Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Do expresiones de María Ostiz, a su llegada a Barajas. A lá izquierda, con su marido, Ignacio ato EL PERSONAJE AYER LLEGO DE MÉJICO MARÍA OSTIZ: SI ME DA IA VENADA ME PRESENTARE AOTROS FESTIVALES Junto a su marido, María Ostiz muestra el trofeo conquistado en el Festival de la O. T. 1. celebrado en Méjico Desde el aeropuerto fue a su afta y Juego 4 Prado del Rey para, grabar 4i n programa de talevislón. ARÍA Ostiz flegó ayer de Méjico n el avión de las ocho. Se fue a su casa. Descansó un poco, muy poco. Marchó a Prado del Rey jpara grabar un programa. Lo grabó. Y a las doce y media acudió, en la Casa de la Radio, a una rueda de Prensa. Iba acompañada de Ignacio Zoco, su marido... Saludos. Inevitables saludos... S rostro de Marta Ostiz acusaba el cansancio de las ñoras de avión, del cambio de estación meteorológica, de la grabación y, por supuesto, del desfase horario entre Méjico y Madrid. Y se sentó en et sofá; a su lado, José Luis Uribarri; enfrente, -Zoco. Y tos periodistas alrededor. Marta Ostiz pidió un vino. Un vínico tinto, por favor dij exactamente. Comenzaron las preguntas. Esas preguntas que se hacen siempre y que casi siempre se contestan de la misma forma cuando no se trata de María Ostiz, quién, también en esto, es ser aparte porque no dijo ni una vez mi público ni mi casa de discos ni mis últimos éxitos ni mi traje Dijo, esto sí: mi casa y mis hijos Dos deseos próximos de satisfacer después de, exactamente, doce días de ausencia. Mañana hoy para ustedes) tos conseguirá porque en seguida se irá a Pamplona. Hoy ya habrá llegado... María Ostiz explicó muchas cosas. La primera, que el cambio de atuendo entre el momento en que cantó, y el otro, cuando salió a recibir el premio, fue debido a que hacía un calor insoportable- -35 orados, exactamente- -y et vestido 4o tenía literalmente pegado al cuerpo. Ya en e) camarín- -que estaba refrigerado- cambió poniéndose ropa más cómoda. Además, como quie- María Ostiz se despide de unos niños que viajaron con ella en el mismo avión y a los Que cuidó durante el trayecto. glo de Canta, cigarra dijo que era bueno y muy a proposito para el estilo y el espirito de su canción, y dedico, por esto, un elogio a Waldo de ios Oíos, autor de aquél. Alguien ie preguntó si piensa presentarse a otro Festival, y su respuesta fue tájente: Si me da la venada, si dijo. Y sonrió con esa sonrisa suya que disipa cualquier temor. También destruyó el infundio de que el traje con que actuó se lo había regalado Hispavox- -su casa de discos- -y que su precio fue de 40.000 pesetas. El vestido io proporcionó RTV E. cosa lógica, porque a ella iba representando. Para cada quién, María Ostiz tuvo réplica adecuada ski alzar nunca la voz ni abandonar su sonrisa. De lo que ocurra conmigo de ahora en adelante estaré a ia Bxpectativa puntualizó. Por lo pronto, y como ya dijo, concursará en el festival de Villancicos con uno que titula Aguinaldo en el que ie pide al Niño que nos Ubre de vanidad, de soledad, de envidias; de todas esas cosas que rodean y aislan al hombre No sería mal aguinaldo, y así el Señor nos lo conceda. Bien. María Ostiz, triunfadora del V Festival de la O. T. 1. ante trescientos millones de espectadores, según cálculos estimados; María Ostiz, cuyas canciones y voz aplauden en Portugal, Holanda, Francia, Bélgica, Suiza y todas las naciones iberoamericanas, era la misma María Ostiz de siempre: seria, sencilla, auténtica. Uno cree que es la autenticidad, sencillez y seriedad que tienen quienes son porque saben ser. Y estar. Enrique DEL CORRAL M ra que la cosa, ai principio iba como iba... Además, no fue eiSa sola quien hizo aquello. Pienso que si Mega a ganar algún otro le hubiera pasado Jo mismo que a mí, ya que varios cambiaron en seguida de traje para estar más cómodo; y al fina) no hubieran tenido tiempo de voiver a ponerse el de gala EL FESTIVAL DE LA O. T. 1. ES MUY IMPORTANTE María Ostiz alabó mucho las atenciones recibidas, la organización en si del festiva) con regalos constantes- -llores, objetos de) arte azteca... -y con excursiones preciosas. Mostró su simpatía por todos y cada uno de los compañeros, cada quien con lo mejor de sí roismos, porque el deseo de todos- -y d e cada país concursante- -es conseguir el triunfo, y ninguna canción fe pareció maia; al contrario. Dijo María Ostiz que el Festival de la O. T. 1. es importante, muy importante para los pueblos iberoamericanos, porque es un vinculo entrañable, un lazo auténtico de unión y reunión expresado en un idioma común o muy afín como el portugués. Además, está Heno de vivencias nuestras, comunes, sin nada extraño ni esnobista, como puede ocurrir con ios europeos, donde cada país trata la canción a su manera. Hubo algunas preguntas comprometidas (baja calidad, letras insulsas, sin mensaje y todo eso) de las que el talento y ia sinceridad de María Ostiz salió no ya bien parada, sino triunfadora. No hubo baja calidad, primero, y respecto a eso que suele t (amarse mensaje conviene distinguir porque a veces e) supuesto mensaje es poca cosa, si e s que en realidad es algo. Respecto a! arre- Fotos Carchenilla 31