Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES, 21 DE JUNIO DE 1977. PAG. 78 4 O -i: Paginas de críticas, comentarios, entrevistas, y cartelera Opera La escena al día VICENTE PARRA. Otra vez vuelve al teatro el g a l á n cinematográfico, quien encabezará, con Ramón Corroto, el reparto de La jaula de los locos comedia destinada a la apertura de la temporada del Barceló, dirigida par Jaime Azpilicueta. SI BY SH E BY SONDHEIM -Ha debutado en Broadway con el mismo reparto de Londres, donde una segunda compañía sigue representando dicho espectáculo. XIV FESTIVAL: FIDELIO. DE BEETHOVEN Con Mctrita Nopier y Alberto Remedios como Leonora y Florestán Director, Odón Alonso En un Festival de la Opera que se celebra en el ciento cincuenta aniversario de su muerte no podía faltar la única de Beethoven, Fidelio fruto de tantos desvelos, sacrificios y revisiones a lo largo de tres empeños, que culminan, por fin, en la acogida positiva de 1814. La obra no sólo encierra páginas bellísimas, sino que viene a ser compendio de muchos momentos beettioveoianos distintos. Y si la primera escena es riente, amable, hermana del Septimino y continuadora de la herencia de Mozart si el influjo de Italia, siempre con el matiz de la propia personalidad, no falta en el primer coro de prisioneros; la tensión dramática en el cuadro del calabozo en que aguarda su condena Florestan es digna de los cuartetos maduros, y el coro alegre de liberación, de la vital clausura de la Novena sinfonía Otra cosa es que la escritura vocal sea muy tirante- ¿cómo, pensaba el autor, un más cómodo y placentero tratamiento en la trágica situación de la pareja protagonista? que el juego de tríos, cuartetos, concertantes, números de solos y coros, los virtuosismos instrumentales en fusión con las voces, tal las trompas con Leonora y el oboe con Florestán marquen dificultades tan graves que no ya la improvisión, ni aun admiten la preparación corta. Fidelio ejemplo teatral exclusivo de una figura básica en la historia de la música, nos hace pensar cuál no habría sido su herencia si los sesudos varones que regían los teatros de Viena, hubiesen aceptado su oferta, en las épocas de la Quinta y Sexta sinfonía comprometerse por cantidad fija a escribir anualmente una ópera y otra obra lírica menor. Claro que cabe preguntarse: ¿qué habría ocurrido en lo sinfónico, en la música de cámara? Fidelio es fruto que determiné personales e Inolvidables recuerdos, con base en sensacionales- -alguna genial- -batutas que lo concertaron. Pero puedo asegurar que la moderada exigencia en el presente comentarlo no parte de aquél ideal, tari distinto entre sí, forjado un día por los Furtwangler, Knappertsbusch, Bohm, Karaján, Bernsteln... Ni por algunas maravillosas realizaciones en la escena, incluso cabria tener? n cuenta para valorar el saldo positivo que la dirección musical aquí anunciada, la de Walter Weller, solvente y experta, hubo de reemplazarse por maestro blsoño, en la rectoría desde eljoso, de estos difíciles pentagramas. Según como se analice la actuación de Odón Alonso, podría considerarse notable, meritoria, al no determinar grandes reservas, poner en la balanza el poco tiempo, la condición primeriza en ópera de tanta responsabilidad como Fidelios y el hecho de que, en general, todo alcanzase nivel discreto. Si, en cambio, juzgamos su labor sin considerandos y aun con ser más encomiable que otras pasadas en el foso de la zarzuela, advertiríamos falta de clima en muchísimos momentos, como en el bellísimo arranque del cuarteto, la salida de los prisioneros, el acompañamiento del aria de Florestán cubierto el, buen oboe por la cuerda y también por la escasa matización. sin apenas pianos y el refinamientos relativo. Por lo demás, salvo algunas vacilaciones en la entrada del coro cuando se abre el cuadro último, no hubo problemas de ajuste. Correcta, sin virtuosismo, la obertura de Fidelio el maestro no siguió el hábito aceptado- -y, en general, deseado- -que incorpora la de Leonora III magistral, entre el tercero y el cuarto cuadro No es obligatorio, pero sí costumbre plausible. Lo mejor de los coros de: la BTV. Española, que prepara Alberto Blancafort, se dio en la calidad, el brillo juvenil de la última escena. En el resto faltó equilibrio. Destacó la voz del tenor Alejandro Ciarra, en Un prisionero La Orquesta Ciudad de Barcelona, cuyos trompas no disimularon la gran dificultad de alguna intervención, cumplió atenta, disciplinada, con buena calidad, sin lograr, en todo caso, nivel parálelo al conseguido en Sigfrldo Marita Napler fue una Leonora con bella voz y facultades, un poco agobiada en el flato en su aria y con menos plenitud que en. Wagner. Alberto Remedios no es un tenor dramático, heroico. El timbre, con todo, es grato y fresco, aunque la tesitura le resulte forzada y fuese causa no ya sólo de una leve rotura de nota en su aria sino también de destemplanzas en alguna intervención del cuadro postrero. Cumplió como Don Pizarro Norman Bailey, voz de barítono sólida ¿Petér Lagger, salvo en algún Instante en que el noble color perdió brilla, fue el excelente bajo de siempre y quizá la voz más adecuada para el cometido de Rocco ¿Y el aria del dinero de corte mozartiano que sigue al cuarteto del primer acto? Maní Mekler cantó con firmeza, seguridad técnica y una voz sólo un punto falta de dulzura lírica su parte dé Marcelina muy en tipo también para el personaje. Manuel Cid fue un Jacquino juvenil, de grata condición vocal. Kart Johan Falkmann, un Don Fernando suficiente. Lo mejor, por lo que se refiere a los decorados de Werner Schwenke, fue elvfondo invariable base de los tres primeros cuadros. La dirección escénica de Fritzdieter Gerhards solucionó bien el tránsito de los dos primeros, convertidos en uno. Feos, con artifieialidad de guardarropía, los bloques rectangulares de las flores en la escena de arranque. Sin clima, por demasiado amplio e iluminado el calabozo de Florestán Ridículos los soldados de pim- pam- pum situados en alto, de espaldas, como la pueril caída rítmica de las cadenas cuando se liberan los prisioneras. En general, faltó clima. Y eso, aun a pesar de las contribuciones meritorias ya resaltadas, enfrió las reacciones del público, que sólo aplaudió algún número, cuando tan delimitados están los de la obra, saludó con tibieza al maestro al comparecer para la segunda parte y reservó los únicos aplausos más largos, con valor de ovación, en las salidas últimas de los intérpretes, la final con el director entre ellos. En el fondo, habríamos querido una más alta y unánime Horno de secado. Instalaciones completas. temperatura en la conmemoración beethoEstudiamos seis necesidades veniana. El autor, Fidelio mismo, lo merecían. -Antonio FERNANDEZ- CID. Teléfonos 254 92 10 y 254 97 29 INTERPRETE IDEAL. Evita es una ópera rock cuya fama ha conquistado el mundo sin haberse llegado a estrenar, como, se espera, en Nueva York y Londres. La juventud, el arte, la voz y la belleza de Conchita Marques Piquer son cualidades que encajan con el personaje, además del parecido con la fallecida esposa del general Perón. Es de esperar que estas circunstancias serán tenidas en cuenta al adoptar el reparto en España de dicho espectáculo. OBRE EL TEATRO MARQUINA. -Un musical americano, cuyo reparto ha comenzado a confeccionarse bajo la dirección de Jaime Azpiücueta, será el espectáculo que abra la temporada del citado coliseo. LA TIERRA ES DE TODOS -Un musical flamenco de espíritu moderno, humorista, se prepara con María José Cantudo al frente. Se dice que la empresa Feijoo- Castilla piensa incluirlo en su programación a continuación de El diluvio que viene y del de Raphael. El libro es original de Emilio Romero. GARISA Y ARTECHE. -Se sabe que et popular actor cómico ha elegido para su debut, en septiembre, en el Fígaro, una adaptación de Arteche que le va como anillo ai dedo. EL TELEFONO DE LA ESPERANZA He aquí el título del nuevo libro en el que Manuel Baz está trabajando activamente con destino a Lina Morgan y sus huestes para cuando, a finales de octubre, dé por terminada su gira por España. Lina se presentará con el citado espectáculo en el teatro Alcázar. -A. L. EMPRESA DE ÁMBITO NACIONAL necesita para su Departamento de Estudios CABINAS DE PINTURA SICÓLOGO INDUSTRIAL EXPEBIMENTADO -Escribir con historial al Apartado 17.131. Indicando en el sobre: SICÓLOGO (M- 851 77)