Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO, 12 DE A G O S T O DE 1978. PAG. 7 EL SUBSECRETARIO DE AVIACIÓN CIVIL, ANUNCIA II HORAS DE SOBRETRABAJO EN EL CENTRO DE CONTROL DE VUELOS DE PARACUELLOS DEL JARAMA NO SABÍAMOS QUE CAMINO ÍBAMOS A TENER ABIERTO PARA NUESTROS AVIONES A un tiro de piedra del aeropuerto de Barajas, camino de Paracuellos del Jarama, en la ladera, un edificio pasa inadvertido para el viajero. Nadie puede sospechar que en el mismo, asomado al valle, se controlan dos tercios del territorio aéreo peninsular. Cincuenta y cuatro controladores velan por la seguridad de un vuelo, por buscarle las adecuadas vías aéreas. Aquí se controla todo el tráfico aéreo que cruza el espacio asignado a Madrid mas aquellos que entran o salen de los aero- puertos ubicados dentro de este área: Barajas, Torre jón, Getafe, Salamanca, Santiago, Vigo, Bilbao... y un largo etcétera. Todo esto me lo cuenta un controlador, señor Bódalo, quien me acompaña en este recorrido por el Centro de Control de Navegación Aérea de Madrid, un edificio de planta baja, en cuya dependencia principal se vive un mundo de cienciaficclón entre vactores, mapas, paneles, fichas de progresión de vuelo, intercomunicados para hablar con un sector y las fantásticas pantallas, en las que puede apreciarse el trazado de cada avión. Todo un mundo que cobra actualidad con la huelga de los controladores franceses. VARIAS PANTALLAS. -Ocho pantallas que llevan un sistema electrónico conectado automáticamente con los aviones; siete que controlan el aparato cuando lleva ya cierto tiempo en el aire y, cumplida su derrota, está a punto de tomar tierra, y una pantalla de aproximación- -que se encarga de colocar los aviones en secuencia para despegar y aterrizar- t o d o ello hace de esta sala un laboratorio de observación que permite ver aeronaves hasta la misma frontera con Francia. Queremos instalar- -añade nuestro interlocutor- -un sistema electrónico por el que veremos en la pantalla unas Iniciales que corresponden al aparato que está volando, sin necesidad de recurrir a claves especiales. En otra de las pantallas vemos, perfectamente, un avión que sobrevuela Campo Real y otro que acaba de despegar de Málaga. Es toda una Imagen llena de gráficos, de líneas, de puntos de luz fugaces. Y frente a estos paneles, el controlador hablando con copilotos en inglés o en castellano. La sala así resulta de un futurismo fascinante y siempre en un ambiente de gran tensión. Los controladores- -prosigue el señor Bódalo- -acabamos todos con úlcera de estómago. Se necesitan nervios bien templados. Aquí tenemos tres turnos de siete horas. Generalmente para doo puestos de trabajo, asignamos tres controladores, lo qu nos permite tener a uno de descanso durante una hora. Pero los días en que los franceses mantuvieron su huelga, hubimos de reforzar: en lugar de dos, tres. El trabajo fue duro, especialmente por la noche. En unas estadísticas que tengo se aprecia que, durante los días de la huelga, manejamos únicamente siete aviones más que el día que los controladores franceses trabajaron. La diferencia estaba en que hubo sectores en los que el volumen de tráfico se duplicó; es decir, fue el cien por cien de un día normal, y otros en los cuales hubo un treinta por ciento de disminución. G A L I C I A LA MAS AFECTADA. -El sector más afectado correspondió a Santiago de Compostela. Tuvimos que usar esa para encaminar nuestros aviones vía Inglaterra, con el fin de alcanzar otros puntos de Europa; en ese sector- -repito- -alcanzamos un noventa y ocho por ciento de aumento con respecto a un día equivalente de la semana en la que no hubo restricciones. El trabajo fue duro durante esos días. Las pegas de los franceses consistían en no avisarnos previamente; es decir, mediante la llamada telefónica que va acompañada Inmediatamente de un teletipo, en el que confirman lo que se ha hecho en esa llamada. No sabíamos, a la hora siguiente, qué camino íbamos a tener abierto para nuestros aviones. Nuestra relación con los controladores franceses es meramente informativa. Tenemos unas líneas telefónicas que están siempre abiertas. CUATRO CENTROS EN ESPAÑA. -En España existen cuatro centros de control (Madrid, Barcelona, Sevilla y Canarias) en los que trabajan cerca de ochocientos controladores. Con la huelga- -puntualiaa nuestro Interlocutor- -los más afectados son los controladores que mantienen un contacto directo de Madrid con Brest y Burdeos, y de Barcelona con Burdeos y Marsella. Los despegues de aviones del aeropuerto de Son San Juan, en Mallorca, los controlan en Barcelona. Trabajo duro el de estos hombres. Controlar es tarea ardua: una media de cuatrocientos vuelos diarios solamente en Barajas. -P. M. PREVEMOS UN FIN DE SEMANA DRAMÁTICO El sufosecertarlo de Aviación Civil, don Enrique Guzmán, que se encuentra al frente del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, para seguir las repercusiones en España de la huelga de los controladores franceses, ha contestado así a las siguientes preguntas de Europa Press: ¿Cuál es la situación? -Prevemos un fin de semana realmente dramático, aunque tenemos tomadas todas las medidas a nuestro alcance para disminuir los inconvenientes y quebrantos que esto supone para los usuarios del transporte aéreo y paira el país en general, ¿Y cuáles son esas medidas, el plan de transporte aéreo y terrestre que se dijo preparaban ustedes, para el caso de que continuara la huelga? -Las medidas, muy amplias, tratan de alcanzar los siguientes objetivos: primero, como prioritario, que la seguridad en vuelo no se vea afectada, lo que es básico; en segundo lugar, tratan de conseguir la mayor fluidez posible en el tráfico turístico con destino o procedencia de España; luego, salvaguardar la operatividad normal de la red aérea doméstica, ahora con un Índice de ocupación enorme; en cuarto lugar, evitar fuertes aglomeraciones de pasajeros en los aeropuertos nacionales, y por último, tratan de aprovechar al máximo las posibilidades de vuelo que nos brindan los controladores franceses, utilizando rutas alternativas) cuando podamos. LA SEGURIDAD DEL VUELO ES TOTAL La seguridad en vuelo no la hemos puesto en cuestión en ningún caso; el grado de seguridad siempre ha sido total. Para aumentar la fluidez del tráfico está en marcha el plan coordinador con Renfe y con la Dirección General de Transportes Terrestres. Renfe. ha reforzado sus trenes Internacionales, Puerta del Sol Barcelona- Talgo y Barcelona- Ginebra, y ha llegado a un acuerdo con la Sociedad Nacional de Ferrocarriles Franceses, en virtud del cual las dos redes han reforzado sus trenes con destino a Hendaya y Port Bou. en 3.000 y 1.000 plazas diarlas; Renfe e Iberia también han sido puestas en comunicación, para aue la primera se haga cargo de pasajeros en los propios aeropuertos, canjeando billetes de avión por billetes de tren. En cuanto a la aglomeración en los aerópuertos, hemos tenido que hacer encajes de bolillos; ha sido necesario crear en cada aeropuerto grupos de coordinación, con participación de autoridades y operadores turísticos, para que no enviaran turistas hasta que el vuelo tuviera una hora estimada y aproximada de salida; grupos de coordinación, que han funcionado extraordinariamente bien, pues han tenido entretenidos a los turistas en lugares de mayor comodidad que los aeropuertos; en algunos aeropuertos hemos tenido, asimismo, que montar guarderías infantiles, reforzar los servicios médicos e incluso, aprovisionar de alimentos a personas que no tenían dinero. En cuanto al aprovechamiento máximo de posibilidades de vuelo, se han creado dos Comités de coordinación, uno en el centro de control de Barcelona y otro en el de Madrid; ambos han tenido que actuar con flexibilidad y se ha tratado de utilizar aerovías alternativas, fundamentalmente por Santiago, el C. I. R. oceánico y Gran Bretaña. Hemos tratado también de entrar en Europa sobre el Mediterráneo sobrevolando Italia, pero desgraciadamente para ello tenemos que sobrevolar el espacio argelino, que. sistemáticamente, no ha autorizado el sobrevuelo. DURANTE LA PRIMERA JORNADA DE HUELGA NORMALIDAD DE LOS AEROPUERTOS ESPAÑOLES Madrid. (Resumen de agencias. lias repercusiones de la cuarta huelga de los controladores franceses, apenas si se han notado durante su primera jornada. Según parece, las medidas adoptadas por las autoridades españolas de Aviación Civil y de la Compañía Iberia están dando el fruto esperado, aunque no se sabe con certeza en qué fase se encuentra la huelga, ya que por tratairse de una postura de celo en la aplicación del reglamento, no se ha notificado la hora, de su comienzo ni las fases de intensidad que los cantroiadores piensan aplicar durante el largo fin de semana. De momento, se puede hablar de normalidad en los aeropuertos españoles, si bien la Compañía Iberia suspendió 42 vuelos con destino u origen a Oeobroeuiropa e Inglaterra. Casi todas las compañías Internacionales han suspendido también parte de sus vuelos. La situación en algunos aeropuertos españoles durante el día de ayer fue, más o menos, la siguiente: BARAJAS (Madrid) -La situación en este aeropuerto fue de práctica normalidad. Los vuelos nacionales no sufrieron la menor alteración siendo su movimiento el habitual en estas fechas. Los vuelos internacionales sí sufrieron retrasos superiores a lo que es normal en esta época del año. Lais cancelaciones no fueron muchas. Se esperaba- -aunque no se produjeron -mayores complicaciones hada las siete de la tarde. EL PRAT (Barcelona) -Diez vuelos cancelados y escasa aglomeración fue el resumen de la jornada en este aeropuerto. Muchos pasajeros utilizaron el puente aéreo para trasladarse a Madrid y Utilizar los vuelos lnternaclonaiea.