Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DE LA MUJER ellas en él parlamento liegos. Luego. el del abandono del campo a causa de la emigración. De esa emigración en donde no se encuentra recompensa ni satisfacción por un trabajo tan duro. No podemos olvidar a la pesca, sobre todo ahora, cuando está siendo castigada tan duramente por las famosas doscientas millas. Y, si quiere, le puedo seguir contando problemas... Durante m u c h o tiempo. Mucho tiempo. ¿Qué piensa de ia autonomía gallega? -Creo que en mi tierra es casi un emplazamiento que hay que hacerle al Gobierno. Porque, insisto, Galicia no es separatista, pero exige e! reconocí miento de una autonomía regional como solución a muelos de los problemas que ie acabo de describir. Todos ellos, la perso natídad y peculiaridades de nuestro pueblo, pueden encontrar un marco muy adecuado en esa autonomía, y de verdad fortalecer la unidad de la patria. Con un criterio quizá demasiado estrecho se ha dicho que ios regionalismo escindirían la unidad de España. Pero, yo creo que si se da a cada pueblo su regionalismo, de acuerdo con sus necesidades y características, lo que se conseguirá es una mayor unión. -Cree usted, entorices. que lo primero que hay que plantear en las Cortes es si tema, de ¡as autonomías regionales? -Lo primero que hay que plantear es una nueva Constitución. Y la organización interna de las Cámaras. Pero tal y como se presenta el panorama político del país- -pensemos en la Genera itat, en Tarradeilas, en Euskadi- -creo, efectivamente, que es urgente abordar la cuestión de las autonomías. Como gallega pienso que es necesario. Nosotros estamos especialmente sensibilizados hacia él. En muchos momentos de fa Historia hemos perdido el carro ¡Y somos gentes leales, se lo aseguro! Tenemos mucha paciencia. Estamos acostumbrados a sufrir mucho. Hemos tenido que sacrificar muchas cosas en aras de la lealtad de Galicia. Pero creo que ya es hora de que al pueblo gallego ie den lo que se merece. Nona Inés VHa iño, -una ferrolana de treinta y tres años, habla con una suavidad llena de energía de su tierra y por su tierra. Dice que no se ve con un gran porvenir político y, sin embargo, lo tiene. Porque ha comprendido qué ¡a política es el arte de hacer posible el bienestar de un pueblo y está dispuesta a plantear ante el pueblo soberano, que son las Cortes, todo lo que lleva dentro y todo lo que hay en el corazón de esas gentes gallegas que preguntan a sus presentantes: A ver que eu o que facedes por nos? Isabel MONTEJANO Fotos: T. NARANJO MONTERO N ONA Inés Vilariño ocupa, desde el pasado 13 de julio, uno de los escaños das Congreso de Diputados. El 15 de Junio había resultado elegida por La Coruña tras presentarse a ¡as elecciones par la Unión de! Centro Democrático. Nona está casada, tiene treinta, y tres años, una hija de diez, vive en El Ferrol y estudió Filosofía y Letras en las Universidades de Salamanca y Madrid. Es profesora de Historia en dos colegios, donde también ejerce couno orientadora escotar. Nunca se había dedicado a la política hasta que nació el Partido Gallego independiente, que más tarde entró en ¡a coalición electoral Unión de Centro Democrático. ¿Qué piensa deJ separatismo gallego? -Los gallegos no somos separatistas. Lo que ocurre es que creemos que la solución a mistros problemas puede venir por la vía de 4 a autonomía regional. Hoy los gallegos están concienciados de que es necesario afrontar las cosas con realismo. Somos, eso sí, independientes. Y, como bien dice el señor Cela, tenemos una gran conciencia y raigambre de país y paisanaje, no distintos ai. resto de España sino con unas peculiaridades y una personalidad propias. Pero el autonornjsmo que pretendemos no tiene nada de separatista. ¿Cómo entró usted en el partido y por qué se incluyó su nombre en las listas? -Le voy a ser absolutamente sincera. El proceso fue muy sencillo. Vino a verme el padre de una de mis alumnas y me dijo que yo tenía muchas cosas que decir y que podía decirlas bien. Me animó a formar parte del P. G. I. y a que me metiera en esta rueda. Todo se ha debido quizá a mi actividad profesional, pero no ha habido ningún mérito por mi parte. ¿Le parece poco que su actividad profesional bien ejercida haya hecho que pidieran su ayuda? -Pero eso no tiene ningún mérito. Debo decir qué he tenido un gran apoyo sor parle de muchos compañeros, que me han traído casi en volandas hasta aquí. -Supongo que no es usted feminista, pero, ¿le preocupa la problemática de) a mujer gallega? -Sí. Y lo he dicho en todos los mítines que he dado. Precisamente eso: que no soy feminista en el sentido que hoy se le da a esa palabra. Pero el problema de la mujer en Galicia es muy serio. Y tiene unas características mucho más dramáticas que en otras regiones de España. El programa de mi par- NONA INÉS VILARIÑO DIPUTADO POR LA CORUÑA tldo respecto a la mujer es muy ambicioso, pero se pude resumir en pocas palabras: conseguir el acceso de te mujer al mundo de la cultura, que es lo que puede potenciaría en los demás aspectos. Si de verdad la mujer consigue llegar a él, la marginación habrá terminado. Es algo que voy a proponer y tratar de conseguir por todos los medios, en fugar de (a tan cacareada igualdad de derechos de cuya necesidad estoy plenamente convencida. Porque (a raíz de este problema está en el otro. Otro tema que me preocupa mucho y que conozco bien es el de la educación, que será prioritario para mí a todos ios niveles. Creo que ia educación es la inversión más rentable que puede hacer un Gobierno o un país. La problemática que presentan ambas cuestiones, la de 4 a mujer gallega, sobre todo en el ámbito rural, y ia de la educación, me duelen. A veces con dolor físico. Creo que algunas cosas no se han solucionado antes porque no se han planteado con sencillez. Como soy una gallega sencilla, del pueblo sencillo, creo poder plantearlos con sentido común. -Durante la campaña, y en su recorrido por los pueblos corurleses, ¿cómo se dirigía a la gente? -Les decía lo mismo que fe estoy diciendo a usted. Y lo mismo que pienso decir en el Congreso, intentaré traer hasta aquí la voz del pueblo gallego y elevaria hasta donde pueda. Las mujeres hablamos muchas veces con el corazón, pero también con la cabeza. He utilizado el idioma gallego porque estoy convencida de que somos bilingües, porque lo quiero mucho y porque deseo potenciarlo y descubrirlo, aunque esto no significa que no quiera que nuestros hijos y paisanos hablen correctamente el castellano. He hablado en gallego cuando la ocasión lo requería, en los puebliños y en las aldeas, y en castellano en ciudades como El Ferrol y La Corana. Nona Inés Vitorino está dispuesta a iplantear todos y cada uno de los grandes y pequeños problemas de su región. Y a que se la escuche. ¿Cuáles son los conflictos más graves con Jos que se enfrenta Galicia? -Es difícil decirlo: son cientos, miles. Le voy a contestar como Nona: fe voy a decir cuáles son los que más me sensibilizan. Yo vivo en El Ferrol, una gran ciudad industrial que depende de dos astilleros. Me aterroriza el paro. Porque creo que un hombre sin trabajo está abocado a todo. Otro problema es el de la educación, sobre todo en las zonas rurales, en donde tas concentraciones escolares no acaban de encontrar la fórmula de escolarizar a tantos niños ga- Me sensibiliza mucho el grave problema del paro en Galicia, porque creo que un hombre sin trabajo está abocado a todo La autonomía de Galicia es casi un emplazamiento que hay que hacerle al Gobierno