Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Próximamente cumplirá cien años AURELIO DÍAZ CAMPILLO EL ULTIMO DE CUBA Vive al pie de los Picos de Europa, en la pequeña localidad asturiana de Tietve H ACE solflmenlfl unas mese! r l sn un pfiriüdico de gran wraiia la noticia da que habla muarto si ünl o aupervlviflnia de la guerra do CubJ. cerrdndosa asi una fllapa üd nireslra Hjsloriar P j s f ein duda la noUda, pues en mhs andanzas por los picos ds Europa el vfirsno de 1976 conocí a un vigoroso paisano con muchos aflos V cuaniíosa da cendcncia, que nos conlatja aseen as vividas por é l en? u tucha conira tos ífisürrectos y no tenia a psclo be morir a causa Ú 9 los afio 3. Hica pfopüsilo de averiguarlo n las vacaciona: del presante flño. por decir l na rjue rlena la A LOS DIECIOCHO AROS. DESTINO: CUBA AíT creció Aurelio, robusto, endurecido como una roca píir el Irlo, el sol, el agua, i nl ve y todas B 3 inclemencias y pe- nalidades del homüre primitivo. en contacto siempre con 1 a naturaleía dHipiada y bravia A los dieciocho años. i? n 1 B 67, entro an sue e lo (aliaron y lúe destinado a Cuba, al campamento provincial do La Habana 5 a n Antonio Ce las Vegas, a las úrden Q del general don Arsenlo Blanco. -Gran ¡orrtbre- -nos dice Auretlo- uet nun- ca mandaba hacer coses QUB no pudiera hacer ét mi fioTo íos la Qtiñfian. f Entro en acciün el cuarto aAo de los Cinco que duró la guerra confía los smOoscsdoj; con Ira lOí ini- ufrecíos. Nos cuenta multitud de aventuraa de pequeña envergadura y ante nuestra insistencia, nos dice: -Ca aO Que os voy a contar una Que merece la panad o s scniamoa Bn corrillo sobre fa hierba y é l lomando c o n ciencia de su Importancia, nos cuenla llanamente: -Esfsba de centinela y i una descubiBiia. de ¡a muchas pus í e ftadan al ansmigo ocu rp en los grandes Cosques, saUoran del campamento Dase de San Aníonro cusriro hombres a cetisUo. Las iueriss es f a fian da Ump sia a ¿tocos kilómetros Ja Ja C 9 se en ella r uedamos 80 homares rodalados de todo ser vicio por ¡as lercanas... iLas paittdicEz eran peores que os Tfi ntioscados A la media horSr ípronmadan ¡6ii t 0 voo d SdO et puesto de confinóla o ¡os cuatro inejes, que mfls O oJ vienta, y d trás de ellos mu cbos insurfBclos a caballo. El úliimo de los cuatros caOaJíos disminuyó ei galopa Y si ¡inete fue alcamíado. derribado y dogoHado BÜI mismo. Los OlroS ¡res entraron en ruBStras Uñosa gritando iA las 9 mas iSon mfls de cuafroc Biros -ínmediaíamenre, ¡os BO hombres con sus fusiles sallaron a i as trincharas Se le anima la cara a Aurelio y pregunta- ¿Sabéis cómo les ftfcimos ponar fos piss en polvoroS s IA ¡oganazoi Pronto Quedaron tendidos mds de ¡B mitad V oí resfo d saosfocid en el bosque próximo, t o s muy... se eniera ot íit? qup nn ífl basa sólo hi b ¡a 80 espsi oies smgriilos y enlerm o i Y va ven. con- tiritona y rodo ffs dimos su meraddo LLEGARA A CENTENARIO EN OCTUBRE DE 1973 Aprovecíiando uno de fos pocos días gloriosos (como denominan gráricamenle los ingleses s los dias lorinióaths cogí mi pffp. fll legíHmOn 31 que no conoce ob LÁcuto y Tna fui sn busca de m i amigo. Lo encontré con i u lamina eco ftciando íilerbas medicinales para el invierno y madera y rafees de n gal para sus rústicas tallas, que de pu 6 ¿vende a buen precio. Bajamos a su ca a y alli estaba su hermano, su hJjo. varios nJalos y biznielcd- Una tataranieta se hallaba aumente. Su mujer rmirlO haca sfio Efechvamenle, Aurelio Olfli Campillo cumplirá cien años el 16 dff oclubre da 1978, Es hijo de Bernabé Dia 7 y María C a m pillo: nacio en Tielve, uno de toü pueblos Impresionanies por su beflezB. al borde del rfo Duie, que descansa en un Increíble valle muy estrecho, de un v rde Quo sólo exisEe en estos parajes; fln pendientes rocosas, que s aproximan a la vertical, la víiEa alcanza muy pronto afiladfla cn- üLüs. El cohjuntD y lan bello, que mAs bien parece una decoración salida de un sueño. Aurelio nos dice: -CUBI O Sfa paqufl o ío pasé bostsníe amorfo pues mis pudres, pasíores, no lüühn par 3 m f l i Mf n ñei tus cavar el huerto y cuidar ganado; unas vecDS, c a í j f f l j olra. -i wacaí. De mojaduras, trio. agua. nievo a monrones En cuanto oocurcclí, a úormir sn las cuev a i tínas voces con candif: orrss. sin él. hfi contidn eran caslañaí. nueces y iBCtíft, IJUP nunca me failó. como ei g u e í o da Cflüra ea, quo si ors lo ds ¿Y DÉ LOS AMERICANOS, QUE 7- -EslaD t en La Habana cuando ompezsfon a apronmursv a la bahía vanos barcos afnBr ¡ca na So corrió ¡a voz y lomsmos posicronss en una co ma OUB don lna ¡a bahía. Empezó oi bo. -r berdea de los barcos, poro ai sOQundo caAonaio QUB dispufá 1