Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES, 31 DE OCTUBRE DE 1978. PAG. 5. NACIONAL EN EL ATENTADO CONTRA EL PAÍS El paquete postal que conté nía la bomba había despertado sospechas en uno de los trabajadores las diez horas veinticinco minutos once segundos. El paquete, de unas dimensiones aproximadas de quince centímetros- de largo, por diez de ancho, por cinco de alto, estaba en el interior de la saca postal que otro empleado de El País había transportado esa misma mañana desde la estafeta de Bataduria, en el barrio de San Blas. En un principio se pensó que podría tratarse de goma- 2 pero los últimos resultados periciales indican que el paquete asesino contenía 250 gramos de exógeno plástico más potente que el goma- 2 e iba unido por cables a una pila de voltio y medio, que quedó rodando por el suelo del pequeño despacho. El explosivo puede haber sido fabricado en Francia. No se ha determinado la identidad del destinatario del paquete, ya que la misma explosión destrozó su envoltorio. Algún empleado, que anteriormente pudo haberlo visto, nos indicó que llevaba un membrete pero no recuerda si iba dirigido al director, don Juan Luis Cebrián, o al redactor jefe de la sección de Nacional, don Julián García Cañdau G. R. A. P. O. Y TRIPLE A REIVINDICAN Responsables de determinadas secciones de información política de El País nos indican que, desde hace tiempo- -como suele ocurrir en no pocos medios de opinión pública- -vienen recibiendo amenazas telefónicas o por carta, de muy distinto signo E. T. A. Triple A, grupos de ultraderecha, G. R. A. P. O... Algunos pensamos que podría tratarse de un gesto terrorista de E. T. A. porque últimamente, d e s d e las páginas de este periódico, se han combatido con dureza sus actitudes de violencia y hostilidad. Pero hasta este momento de la noche, E. T. A. no ha dicho ni una palabra. En cambio, una voz anónima que se intitulaba G. R. A. P. O. reivindicó el atentado por teléfono, a las trece horas, en escueta conversación con un redactor jefe de ABC, y a las trece y cuarenta, también por teléfono y en idénticos términos, a la agencia Efe. El anónimo comunicante era un hombre, y en ambos casos dijo G. R. A. P. O. reivindica atentado a El País por entrevista a Suárez. Posteriormente, una nueva llamada desmentía aue fuese el G. R. A. P. O. el autor del hecho, en tanto que las centralillas del diario Ya y de la agencia Logos recogían una comunicación de la organización Triple A, de extrema derecha, irrogándose la responsabilidad del atentado, ¿UNA CADENA DE TERROR? Tanto el Gobierno Civil de Madrid como la Jefatura Superior de Policía han circulado por todos los medios informativos una serie de advertencias y cautelas a tener en. cuenta como previsión de nuevos atentados. La coincidencia de este hecho criminal sucedido ayer, con la inminente culminación, del proceso constitucional, en el que los medios de opinión pública han jugado tan. importante papel con sus informaciones, editoriales y comentarios, hace previsible una cadena de actos según fuentes policiales, dirigida a desestabilizar el proceso democrático y a hacer cundir el p á nico -P. ü. RES trabajadores heridos, dos de ellos en gravísimo estado, constituyen el trágico balance del atentado sufrido en la mañana de ayer por el diario El País al estallar una bomba postal. La reacción de medios informtivos, partidos políticos y centrales sindicales ha sido de inmediata y unánime condena. Mientras tanto, persisten las dudas en cuanto a la identidad de los autores del atentado. A las diez y cuarto de la mañana de Don Guillermo Luca de Tena, director de ayer una llamada anónima, recibida en la A B C, y don Nemesio Fernández Cuesta, centralilla telefónica del diario Arriba consejero delegado de Prensa Española, anunciaba: Va a explotar una bomba en estuvieron también en el inmueble alreel edificio Poces minutos después, en la dedor del mediodía. Por su parte, el diplanta cuarta del. inmueble que ocupa el rector de El País don Juan Luis Cebrián, madrileño diario de la mañana El País una vez enterado del siniestro se dirigió hacía explosión un paquete- carta, hiriendo sin demora al hospital Francisco Franco, a tres empleados, dos de ellos de extrema donde iban a ser intervenidos quirúrgicagravedad. mente dos de los heridos. El inmediato y eficaz registro practicado por desactivadores de explosivos en la sede UN RELOJ CLAVADO del Arriba precedido del desalojo de todo Aunque testigos el personal, puso de manifiesto que se tra- caron que losexplosión más cercanos indila se había producido taba de una falsa alarma. a eso de las diez y veinte nos parece un indicio interesante el reloj de esfera negra PARECEN CABLES que usaba don Juan Antonio Sampedro y Simultáneamente, en El País los or- cuyas manecillas quedaron clavadas en denanzas Andrés Fraguas Hernández (diecinueve años) y Carlos Barranco Armenteros (dieciocho años) ordenaban la correspondencia recibida por saca postal, como es costumbre en esa empresa. Carlos Barranco observó algo extraño en un paquete v comentó parecen cables A continuación, y ante la posibilidad de que se tratase de un artefacto explosivo, recurrieron Cubierta la comunidad de al jefe de los servicio generales, Juan An 22 chalets adosados en tonio Sampedro (treinta y cuatro años) que estaba en su despacho, separado del de SOTO franqueo y correspondencia por otro recinto paralelo de idénticas dimensiones. El seDE LA MORALEJA, ñor Sampedro acudió al lugar donde los ordenanzas clasificaban el correo del día y en atención a todos y tomó el paquete. Le estalló encima en aquellos que llegaron el momento en que procedía a abrirlo. Otros empleados que trabajaban en dependencias tarde se Inicia la Inmediatas oyeron la fuerte explosión, el derrumbamiento de la mampara del techo promoción de 14 últimas y los gritos pidiendo auxilio de sus compaunidades de chalets ñeros heridos. adosados que totalizan Utilizando las camillas de socorro de que dispone El País y en un coche- ipatrulla el conjunto y una ambulancia, que inmediatamente acudieron al lugar del siniestro, las tres SOTO VERDE víctimas fueron trasladadas a los centros sanitarios Francisco Franco y La Paz. Los n régimen de comunidad. señores Sampedro y Fraguas, al Francisco Franco, por encontrarse éste más próximo La comisión. a la sede del periódico y por apreciarse una mayor gravedad en sus lesiones. Cuando, conocida la noticia, nos persoInteresados ponerse en namos en El País un equipo de artificontacto urgente con cieros reconocía los restos de los desperfectos y exploraba concienzudamenste toda Sr. López, la zona afectada. Como primera medida, la Policía acordonó el edificio y ordenó su Tfno. 255 84 04 desalojo. En el momento de producirse el atentado estaban en sus puestos de trabajo LíVista chalet piloto inclusive sábados y domingos) J la casi totalidad de las secciones de administración, circulación, servicios generales, talleres, personal auxiliar, de limpieza y de cafetería, así como la Redacción de tumo de mañana. INTERIORES DE ARMARIO Periodistas de todos los medios fueron acudiendo a lo largo de la mañana para Armarlos earüpotrados, a medida. Cajoneras. solidarizarse personalmente en la condena H! C O M E R S. A. y repulsa por el cobarde atentado y para Interesarse por el desarrollo de los hechos. Teléfonos 256 81 34 y 446 1054 1 AVISO