Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUAN GRIS. CINCUENTA AÑOS DESPUÉS Quitare devant ia mer Parfs. (De muestro corresponsal. La gaitris Berggruen ha conmemorado con gran acierto el quincuagésimo aniversario de la muerte de José Victoriano González, el pintor, dibujante y grabador español que hizo universal su seudónimo de Juan Gris; un Juan del pueblo que se ocultaba- -paradoja para un maestro del color- -en esa combinación de la tristura, de la modestia y de la hunvldad que es el gris. En las salas de esta galerfa parisiense, que se encuentra en la antesala dei barrio Latino, entre Ministerios y centros oficiales, se expusieron lienzos, dibujos y documentos manuscritos del gran madrileño, que comenzó con el dibujo humorístico y concluyó con (a apoteosis dei cubismo. Esta retrospectiva abarca los quince últimos años del maestro y en ella se manifiesta la definición que Juan Gris dio de la pintura: Es una especie de arquitectura plana y coloreada. Y en otra ocasión: Cézanne marcha hacia la arquitectura. Yo parto de ¡a arquitectura. Por ello compongo- con abstracciones (los colores) y tas acomodo cuando se han convertido en Antiguo taller de Picasso y Juan Gris, objetos. te batean lavolr en Montmartre. Todo ese afán de reestructurar el objeto y ia figura humana se muestra en esta retrospectiva con una inmensa fuerza emotiva porque sólo la antología permite descubrir un panorama. En una esquina de la sala, ios dibujos, de un preciosismo académico, de Posette Gris o de la madre del artista. Junto a ellos, cartas del pintor a Raymond Radiguet, a Jean Cocteau y a L. Rosenberg; unas cartas de caligrafía muy cuidada, con sus gordos y finos, como en los viejos cuadernos de Valliciergo. Pero lo que de verdad impresiona en esta retrospectiva es el conjunto de los lienzos, y lo que más emociona es esa reiteración de la guitarra como elemento clave en la fragmentación, en la multiplicación de planos, en fa ruptura armónica, calidoscópica, del conjunto. No hay más que seguir la serie de obras para comprobar la obsesión de tres elementos capitales: la guitarra, la botella y el periódico; algo que el maestro Ramón Gómez de ia sema analizó con tanta agudeza en su libro temos documento esencial para todo el que desee entrar en el laberinto cubista. Violin y guitarra Guitarra sobre una mesa Guitarra y cartabón Guitarra y frutero- Guitarra sobre una silla Vista de la bahía con guitarra v ¡primer piano Pie 1914 (Col I age) rrot con guitarra Y acá y allá, las bote- lia que Ramón- -la cita es inevitable y neceaaria- -llevó a una condición artística: al botellismo Junto a ellas, un periódico, siempre el mismo: Le Journal En el cubismo de Gris, que es más puro que el de Braque y más sincero que el de Picasso, esos tres elementos adquieren un valor jeroglífico Inquietante. La botella como ente de razón según el planteamiento de los cubistas del Bateau Lavoir, se codeó con la guitarra, convertida en grada de dislocación y con el periódico, recurso ideal para el col I age engañabobos. Con la botella al ¡a de hombros- -escribe Ramón- -comenzó a emborracharse el cubismo, sorprendiéndola como si fuese el gato de las cosas entre las cosas, conío la señal de la juerga abstracta sobre la partida de defunción de los cuadros; defunción que declara su remoquete de naturaleza muerta. Las naturalezas muertas de Juan Gris están muy vivas y gozan de buena salud. Sus guitarras están templadas en su destemplanza, sus botellas están llenas de misterio de la mejor cosecha y us periódicos son siempre los de pasado mañana. En esta exposición de la sala Berggruen se aprecia todo lo que Juan Gris tenía de José Victoriano González, un nombre predestinado para lidias ideales que, por un azar que había de repetirse, desgraciadamente para una España que se encogía de hombros, trajo a París para siempre a otros españoles calenturientos de creación. Lo moderno es en España viejo, con varios siglos escribió Gertrude Steki. Sí, pero esto no justifica ni razona la Indiferencia. ¿Para cuándo una exposición (oficial y completa) de Juan Gris en España? Coincide esta muestra con la reciente publicación de un Catálogo razonado de la producción de Juan Gris, realizado por Douglas Cooper y Margaret Potter y editado poi Berggruen. La obra consta de dos volúmenes de 514 páginas cada uno, en los que sí reproducen y comentan las 621 pinturas d e artista. Una biografía muy completa, un índice de títulos, otro de coleccionistas y numerosos documentos iconográficos cierran l obra, que va ilustrada además con reproduc ciones de dibujos gouáehes acuarelas, esculturas y decorados teatrales de Juan Gris La tirada ha sido limitada a 750 ejemplares y su precio es de 3.000 francos (unas 50.0 QC pesetas) Enrique LABORüE