Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
III Jl Manolete en su niñez, pasó hambre, pero no hizo pubUcidad de ella MonoJcte- orando en la cApUId, por Saavedra. Un e UtuarEo del úlllmo CBllTa de Córdolja. es do hierro. Tiene que ssr torero como 20 a. Una manaría del arto 1929 so reúne con su primo Manolo Rod, -í 3 uei, hijo 0 1 B a b ü C h i c o- y dfl Raíael Luqua. Los tres e m prenden el camino del- L o b a tón- H finca enclavada En el tÉrntino de í p 3 J o Se han- o r! n Tao da que va a ceiEbrar e un herradero y a lo mejor tienen oporlunld d de- dar capa L í 3 dejan torear unas b i c e r r a s de msdia casta. -M a n o l e i a- dasgaroado y an las primaras latras de la tauromaquia, aguama con Impavidez los achuchones. No 0 asusta- Será torei O. Poco después volvería a otro lenladaro, n la finca de don Inda eclo García Mateo, a c o m pahado da un sobrino do- M a chaquUo- Kueva experieiicla Satis f a d o ria- Y en seguida otra lienta, e i t a vez en la Tinca da don Florenlinc Sotomayor. En este lentadsro coincide con un muchacho, un tal Guillermo, que con el liempe ssrla su hombre da conTiania su llsl m o r o da espadas. En ssla placUa recibe i Manoleie- su bautismo de sangre. Una becerra le propina un puntazo en una p a n l o n i l l a En la Heñía estaban como d i i e c l o ros de i fa na campera l o i matadores da loros Fausto Barajas y Marclat Lalanda. Es preclsam s n l s Maiclal. en la de au aranülijsa cflirera. quien traslada en su automóvil al malatlila a Cúrdoba. allerna con la torera Juanita Cruz, en Cabra, e s p u á s de actuar en la pane sciia da varias charlotadas, lormando parta de la agrupación cómico- laurina musical- Loa C a lifas- -M a n o l s t a- viste por fin su c l f Iraja de luces en una nociurna celebrada en CórdohaAlle; narQn con él e! -tJiño da Palma del R i o- y- ía ¡cha Ya empieza- M a n o l e t e- a revalaisa como un consumado esloqueaÜor, cualidad qua no g abandonó 3 lo largo de su carrara. f íe dacia el maestro An Ionio Bienvenida qua era precisamente- M a n o l e t e- e l mejor esloqusador que había visto en su vldaLe asombraba al maestro Bienvenida la pureisa en la Inlerprelacidn da la suerte suprema del torero de Córdoba. nCuar do ES IE han cantado tantas excelencias como m u M S r o- -decía Anlonlo- se ha dicho, amparo, muy poco de lo que sn realidad era muy bueno, n su enir Qa a la hora de matar, esa gntraga que rerminó con su vida ta cumplen ahora Irslnla años. A l público 3 aqtj l piJblL: D oílavia aficicnado cabal. I? In (3 re aba s lor TD en la arQna. S 3 preociupaban por las co as que t r a capgz tíe hacarls a loa tOíCSr Hoy lodavia ss polemiza soüre el t i t i l o de Ma. ioier S j personalidad se Íor ó e n lijs ruedosNo (ue írulo dG campañas publicitarias, explotando la s nsLblerla de las gentes coma o c u rriria años despué i con determinados lorsTos 71 da masas. -Manofste pasó bambra sin ciienfo; pefo no s cutüú a su hambre para crsarsa una hI loria, mliad dE potuecilo, mílad de ladrón de gallircas, con la qu 2 n o i han avasallada posisrlormenla e n la reclejiTlsima época de dfiscomposrciún de nuestra fiesta nacional. -M a n o l e t e- era un niño dábH e n í a r m l i a acomplejado y I r i s i s Su padre había í i d o un sEg ¡inQbn del torso, pese a tener un oficio muy bien apTeriüJdo; pero malflba rematadamenta mol hasis el pumo que los criEícos de Su época le apodaban- Manolo travesía porquB atravesaba C 3 S ¡todos IOJ oras. En aquellos tiempos, la suerts ds malar era lunüaman tal sima TGÜO el torso oslaba enL; am ¡nadD a i auerie suprema. Manolete, padrs, enJermo de la visla- -a asía dalscio físico S 9 le alrlbuya la mala c o locación üfi a u í a a i o c ü d a -no consiguió alcanzar la cumbre da la laufomaquia de su tiempo. Y por eso, cuando murift en su casa d l barrio O0 Santa Marina, el A de m a n o do 1 23, dejü a su ramrlia en la indigencia. Nuestro Manolete coníaba cinco artos da edad al producirse el úbiio de su padre. A d e m S i habla d o j hsrmanas, Soledad y Teresa, que comparlJan con ManolJio as privaciones de la casa, cesidad. 5 u madra, hQioicamzn ft. Iba sacanoo a la f á m í i a a d j lant Artos después diría n la iniimidflü; Y o no vela un bocadillo c o m o n o fuera en j n bautizo. TORERO POR LA VOZ DE LA SANGRE Los Hermanos Salcsianos da COrdciba le tuvisron baio su protección desde los tais narta l o i once a os. Cuentan 5 ua ancianos profesores que Eira un niño acobardado, retralcío, terrlblemenle pensativa y trislB, poco ajTiJgo da los juegos, como si estuviera consciente de las privaciones do su casa. Una 3 z fuera dsl colegio caminaba sjempre meiído e n s i mismo por su barriOr donda laníos toreros se habían dado, -G u e r r i t a- era un especlácuTo. El coloso de Córdoba, siempre vaütldo d 5 corlo, sentenciaba en su club de la caifa d t Gondomar. tfWactiaqujto- más cifcunEpeclo, vivía su bien ganado retiro? ntr 3 la admiración de todo e! mundo. -W a n o l e l a- pensaoa en ser torero. Quería sacar a su lamilla de la miseria, pero ¿enlla en lo más recóndito de su ser la llamada dg I3 afición. Era la vi? z da la sangre, oiera por (odas partes, la qus Id invitaba a ponersB d s l a n l de los toros. La vida ú s los humildes, q u í tan t i e n conocía, era opusala a la de los lorüroa, siemprs bren v j s lldos. manajando dinero, lujos y mujeresEmplezs a jugar con los rapaces d su edad al toro, paro se cansa, s latlga. no pu da con la debilidad, Pero si su natuiateza era frAgll, su voluntad EL DEBUT EN TETUAN DE LAS VICTORIAS Juan Pons Nflaiavernls, en su libro- L o que he visto en 1935 enjuli ia 9I debul de- Manoí ís en Te luán de las V CIOÍÍES, é SU PRIMER TRAJE DE LUCES -ManolEle- pelsú con la na- Al arto slguJanle i n u n l e n i i i an varios fastlvalss c c a t r j d o s Qn MoJiiilla y Sujalanc El Domingo de R e j u r r e c l ó n da 1 S 31 ya desaparecido c o i O arrabalaro de Madrid, con unas profecías que nos harían recapacitar, si no i L i p l a m o s ya por oupsrlencia, lo arriesgado que es proíelizír en tauromaquia. La mus de la veces se cae en ridiculo, -M a noleta- debutó cün nombra equivocado. En los cartelas! e pusieron Ang r en VÜE de ManoloEt revisleto la enjuició así: M n n o l f i l e es hijo del lamo- 6i 75 AÑO Ot lOlFÚS