Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES, 25 PE JULIO DE 1978. PAG, CARTAS AL DIRECTOR 1 SI Señor director: Ante las cuestiones suscitadas en torno a la existencia de las capillas universitarias, que deberían a juicio de algunos profesores ser sufragadas voluntariamente üor los católicos que lo deseen, me parece oportuno formular algunas precisiones. Hay que reconocer que la existencia de las mencionadas capillas en las Universidades del Estado está en plena coherencia con el carácter católico del Reino, que se reyela cotidianamente en múltiples hechos, como la celebración dé actos religiosos en cuarteles y campamentos militares, funerales organizados oficialmente por Ministerios o por instituciones públicas estatales o locales, etcétera. En Barcelona se inauguró el presente curso universitario con una misa del Espíritu Santo, en la caaillr del edificio central, con asistencia del rector de la Universidad. En el Palau de la Generalitat han tenido lugar este mismo año celebraciones religiosas en- la capilla de San Jorge en varias ocasiones, como en las festividades de San Francisco de Sales y de San Jorge. El capitán general de Cataluña tomó posesión de su cargo después de asistir, con lis autoridades de Cataluña y de Barcelona, y los diputados y senadores catalanes, a una Salve en la iglesia de la Merced. En este supuesto, afirmar que el culto católico en la Universidad debe ser sufragado por iniciativa particular de los universitarios católicos es equivalente a admitir que los gastos de la Casa Real han de ser costeados sólo por los ciudadanos monárquicos q u e opeionalmente lo d e séen. -Francisco CÁNALS VIDAL (Catedrático de la Universidad de Barcelona) Las capillas universitarias nación de vida ciudadana, en el que nos estamos imponiendo, de un lado, la rigurosa reforma fiscal ya en marcha, y de otro lado, una austeridad en el gasto público que debería ser np. menos rigurosa. Despilfarró p ienteniénte consentidos y no atajados como los que se están produciendo en las cárceles (se trata sólo de un botón de muestra) no son, precisamente, un estímulo para afianzar la moral del ciudadano contribuyente, y hoy lo somos, no se olvide, la mayor parte de los españoles adultos, -L ü i s Carlos DE YANGUAS, Sobre el consenso Señor director: Cuando este proceso de vuelta a la democracia inorgánica echó a andar una de las consecuencias que se nos dijo traería era que todas las cosas de ¡la, resTpúbliea se realizarían a 1 luz y coñj taquígrafos Al poco tiempo de que se empezase á redactar el proyecto dé Constitución: se cambió esa luz y estos taquígrafos por el misterio de las reuniones, exclusivas y excluyentes, de las minorías mayoritarias, que comenzaron mostrando su desprecio altanero para con las demás minorías, desprecie; que posteriormente tratarían de enmendar, aunque el daño y éstaba Hecho. A todos estofe conciliábulos se les dio en llamar consenso én virti del cual se Tompieroli promesas electorales y se jugó cOrt cuestiojaes que tenían entidad suficiente para haberse debatido en una forma que permitiese que el pueblo soberano se enterase de quién sí y quién no los defendía y comp se hacía esta defensa. Parece ser que las técnicas consensúales provocaron una reducción considerable del número de enmiendas presentadas por los diversos grupos parlamentarios cara al pleno del Congreso. Ante todo esto no nie explico cómo no se introduce el consenso como un artículo más de esta Constitución nonata que tanto le debe- en la rapidez de su alumbramiento. Juste reconocimiento constitucional permitiría en primer lugar que nuestra Patria marcase: un nuevo gol democrático para mayor pasmo, asombro y admiración de nuestros vecinos europeos. En segundo lugar agilizaría en gran manera la tarea de los futuros gobernantes, pues así se podría prescindir de incomodas y chinchorreras fiscalizaciones de las minorías. Ñó sé qué les parecerá a los démáá, pero yo creo que si algo tenemos que agradecer a la U. C. D. es este nuevo invento, lleno de ese espíritu de concordia y reconciliación que tan buenos frutos esta dando a este país antes llamado España, especialmente en las Vascongadas. Y si no que se lo pregunten a los separatistas que todavía no se creen lo de las nacionalidades. -Enrique LÓPEZ BERMEJO. Reiteramos a- nuestros amabUs cowWMcéjfcíe que en esta sección, abierta a ellos mismos, se publicarán todas las cartas que, a juicio, exclusivo e inapelable de la Dirección del periódico, tengan un interés general expuesto con un mínimo de colección en el fondo y en la forma y ¡bajo firma con suficientes datos identificadores del autor: Documento Nacional de identidad y domicilio. Asimismo, recordamos que ni mantenemos correspondencia sor 1 ore las cartas remitidas ni devolvemos las no publicadas, y rogamos la máxima brevedad ¡en la ¡exposición délos temos, lo que facilitará su publicación y evitará a la Redacción extractarlas. JSs interesante, también, resaltarque A B C se solidariza necesariamente con las opiniones vertidas en las. cartas ni acepta éoirib evidentes e- irrefutables las v rsiones sobre determinados hechos o sucesos, máxime cuándo los propios servicios informativos del periódico hayan obtenido otra versión, ü la que, salvo prueba y no mera, afirmación en ¡contrario, ha de atenerse. El derecho úe replico, úc innecesaria invocación, per. r. a ¿eriódieo accede gustosameri: c. rectificaciones, discurre por t- -JCS muy estrictos, casi nunca observados, pero que el periódico salva en aras de su buena disposición al diálogo y al espíritu de esta sección. rúente revisar qué es lo que la Televisión hace en favor y en contra. Siento mucho si estas letras expresan con dureza- lo- que muchos padres, -no solo yo, pensamos de la educación permisiva y de lo que concretamente hace la TV. en sus programas por elevar el nivel de edu- caclón y cultura de la juventud, ¡es mucho lo que nos jugamos! -Federico DE LA PUENTE SICRE. Á nuestros comunicantes Impresos oficiales a precios abusivos Señor director: J a pasado día 7 adquirí en la estafeta de Correos número 2, ubicada en la avenida de América, unos Impresos de recibo de certificado y me cobraron por cada uno la cantidad de una peseta. En ellos e s t a b a impreso: Precio: 0,50 pesetas Al adquirirlos me sorprendió: 1. El incremento del precio én un 100 por 100 superior a lo autorizado de una manera general por el Pacto de la Mocloa. 2. La venta de un impreso en un establecimiento oficial, a un precio superior al consignado, con infracción de las disposiciones legales prohibitivas. -Juan Manuel LÓPEZ Los destrozos en las cárceles Señor director: Con motivo de los últimos sucesos de Rentería, tanto los perjudicados como el Ayuntamiento de aquella localidad han solicitado Indemnización de dañes, cosa que, lógicamente, el Gobierno ha concedido. Dados los planteamientos actuales, de todos conocidos, es fácil imaginar que llegada la tasación de aquellos daños no vamos a andar remisos en generosidad. Perfectamente. Pero esto trae a mi imaginación otro asunto, también muy actual, ¿quién paga los desbrozos que se están produciendo en las cárceles? SI tales acciones tuvieran lugar fuera de ellas serían perseguidas criminalmente y sus autores estarían procesados y sometidos a una responsabilidad civil subsidiarla, para el resarcimiento de los daños materiales causados. Aparte de las medidas disciplinarias que puedan haberse aplicado, ¿qué está ocurriendo en este terreno con les presos indisciplinados, autores de daños arbitrarios y tangibles contra el patrimonio público ¡que se cuentan ya por cientos de millones? Supongo que nada. Al menos, nunca he visto en la Prensa, hasta ahora, Información sobre el asunto. SI esto es así, me parece grave en un momento de reo- rde- Contraeducación en TV, E. Señor director: Quiero expresarle el profundo disgusto que sentí al tener que apagar el. televiso? debido al lamentable comienzo del programa La sonrisa de un niño sobre idea dé Lazarov y que en su propaganda llama modesta contribución al Año Internacional del Niño No sé cómo siguió el desarrollo del programa, porque a poco de comenzar tuve que apagarlo, para que mis hijos no vieran la falta dé educación que allí se presentaba. Me parece de lo más improcedente que un programa que debe estar asesorado por personas. responsables: educadores, pedagogos y psicólogos, dado el público a que se dirigía y el motivo, se deje en manos de gente irresponsable. Así no educaremos, así vamos a institucionalizar la chabacanería, el mal gusto y la grosería, de donde se seguirá como paso siguiente el gamberrismo. Ahora que parece qué hay un mayor interés por la cultura, aue hasta hay un Ministerio para ello, críe que seria eonve- Señar director: En nomo- e de la Junta Provisional de Matronas, y én representación de un número considerable de matronas afectadas por el conflicto actualmente en curso, le rogamos la inseif ion én el periódico de su digna dirección de las siguientes lineas de rectificación. Estv pirimer lugar y en contra lo que en la noticia se dice, el ministro de Sanidad y Seguridad Social, don Enrique Sánchez. de León, no recibió ni se entrevistó con una Comisión de matronas, que, tras permanecer doce horas en el edificio del Ministerio fueron desalojadas por la Fuerza Pública, Mn conseguir hablar con él. La presencia masiva de matronas en los alrededores del Ministerio tenía como objetivo primordial protestar contra su persistente negativa al recibirnos, ya que habiendo solicitado audiencia en repetidas ocasiones para exponerle el grave problema que nos afecta no conseguimos verle en ninguna. Con respecto a las aspiraciones de las matronas es totalmente incierto cuanto han precisado fuentes próximas al Ministerio de Sanidad Las matronas españolas no aspiran ni pretenden la creación de nuevo tipo de su Colegio Profesional, por la sencilla cazón de que ese Colegio lleva más de cincuenta años funcionando normal y legalnfen- te. Lo que pretendemos es que ése Colegio no desaparezca, absorbido en contra de la voluntad democráticamente expresada por las interesadas por el Colegio de Practicantes y A. T. S. Las matronas entienden que su profesión es distinta a la del practicante y queremos continuar rigiendo nuestro propio Colegio sin supeditarse a quien siendo más en número no tienen los mismos estudios especiales ni Iguales cometidos profesionales, -Junta Provisional de Matronas. Reivindicaciones de las- -matronas