Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. M A R T E S 31 DE MAYO DE 197 7. PAG. 4 PRIMERO NEGOCIAR, DESPUÉS Por Juan Manuel FANJUL SEDEÑO Recortes de la prensa Por J. M. RUIZ GALLARDON Cualquiera, que sea el partido en que se milite. la opción que se elija para la votación de ¡día 15 de junio, o aún la indiferencia ideológica con que se contemplen los comicios, hay algo jue pesa con angustia sobre todos los españoles: la situación ecomómica. La desmelenada inflación, el alza de ios precios, el desempleo coyuntural y el vegetativo, la reducción de las carteras de pedidos, el déficit de la. balanza exterior, la falta de inversión, la baja de la Bolsa... son señales gravísimamente alarmantes de que por encima de la política, o en paralelo con ella, por su mutua interdependencia, urgen medidas y decisiones que, superando limitaciones doctrinarias, alcancen cuanto antes una eficacia estabilizadora. Nos sorprendió la transición política en pleno conflicto petrolífero y se emparejaron las inevitables consecuencias- iiberalizadoras de aquélla con los problemas inflacionistas y, consecuentemente, salariales. El insoslayable caldo de cultivo democratizado; colaboró a provocar muy altas cotas de indisciplina laboral. En un juego de concesiones entre todas las partes implicadas se propiciaba, aún sin pretenderlo, la multiplicación del deterioro económico, y todo ello, al fomentar el temor y la ineertidumbre, retraía la inversión, formando una peseadilla (Je progresivas proporciones. Todos los partidos, grupos y dirigentes coinciden en la gravedad de la situación y reconocen su exigente primacía: desde el presidente del Gobierno, en sus declaraciones a los hombres de negocios americanos, y en su mensaje televisado al país, hasta los grupos empresariales y las centrales sindicales. Muchos se preguntan ¿y cómo el Gobierno no ha tomado medidas para evitar este deslizamiento? Analicemos la realidad: si revisamos las opiniones de los economistas y financieros comprobaremos que t o d o s coinciden en la necesidad de un paquete de decisiones que excedan lo coyuntural y afrenten hondos remedios de estructura. Estos inevitables remedios van a ser mal recibidos por las clases más acomodadas; la masa trabajadora las va a acusar igualmente; en consecuencia, requerirán la fortaleza de un Gobierno hincado en la legitimidad de un consenso democrático para poner a cada cual firmemente en su sitio. No nos engranemos: todos- -los de arriba, los de en medio y ios de abajo- -queremos medidas económicas que remedien la situación, pero cuando un Gobierno se apreste a practicarlas en serio, entonces será el crujir de dientes. Ahora, como en la famosa fábula de Esopo, todas las ranas piden rey; veremos qué cara poJien cuando Júpiter se lo mande de verdad, Por eso, el problema económico se ve directamente afectado per el tempo eolítico. Pwr eso se retrasa el uso del bisturí (indispensable- -como ahora- -caando los ungüentos son insuficientes) basta que el cirujano- se encuentre rodeado de las garantías necesarias para rae Sos pr pic- s enfermos no se le subleven. Pensemos que ya no es posible salvar situaciones económicas cargando la soiución sobre las espaldas de una sola clase económica, sino que son todas las que tienen que participar sacrificada mente en relación a sus posibilidades. Habrá que extremar la austeridad, reformar la empresa, suprimir dispendios. limitar las importaciones, contingentar el uso de productos energéticos, reforzar las garantías para inversión, magnificar la imposición directa y sobre el lujo... igualmente, habrá que implantar una disciplina general de la que no estará exento el mundo del trabajo. Y para todo esto habrá que negociar sobre esta indispensable tarea nacional, que legitimada así deberá imponer, sin privilegios ni excepciones, el Gobierno de; tamo. No se me oculta que la indisciplina laboral puede en algún caso ser movida o atizada por razones políticas, pero bajó esas razones subyacen esencialmente actitudes económicas y motivaciones reivindicatiyas. Pretender, con simplismo maniqueísta. ue lo que hace falta es mano dura equivale a aarojar gasolina para apagar una hoguera. Nadie engaña a nadie ta solución está en el diálogo y no en la dureza; ni en la de unos ni en la de otros. Hay que penetrar abiertamente en el meollo de los problemas; enseñar la jugada sin guardarse cartas en la manga. Decidirse a una interlocución transparente para obligar a la misma ajena transparencia. Alguien ha dicho que el programa tiene que ser él programa del país entero Esa es la base: que sea el programa de los partidos políticos, de los grupos financieros, de las centrales sindicales. El programa de un pueblo que u n á n i m e m e n t e quiere salvarse. -J. M. P. S. MM Carrillo, en Burgos, se pronunTM 1 TM ció a favor del aborto, señalando que no iba en contra de la familia. El comunismo pretende nuevas generaciones sanas y con libertad. Cuando se espera un hijo debe hacerse con ilusión y esperanza y no como un castigo (Europa Press. Comentario: ¿Qué d i r á n algunos sacerdotes que quieren morir con el carné del partido y levantan el puño? gp ¡Joaquín Satrústegui, en Madrid, 1 M 1 ante los gritos prorrepublicanos que proferían desde una tribuna dijo que no es éste el momento de plantear la forma de Estado (Cifra. Comentario: ¿Hay otro momento en el que se deba plantear la alternativa republicana? Pasionaria en JLa F e l g u e r a (Oviedo) subrayó que el mismo espíritu que la animaba en 193 S seguía vivo y palpitante en la actualidad para luchar por el Partido Comunista de Espana y por Asturias El País Comentario: El mismo espíritu de 1936 definición exacta de lo ue es en 1977 el eurocomunismo 8 j S y Enrique Tierno, en Valena c á gjg (j a u n jj a ¿socialista no va a ser difícil después de las elecciones porque en el Parlamento, los estímulos comunes van a facilitar respuestas comunes El País Felipe González, en Pamplona: Creo que el Partido Comunista es lá izquierda del P. S. O. E. El voto comunista es un voto a la izquierda socialista Comentarios: Partido Comunista, más Partido Socialista Obrero Español, más Partido Socialista Popular, igual a Frente Popular. ¿En qué estarán pensando los partidarios del Centro, con su teoría del colchón ¿No va a ser demasiado peso el que ese famoso colchón tendrá que aguantar? m García de Castro, del Frente De mocrático de Izquierdas y del Partido del Trabajo: Queremos una Constitución en la que ni siquiera se pueda imponer la forma de Gobierno. El País Comentario: Vamos, empezar t o d o desde cero. O Pilar Urbano, en ABC: La mim nistro italiana del Comercio, Pina Anselmi, hizo un curioso comentario sobre la presentación de Suárez a las elecciones: No lo veo muy claro... ni acabo de entender qué hay detrás del candidato Suárez. ¿Qué ideología política representa? Comentario: Distinguida señora ministro: El señor Suárez nos dijo oue la democracia consiste en hacer legal lo que a nivel de la calle es normal. Como para el señor Suárez es normal presidir el Gobierno, presentarse y, además, ocultar cuiííaáosamente su ideología- -y los verdaderos índices de inflación- -está taray claro que, la democracia del señor Suárez es acuella que permite que los españoles- -algunos españoles- -se manifiesten, como queda transcristo en el cuerpo de esta columna, mientras él sigue normalmente, por supuesto, de primer ministro. Y no le dé más vueltas parque ésa, y no otra, es toda su ideología. -J. M. R. G. Hjjy IK- LAVADORAS y UVAVAJILLAS a 19. PESETAS TOTAL UWAVA 1I U. AS Las mejores marcas, con calidad y garantía mundial OFERTA con unidades limitadas ELECTROFEBTA, S. A. AVENIDA DEL GENERALÍSIMO, 114 (a 250 metros de la plaza Castilla) EDIFICIO ¡CUAOOB: Al Vicjs en ovión, Hoteles y trastadas. í Js. 410 lo po 4 ío: lo oí desde ¡Q V O U Pías. Solidos desde KADSID É ÉÍá f i