Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. todo ello, declina también es la variada gama de radicaciones, implantaciones y presencias conseguida por la U. R. S. S. en el mundo árabe. Los socialismos totalitarios de protectorado apoyados allí desde Moscú, como aparatos de simulación y cobertura para la estrategia militar soviética, entran en un cuadro de condiciones nuevas y en absoluto propicias para su cómoda subsistencia. Pues bien, desde todo esto y desde lo anteriormente señalado; desde el plano general de los intereses géopolíticos creados y desde las rígidas burocracias totalitarias, seguirán alentándose las más diversas resistencias a la política valerosamente iniciada por Egipto. Estamos, en fin, con la paz egipcioisraelí incoada, ante un dato de primera magnitud para la política exterior española. Igual en lo que toca a nuestras relaciones con los árabes que en aquello que corresponde a la aproximación de las condiciones en cuya virtud, eventualmente, habrían de establecerse vínculos diplomáticos con Israel. M A R T E S 37 DE DICIEMBRE DE 1977. PAG. 3 ALFOMBRAS PERSAS LEGITIMAS ASIA MENOR CAUCASO CHINA etc. LA MEJOR INVERSIÓN DE TODOS LOS TIEMPOS SERRANO II MADRID- I OPINIONES AJENAS, POLÉMICAS, CARTAS, PUNTUAIIZACIONES, COMENTARIOS. Negligencia administrativa Señor director: Le escribo en nombre de un grupo de unos 40 funcionarlos que venimos padeciendo un verdadero calvario a causa de las trabas administrativas con que nos encontramos ante un derecho reconocido ya por los Tribunales. Pertenecíamos al Servicio Nacional de Productividad Industrial, organismo autónomo del Ministerio de Industria, que se suprimió por decreto dé tal Departamento en el mes de agosto de 1967. Al suceder esto se nos integró, en gran mayoría, en el Registro de la Propiedad Industrial, pero no en calidad de funcionarlos públicos, traduciéndose nuestra inferioridad respecto a éstos en un señalado quebranto económico, que, por citar un ejemplo, en los técnicos era de 12.000 pesetas menos al mes que los de plantilla. Tras un sinnúmero de vicisitudes, tales como entrevistas incesantes, visitas al Ministerio, a la Presidencia del Gobierno, etc. solucionaron, ¡por fin! nuestra situación en el año 1974, con efectos económicos sólo desde ese año. En consecuencia, Interpusimos recurso de reposición ante dicha Presidencia, la cual aplicó el silencio administrativo Entonces acudimos al Tribunal Supremo, el cual nos dio la razón, declarando por sentencia de 20 de diciembre de 1975, dictada por su Sala Quinta, que desde e citado año de 1967 teníamos derecho a la cualidad de funcionarios de la Administración Civil del Estado a todos los efectos, incluidos los económicos Inherentes a cada categoría administrativa, sentencia que no ha sido cumplida. Pero la Presidencia del Gobierno, basándose en criterios para nosotros desconocidos, ya que nada han explicado, modificó la sentencia de nuestro más alto Tribunal, lo cual va contra el ordenamiento jurídico, ya que nadie puede alterar lo que dispone el Tribunal Supremo. Y así, contraviniendo también el artículo 100 de la ley de Procedimiento Administrativo, restringe los derechos declarados en juicio únicamente a los dos años anteriores a 1974, sin que tampoco nos dieran nada. El Ministerio de Industria, al cual pertenecemos, facilitó a la Presidencia las cifras que a cada categoría de funcionarios correspondían percibir, pero hacen caso omiso. El perjuicio económico causado es notorio, debido a la creciente pérdida del valor adquisitivo de la peseta, por lo que creemos estar en nuestro justo derecho al exigir no sólo que se cumpla la sentencia del Tribunal Supremo, sino que nos abonen los daños y perjuicios. -José EGUIBAR. Publicidad BREVERIAS LOS ABONOS Afluyen frecuentemente a nuestra Redacción, queDfcL KfcAL jas relativas a los abonos de los conciertos del Teatro Real, cuya distribución se considera poco menos que como monopolio y, además, transmisible por herencia o lo que es peor, por recomendación. Sin duda hay al menos una parte importante de razón en estas quejas. Existe- un dato incontrovertible: el entusiasmo y la constancia con que los no poseedores de estos abonos- -pertenecientes, además, a estratos sociales, no culturales, inferiores a los abonados y. por tanto, muy ajenos a la vertiente suntuaria de los conciertos- -buscan una entrada para éstos en comparación con el que sin duda pondrían algunos abonados si tuvieran que disputársela al precio de tantas molestias. Por eso, quizá convendría replantear la distribución de esos abonos, limitando al máximo su cupo, no haciéndolos transmisibles, por ejemplo, o arbitrando cualquier otra fórmula que sirviera para extender, o sea socializar, el acceso a una máxima manifestación cultural que no se restringe por falta de demanda, sino- -esto es lo grave- -por falta, meramente burocrática, de oferta. Va r I a s razones- -aparte las preventivas de la violencia a que son Irres i s t i b 1 emente proclives- -abonan la proscripción de las manifestaciones callejeras, cuya autorización no es sino formalidad administrativa sin Influencia en su carácter patológico. Una razón es la desproporción con sus fines: no se combate el paro protestando contra él en la calle, sino, en no pocos casos, trabajando sin exigencias imposibles; ni se combaten los precios pidiéndolos baratos para comprar y caros para vender; ni los salarios altos se exigen, sino que se ganan. Paro, precios y salarios son aspectos de una crisis que se resuelve en los despachos, no en las plazuelas, aunque desde éstas se deba una colaboración que no se presta. Otra razón es la existencia de unas Cortes donde los representantes de ese pueblo que legítimamente quiere trabajo y pan barato tienen la misión de arbitrar los medios de proporcionárselo. En cuanto se trasvasa esta misión a la calle se corrompe la democracia; se esteriliza toda labor fecunda de gobierno y se ofrece a la honesta conciencia ciudadana y al mundo el bochornoso espectáculo de holgazanería e irresponsabilidad colectiva que es, en no pequeña parte, el espectáculo actual de España. Y como el pueblo o habla por las Cortes o grita, es hora de que, con todas su consecuencias, haya Cortes o callo. MANIFESTACIONES i1 T r irn i o CALLEJERA 5 desean Felices Fiestas y u. próspero año 1978 a todos sus clientes, Y amigos. IANUNCIOS ¡TARIFA OFICIA ICARLOS- JAIME- 255 58 00 y 256 70 23 FIN DE ARO GRAN HOTEL Plaza de la Catedral, 6 Teléfono 2110 23 FAISANES Sr. OTERO- -Teléf. (91) 275 16 43 Rectificación En el resumen gráfico del año 1977 publicado en el último número de nuestro suplemento dominical (24 de diciembre) se deslizó un error que rectificamos gustosos. En el pie de la fotografía relacionada con el secuestro de Un Boeing- 727 de Iberia, el 14 de marzo, se dice que el secuestrador fue reducido por el piloto don José Recuenco, comandante de la aeronave, cuando en realidad lo fue ipor otro comandante- piloto, don José Miguel Santamaría Mena (a la derecha, en la fotografía reproducida) que subió al avión en el aeropuerto de Zurich. junto a dos policías disfrazados con uniformes da Iberia. COMUNIDAD DE PROPIETARIOS PISOS DE 300 m 2 Información: Tels. 456 39 11 y 456 39 95 Horas oficina. ZONA ARTURO SORIA