Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES, 27 DE FEBRERO DE 1979. PAG. 67. MÚSICA CONCIERTOS DE LA SINFÓNICA DE RTVE: BRILLANTE PARTICIPACIÓN DEL PIANISTA GELBER Y DEPLORABLE VERSIÓN DE LA SEGUNDA DE BRAHMS Bruno Leonardo Gelber es un pianista argentino, ya conocido de nuestros aficionados, que, no habiendo alcanzado aún Ja cuarentena, goza ya de privilegiado predicamento en todo el mundo. Añadamos en seguida que plenamente justificado. Claro, seguro, vibrante y poderoso o delicado, según se precise; musical siempre y enormemente comunicativo, une a todo ello un sonido muy hermoso y rico en inflexiones, nunca hirientes. Bl primero de ios dos conciertos de Mén- do cualquier intento de alcanzar tensión delssohn para piano y orquesta, opus 25, interna y de enhebrar con alguna lógica en sol menor- -en el que se enlazan sin las ideas, y un allegreto que, aún siendo solución de continuidad tres movimientos: lo menos rechazable, hubiera necesitado molto allegro andante y prestó mayor levedad y gracia, se comprenderá no llega a constituir un monumento artís- tanto mi negativo juicio como las palmas tico de la envergadura de los grandes conde hielo que. en ejemplar actitud de comeciertos pianísticos románticos, pero de nin- dimiento, hizo sonar el sábado por la noguna manera es obra desdeñable, y re- che el público del Real. -Leopoldo HONsulta, desde luego, merecedora de ser pro- TAÑON. gramada. Gelber se produjo en las misiones solistas de este concierto por completo de acuerdo con las características de primíerísimo instrumentista y de gran músico que le he asignado antes, y fue el suyo un. trabajo digno de tales calificaciones. Fue muy especialmente a c l a m a d o como se aplaudió mucho también a la Orquesta de RTVE y a sú director, Odón Alonso. artífices de un acompañamiento absolutamente acertado en el espíritu, y sólo falto, en la letra, de algún mayor ajuste en el último movimierito. El concierto había comenzado con la, obertura poemática de Conrado del Campo Evocación y nostalgia de los molinos de viento en primera interpretación de. 2 a agrupación radiotelevisiva, que hay que agradecerle a Alonso. Ultimo ejemplo del sintonismo de Del Campo, fue estrenada en 1952 y es también modelo del germanismo castellanizado del autor, siquiera más liberado de peso, de densidad y de cualquier atisbo de peroración grandilocuente que en páginas anteriores. Obtuvo una traducción, si necesitada de mayor depuración intencional, expresiva y sonora, aceptable. CENTRO CULTURAL: PRESENTACIÓN DE MOISÉS DAVIA, NUEVO TITULAR DE LA BANDA MUNICIPAL Con. el centro Cultural de la Villa colmado por un nada silencioso público, al que los acomodadores permitieron el acceso durante la sinfonía, en perfecta lección de cómo no debe precederse en los conciertos, se celebró el de presentación del nuevo titular de la Banda Municipal madrileña, el maestro Moisés Davia. Fieles a nuestros hábitos, como hicimos un día lejano con él maestro Pablo Sorozábal y después con los sucesivos López Várela, Arámbarrl, Echevarría y Rodrigo de Santiago, hemos querido estar presentes, en prueba de estimación a una entidad con el más brillante historial y también para saludo de quien desde ahora gobernará sus destinos. El maestro Davia tiene un curriculum de muy significativo relieve como buen músico no sólo con la batuta, en tareas creadoras también, que si ha mostrado sQ clase en bandas por ella beneficiadas, la última la de Alicante, ha dirigido orquestas, de las que fue impulsor, y coros, a loé que sirvió con su- ilusionado trabajo. Ahora, en programa conducido todo él de me- TOLEDO -I Y aquí me gustaría dar por terminada mi crónica. Porque lo que se hubo de soportar en la segunda parte, reservada a la Sinfónica número 2 de Brafoms, bien desearía no tenerlo que recoger. Hablar de versión me parece exagerado: pero, si ha de emplearse ese término, debo necesariamente de adjetivarla de deplorable. He elogiado muchas veces los trabajos de Odón Alonso, al que le he reconocido siempre una sensibilidad musical fuera de lo común, y en no pocas ocasiones aciertos directoriales destacados. En ésta, empero- -y no debe olvidarse, además, aue las etapas de formación de la orquesta se encuentran cada vez más lejos- no puedo considerar de recibo la segunda sinfonía brahmsiana que ha dirigido al conjunto de que es titular. Aunque seguramente habría algún planteamiento constructivo de la obra, resultó absolutamente imposible advertirlo. En los movimientos primero y último- -los más desdichados de ejecución- -fue tan grande la inestabilidad de línea, tan deficiente el ajuste, tanta la confusión expositiva, debida a la desacertada jerarquizáción de planos; tal el desabrimiento sonoro, unido el atropello de la característica cada final, que cada uno de esos tiempos hubiera determinado, por sí solo, la calificación antes empleada. Si a ellos se añade un adagio mortecino, en él que sólo se persiguió la tmpiila; por. J. a, iifll 4 r D. Juan González Serrano D. Leopoldo Sepúlveda Muñoz D. a María Jesús Torres Fernández TAUCD UNION DE CENTRO DEMOCRÁTICO