gran dama del teatro, como siempre, Amelia de la Torre da autoridad a sus difíciles y dramáticas escenas. Fácil, natural y verdadera, Montserrat Garulla, en un personaje difícil e ingrato. Correctos, Enguita y Bové. Perfectamente encuadrados todos de tono, de movimiento, denotan el meditado trabajo creador de José Luis Alonso, que una vea más confirma su gran autoridad en trabajos de este tipo de teatro. Nada de lo que debía ser significativo ha escapado a su dirección, qué tiene la limpidez de no añadir ni un solo signo aparencial innecesario, duplicador de lo dicho o actuado en escena. En fin, la adaptación de Ana Diosdado ha dado un lenguaje duro, rico, directo, moderno, al texto tennessiano que estalla así, poderoso y sugestivo. Esta Gata sobre el tejado de cinc caliente es una representación brillante, siiicera, veraz y emocionante. Un gran éxito que, si hay público de teatro en Madrid, debe mantenerse largo tiempo en la cartelera del Marquina. -Lorenzo L Ó P E Z SANCHO.