Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MIÉRCOLES, 23 DE A G O S T O DE 1978. PAG. 20 La costa de Madrid PIEDRALAVES Un paraíso al pie de la sierra de Gredos EL PUEBLO, DIVIDIDO POR LA GARGANTA, DESCIENDE DESDE LA MONTANA AL RIO UNQUE todo el Valle del Tiétar tiene un inmenso atractivo para el turista, es, quizá, Piedralaves la villa que reúne mayor número de veraneantes. Su población se multiplica en la época estival y pasa de los dos mil, y poco más, habitantes a los dieciocho mil, en julio y agosto. A Su cuma benigno en invierno y en verano, la transparencia y frescura del agua de sus gargantas, la frondosidad de sus pinares y lo pintoresco de sus paisajes hacen de este rincón, bellísimo del Valle, protegido e inscrustado en la s i e r r a de Gredcs, un lugar apetecible y paradisíaco. No hay canícula que no sofoque el aire serrano. No hay crudeza invernal que no pare el escudo natural de sus montañas. Las gentes de Piedralaves son cordiales y sociables, abiertas al forastero, alegres y espontáneas. Todo esto, unido a la proximidad a Madrid, ha hecho de Piedralaves y de todo el Valle del Tiétar, un lugar turístico por excelencia. Este valle, el más rico y extenso de la provincia de Avila, de 103.000 hectáreas, fue ordenado por un plan especial en 1972. Lo componen diecinueve pueblos: Santa María del Tiétar- -antes Escarabajosa- S o t i 11 o de La Adrada, La Adrada. Piedralaves, Casavieja, Mijares, Gavilanes, Pedro Bernardo, Lanza- hita; el barranco de las cinco villas, con Santa Cruz del Valle, Mombeltrán, Las Cuevas del Valle. San Esteban del Valle y Villarejo; Arenas de San Pedro, Poyales del Hoyo, Guisando, El Hornillo y Candeleda, ya lindando con la comarca de La Vera. TURISMO DESDE LOS AÑOS TREINTA talgia de un pueblo de Castilla Por él nos damos c u e n t a de la importancia y antigüedad de Piedralaves. L o s vestigios encontrados demuestran la estancia en sus tierras de celtíberos- -un castro de esta época se conserva en La Serranilla- romanos y árabes. Ellos fueron, al parecer, los que fundaron la ciudad. Su nombre al pie del alabe o sierra indica la influencia de la dominación musulmana. A principios del año 1639, el Rey Felipe IV concede a Piedralaves la carta de privilegio, el título de Villa y la independencia del señorío de La Adrada. La conquista de América, que tantos hombres llevó más allá del Atlántico, dejó casi despoblada la zona. El Rey Carlos III decretó la repoblación. Hasta este pedazo de la llamada Andalucía de Avila fueron trasladadas- -con sus enseres, b u e y e s y carretas- -varias familias gallegas de la zona de la Boralla. Las guerras de le Independencia, carlista y civil dejaron también su huella en estos contornos. D LA CRUZ DE LOS ENAMORADOS La Cruz de los Enamorados, de 168 Al fondo, la torre de la iglesia. pueblo y el casco viejo, con artísticas farolas antiguas. Los habitantes del pueblo viven, principalmente, del turismo y de la ganadería. De sus casi cinco mi quinientas hectáreas de superficie, unas novecientas son pradera y más de tres mil pinares. El resto, salvo unos picos de monte p e l a d o y pequeñas huertas, está ocupado por el pueblo. Los ganaderos están agrupados en cooperativas. Una funciona ya y otra se pondrá en funcionamiento muy pronto, con doscientas cincuenta yacas de producción lechera y doscientas cincuenta para carne. Piedralaves ofrece al turismo un hotel, un hostal, tres pensiones, aproximadamente quinientas casas para alquilar, varios comercios, restaurantes, bares y cafeterías; dos c i n e s una discoteca, una verbena y numerosos parajes pintorescos de la sierra para hacer excursiones. Hay suficientes puestos de trabajo: en la construcción, pues la fábrica de colonias de chalés va en aumento, y en varias industrias. Entre ellas, tienen fama la Encajera del Tiétar, que sirve puntillas a toda E s p a ñ a y exporta al extranjero el cincuenta por ciento de la producción; la fábrica de muebles para máquinas de coser Ulloa Langa; la industria sillera Jucopa, que produce unas cuatrocientais sillas diarias; Esme, fábrica de puertas metálicas para hangares de aviones, con varios talleres supletorios. Un tallista, premio nacional de artesanía, Santiago Díaz Pombo y su hijo. Francisco Javier Díaz Prado, realizan maravillas en madera de pino y abedul: muebles, consolas, puertas y figuras que tienen una importante demanda. Con todo esto, se puede decir que Piedralaves es uno de los pueblos más industriales de la provincia de Avila. D TRADICIÓN HOTELERA Sus casas, su artesanía, sus n o m b r e s revelan su compleja historia. La iglesia de San Antonio de Padua data de finales del siglo XVIII. La cruz de los enamorados delante de la iglesia, es. según puede verse en la inscripción de su basamento, del año 1681, siendo alcalde Marcos de Piedralaves La cruz se llama así porque allí se sentaban los enamorados, para hablar de sus cosas, a la salida de misa. A la iglesia se llega por una primitiva escalinata de piedras. Gran parte de las calles son empinadas porque el pueblo está construido en las faldas de la sierra y se extiende, en pendiente, dividido por la garganta, hasta la orilla del río. D PIEDRALAVES, HOY A Piedralaves se llega por la comarcal 501 (Alcorcón- Plesencia, que sale de la carretera de Extremadura) d e s p u é s de pasar los puebles de Villaviciosa de Odón, Brúñete. Chapinería, Navas del Rey. el pequeño puerto de la Cuesta de San Juan, Pelayos de la Presa, San Martín de Valdeiglesias, Navahondilla, C a s i 11 a. Santa María (donde nace el río que da nombre al Valle) Sotillo y La Adrada, antigua villa señora de toda la comarca. La primera familia madrileña que descubre Piedralaves fue la de los Vasallo- -en el año dieciocho- que hoy tiene su casa en uno de los más bonitos parajes de la sierra: Miralvalle. Desde a q u e l l a s vistas fabulosas se domina todo el valle y buena parte de zona toledana del otro lado del Tiétar. límite de las dos provincias. Pero los primeros turistas llegaron hacia los años treinta. NACIDA AL PIE DEL ALABE El día que llegamos para escribir este reportaje Piedralaves estrenaba alumbrado, según me cuenta su alcalde, José María González L ó p e z lugareño, dos años al frente del Ayuntamiento. El alumbrado ha costado doce millones, que costearán, en parte, los vecinos. Desde ahora, dos kilómetros de carretera iluminada, además del SIN ENTRADA Y CON HASTA 8 AÑOS DE FACILIDADES, PUEDE ADQUIRIR FINCA RUSTICA DE 25.000 m 2 40 Km. de Madrid, por carretera genera! desde 80 ptas m 2 La historia de esta villa la ha contado magníficamente, en un interesante y documentado libro, el historiador lugareño Pedro Anta Fernández: Historia y nos- TAMBIÉN CON CASA 0 CHALET desde 12.500 ptas m Teléfono 251 04 22, de 10 a 14 Piedralaves tiene tanta fama turística debido también a su tradición hotelera. Y aunque hoy día algunos de ellos han desaparecido, como El Tiétar, donde descansó una temporada Juan Ramón Jiménez, no hay ningún hotel en toda la provincia que tenga tantas plazas como El Almanzor. Gracias a la visión de futuro, su director. José López Cuéllar, convirtió la primitiva fonda, propiedad de la familia, en un precioso, cómodo y cuidado lugar, capaz de agradar al v i a j e r o más exigente. Está abierto todo el año. Tiene jardín, piscina, pistas de tenis, calefacción, buen servicio y buena cocina casera castellana. El propietario es el padre de José, Ignacio López Robledo, que se ocupa de la dirección de la cocina y es un maestro