Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. DOMINGO 18 DE J U L I O OE 1976. PAG. 20. LA ANESTESIA NO ES SOLO SUEÑO Un paciente únicamente dormido reaccionaría de forma inmediata e inconsciente ante el dolor Por el doctor don Miguel Ángel NALDA FELIPE Preocupa enormemente la Inconsciencia con que los pacientes quirúrgicos se entregan en manos del anestesiólogo, dé cuya pericia y saber médicos va a depender íinte todo su supervivencia en tanto que el cirujano realiza su labor. Se suele conocer muy bien al cirujano y su bien hacer, -motivos por los que inicialmente se acude a su consulta, pero se desconoce totalmente en el 90 por 100 de los casos al médico anestesiólogo. La mayoría de la gente confunde el sueño con la anestesia, y piensa que el acto anestésico se reduce a inyectar una droga que, con mayor o menor rapidez, provoca un sueño profundo que dura tanto como el acto quirúrgico, tras el cual se vuelve a. despertar con la boca muy seca, dolores e incluso vomites que contribuyen a hacer muy desagradables las primeras horas del acto posopera torio. el paciente respire de la forma más perfecta, de que inhale suficiente cantidad de oxígeno y elimine correctamente el anhídrido carbónico, de que su corazón mantenga un funcionamiento óptimo, de que su pulso y su tensión arterial no sufran elevaciones ni descensos, de reponer la sangre perdida durante la intervención, de relajar sus músculos con curarizantes cuando es necesario para el acto quirúrgico y de que se mantenga, en fin, en uña situación semejante al máximo a la fisiología normal. Después, terminada la actuación del cirujano, aún le queda por cumplir la misión más importante: recuperar a su paciente. Debe entonces hacer que recupere la consclencia, que despierte con todos sus reflejos protectores en plena actividad, sin náuseas, sin vómitos, con unas constantes- dentro de la normalidad y con el mínimo dolor durante el máximo tiempo y con toANALGESIA Y PROTECCIÓN. -Él sue- das las garantías de un posopératorio cóño no es sino una parte, y no la más im- modo y confortable. portante, de la anestesia general. Dos muy importantes y fundamentales componentes son Imprescindibles para una anestesia: la analgesia, imprescindible para evitar que el dolor sea integrado en el cerebro del paciente, y la protección del organismo frenEn el momento actual se puede afirmar te a las respuestas neuro- endocrinas que que cualquier hipertensión puede y d be el acto quirúrgico puede desencadenar en él. ser controlado, gracias a las drogas hipoUn paciente solamente dormido con tensoras Que han ido apareciendo en la variadas y acun hipnótico incluso muy potente, no po- terapéutica. Estas son muylos mecanismos dría ser sometido a una operación quirúr- túan a distintos niveles de gica, pues reaccionaría de forma inmedia- de regulación de las resistencias de los vasos periféricos que con su aumento produta e inconsciente ante el dolor. En cambio, cen esta frecuente enfermedad. otro semejante, sometido a una analgesia Como sección se muy intensa y a una correcta protección, blado deen esta misma se tratarán ha halos diuréticos y los bepodría ser operado, manteniéndose des- tabloqueantes nos referiremos solamente a pierto y tranquilo si su estado de ánimo los hipotensores puros no sin señalar que sé lo permitiese. aquéllos y en especial los diuréticos son solos o asociados, una de las armas más NO ENTERARSE DE NADA -El anes- eficaces en la lucha contra la hipertensión. tesiólogo, pues, comienza su labor estuLOS ACTUALES- -Entre los hipotensodiando a cada enfermo antes del acto anes- res centrales tenemos por orden histótésico- quirúrgico, eligiendo para cada uno rico la reserpina, la alfametidopa y la eloel tipo de drogas y el tipo de anestesia más nidina, únicas drogas que merecen consiindicado a la patología de su caso espe- deración actual. cífico, a su edad, su peso, su situación pulLa reserpina, principal derivado de la monar o cardíaca, el funcionamiento de su Rauwoifia, ha sido la más ampliamente hígado y sus ríñones o el tipo de inter- utñizada hasta hace pocos años. Su efecto vención quirúrgica que se va a realizar. No hipotensor es suave y deriva más de una siempre está indicada la realización de una acción sedante que propiamente hipotensoanestesia general, ya que existen otras for- ra, por lo que sólo- debe usarse en hipertensiones leves, que controlarse mas de hacer, otras técnicas anestésicas. bién exclusivamentesuelen diuréticos ytamcon restan correctas y seguras como aquélla. tricción de sal. Sus efectos secundarios haLas posibilidades actuales de la especia- bituales son la sequedad nasal y la excelidad hacen que el anestesiólogo pueda apli- siva sedación. Está contraindicada en sucar anestesia local o loco- regional, insen- jetos ulcerosos y depresivos, que pueden sibilizando solamente una pequeña parcela reactivar estos procesos bajo el efecto del o una amplia región del cuerpo, proporcionando o no un sueño complementario al paciente, cuya máxima preocupación es no enterarse de nada LOS HIPOTENSORES medicamento. Algunos trabajos no confirmados totalmente señald 7i el peligro de mayor frecuencia de cáncer de mama en mujeres tratadas crónicamente con reserpina, aunque estos datos requieren mayores pruebas. La alfá- metil- dopa es más eficaz y controla hipertensiones de, todos los grados, con bastante buena tolerancia. Se señalan como efectos secundarios los vértigos, sedación y astenia iniciales que rara ves impiden la persistencia en el tratamiento. A dosis altas por encima de 2 gramos, y prolongadas, pueden originar prueba. de Coomps positiva (utilizada vara evidenciar la existencia de algunos anticuerpos, principalmente el anti Rh) sin anemia hemolítica clínicamente demostrable. La clonidina es un buen hipotensor utilizable en todos los grados de la enfermedad. Sus efectos secundarios principales son digestivos (estreñimiento, náuseas, sequedad de boca) pero no tiene contraindicaciones absolutas. Presenta el problema de una persistencia del efecto tras su supresión, lo que siempre habrá de tenerse en cuenta para su prescripción. OTROS. -De los llamados gangliopléjicos sólo sobreviven- la guanetidena y betanidina. Deben ser reservados para casos especialmente resistentes a otras terapéuticas, como la denominada hipertensión maligna. Tienen mala tolerancia por su gran efecto ortostático (descenso brusco de la presión al incorporarse) y deben ser. administrados en una sola dosis por la mañana. Se han señalado accidentes cardíacos por estas variaciones bruscas de presión. Pueden tener mala tolerancia digestiva, con diarreas y en el sexo masculino producen casi sistemáticamente pérdida de deseo sexual y potencia. Entre los vasodilatadores, nombre que define su acción, sólo hay que considerar la hidralazina hipotensor suave que fue casi abandonado al producir aumento del gasto cardíaco y cuadros de insuficiencia coronaria y que ahora renace con su asociación a beta- bloqueantes que contrarrestan estos efectos. Rara ves originan un síndrome similar al lupus eritamatoso diseminado (afección crónica de la piel) independienr te de la dosis. NO, A LAS ASOCIACIONES. -Todos estos hipotensores pueden utilizarse solos o asociados, especialmente a diuréticos y beta- bloqueantes, pero no en un mismo preparado o comprimido, ya que ello impide la dosificación adecuada que hay que ajustar a cada caso. Stn embargo en el mercado proliferan asociaciones de hasta hipotensores juntos que deberían desaparecer de forma inmediata y definitiva. SOFBOLOGIA Y ACUPUNTURA. -Prescindiendo de todo tipo de drogas se puede utilizar también, en personas suficientemente receptivas, técnicas de anestesia so; Irónica, con Ia 3 cuales el acto quirúrgico, se realiza únicamente merced a la acción terapéutica de la voz del anestesiólogosofrólogo, capaz de producir anestesia suficiente a pacientes que se sienten tranquilos. Tampoco debemos olvidar las posibilidades ofrecidas por la acupuntura como productora de insensibilización más o menos extensa. Un elevado porcentaje de actos anestésicos y de tratamiento del dolor se efectúan hace cientos de años en Oriente con estas técnicas que, pese a su considerable antigüedad, están comenzando a utilizarse con esta finalidad en Occidente. La noticia EL RELOJ ORGÁNICO RIGE NUESTRA VIDA Nueva York, 18. (Efe. Un minúsculo grupo de neuronas unido al hlpobálamo de los mamíferos parece ser el reloj orgánico que rige los ciclos de vida. El doctor Robert Y. Moore y otro científico de la Universidad de California aseguran que al destruir con electrodos esite cerrtro neuronál- -el llamado núcteo supraqulasmétlco- las ratas de laboratorio pierden su ritmo cíclico de actividad hormonal suprarrenal. Los científicos piensan que con la cirugía o una terapia adecuada podrán en el futuro corregir males comunes- -insomRECUPERACIÓN. -El anestesiólogo es el nio, pérdida del apetito o de la función responsable de mantener el sueño, analge- sexual- -sencillamente ajustando el r sia y protección. Debe preocuparse de que Iod orgánico