Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. DOMINGO 6 DE FEBRERO DE 1977. PAG. 84 síssníííK a Faginas de críticas, comentarios, entrevistas, y cartelera LAS NOVEDADES DE LA SEMANA Superado el crecido número de estrenos de la semana anterior, nos enfrentamos a la inmediata con las siguientes novedades: En Lara tendrá lugar el martes por la noche el estreno de Gregorio Parra tEros y Tanata suspendido por dificultades de montaje la noche del viernes pasado. El miércoles, Los cuernos de don. Friolera de Valle- Inclán, pasan del Bellas Artes al María Guerrero para llevar allí una breve campaña popular. Ese mismo día el colectivo teatral M Mascarón presentará en el teatro Alfil el espectáculo dramático poético titulado Farsa y drama de una historia escenificado a base de doce poetas españoles de la llamada generación del 27. El jueves, por la noche, se presenta en el teatro Fígaro Tomás Zori y Fernando Santos al frente de su nueva compañía de comedias, con ío obra de don Pedro Muñoz Seca Loa frescos actualizada por Alfonso Paso y dirigida por Narciso Tbáñe Menta. Sigue sin conocerse la fecha ás la apertura del teatro Cinco, que bien pudiera ser autorizada esta semana por la Junta de Espectáculos. localizador impregnada de andalucismo limpio de pseudofolklore, identifica el drama intramuros del beaterío con el drama de un pais enteramente intramuros de otra reclusión cuyas paredes son las fronteras geográficas y temporales del tiempo en que Mariana Pineda muere sin juicio público. Obra üevada así a entera expresión dramática, apasionada, caliente, libre de estilizaciones estetizantes, resbalada a veces ai voluntaste claroscuro convencional del melodrama. Adolfo Marsillach ha organizado toda la acción dentro del espléndido ámbito escenográfico construido por Amenos y Pirones, del cual se sirve eon una estética que ya le es propia, que ya parece identificable y que viene desde su montaje del MaratSade y ¡pasa por el de La señorita Julia Sirve eon él ios designios de Martin Recuerda. Lejos Se servirse a sí mismo, de torturar la obra dramática para reducirla a soporte de alardes de dirección, Marsillach recorta el frondoso texto original, aprieta sus valores visuales, inyecta nn durísimo realismo vital, un radical feísmo goyesco en el vivir de esas mujeres que riñen, cantan, se lavan, suspiran, se rebelan y densifica por estos modos el compacto grito de denuncia, la desgarrada proclamación contra la injusticia y el despotismo que profiere en su pieza Martín Recuerda. La ambicionada fusión en un solo ámbito representativo de la pieza y los espectadores está buscada por medio de los carteles, de las pintadas que se ponen y se borran en la propia sala y que actualizan el drama histórico haciéndonos pensar que sufrimos sus últimas salpicaduras. Tal vez la separación que Martín Recuerda apunta en sus acotaciones entre el pueblo que rodea al beaterío y el interior atormentado de éste y que por economía teatral Marsillach, confiándolo a la imaginación del público, suprime habría dado má hondo significado a la tortura de esas mujeres que es como un gusano atroz horadando la carne aparentemente fresca del fruto injustificado de la alegría. La Interpretación alcanza el nivel im- Crítica de teatro 4 AS ARRECOGIAS DEL BEATERÍO DE SANTA MARÍA EGIPCIACA UN GRAN GRITO DEL TEATRO ESPAÑOL MARGINADO María Luisa Ponte, Concha Velasoo y Adolfo Marsillach para la conversión de todos los códigos d expresión que Martín. Recuerda utiliza en uno solo intrincadamente apretado, es decir, en una obra de arte. Es dfícil ordenar en el espacio forzosamente demasiado breve de una nota crítica los muchos datos que la representación ofrece al espectador. La historia que Martín Recuerda pone en pie brota de la realidad temporal del acontecer español y asume el significado más general de su posible acomodación a otros espacios temEl huracán de dolor humano, la tremen- porales, al ayer y quizá el mañana de nuestro siempre difícil y duro vivir entre da estampa opresión, injusticia y despotisopuestas e intransigentes tensiones. El tramo que rodeando a Mariana Pineda llegan a formar con ella un solo cuerpo sig- tamiento literario es de neta vocación ponificativo, un patético signo teatral, arra- pulista. Utiliza el escritor un lenguaje directo, de vocabulario coloquial, de sintaxis san la Mariana Pineda de García Lorca desordenada a veces bajo el calor de la como si ésta fuera una florecilla de invernadero; dejan al poeta granadino reducido autenticidad, en el que de cuando en cuana señorito diletante, lírico frivolizador, eva- do aparecen, pese a todos, como lunares fácilmente eliminables, fórmulas de lenporador alquitarado de las verdaderas esencias de un drama y de un tiempo. José guaje culto más buscado. La frecuente Martín Recuerda parece con sus arreco- interpelación de cantes, de coplillas, se gías una hirsuta montaña poderosa y trá- halla en el polo opuesto de la dulzona gica, y a su lado queda García Lorca en lírica lorquiana. Es fórmula de inmediato preciosa colina de pulidas y femeninas sabor popular. Por tanto, imbuida de verdad, dentro de la verdad exaltada de todo platabandas. De la heroína singular, Mariana Pineda, el texto dramático. La envoltura social, dulcificada, idealizada por un sentimiento romántico del amor que deja reducida el ansia de libertad a un estilizado frenesí erótico, Martín Recuerda pasa en su gran chafarrinón crítico español de las arrecogías al héroe colectivo, a las gentes humilladas, envilecidas por la opresión, en 0 Semiesquina a Serrano. 215. mudecidas por la tortura y el silencio. Palpita en esta obra de un autor, cuya Calle Orense, 18. iniusta marginacíón resplandece ahora a la luz de esta presencia de su obra en un Antonio López, 138. gran escenario madrileño, la intuición pro Herrera Oria (Peñagrande) funda de la Historia amasada en obra de arfe, en pieza dramática en la que se funVENTA CON GRANDES FACILIDADES den lo popular, el sabor de la sangre y de la tierra, el expresionismo, el realismo naTeléfono 253 31 00 (de 9 a 13) turalista y una capacidad para el a Taiulo: Las arrecogías del beaterío de Santa María Egipciaca Autor: José Martín Recuerda. Director: Adolfo Marsillacb. Escenografía y figurines: Morirse Ámenos- Isidro Primes. Música: Enrique Morenie. Reparto: María Luisa Ponte, Natalia Duarte, Pilar Barden! Mercedes Lezcano, Maríbel Alies, Pilar Muñoz, Carmen Lozano. Margarita García- Ortega, María Paz Ballesteros, Maruja García Alonso, Alicia Sánchez, Concha Velasco, Angela Grande, Antonio Iranzo, Francisco Marsó. Bailaoras, guitarristas, monjas, etc. Teairo de la Comedia. PLAZAS APARCAMIENTO J