Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
TRIBUNA DE LOS LECTORES Un juramento ante el Crucifijo y sobre los Santos Evangelios es algo demasiado sagrado para que, a priori, esté destinado a ser parcialmente incumplido, pese a la religiosidad, caballerosidad y honradez que debemos suponer en quienes, consciente y voluntariamente, lo prestan como condición indispensable para acceder a los más elevados puestos del Gobierno de la nación. -Gustavo José SALETA Y FONT. Aclaración de Emilio Romero Señor director de ABC. Querido amigo y compañero: En el número correspondiente al 4 del presente mes, y en la biografía que se publica del presidente del Gobierno, don Adolfo Suárez, aparece una inexactitud que podría prestarse a equívocos y que tengo especial interés en aclarar. Se dice que en 1969 Adolfo Suárez decide presentarse nuevamente (como procurador en Cortes) esta vez en competencia con el entonces director de Pueblo Emilio Romero, y vuelve a vencer en las elecciones Adolfo Suárez nunca ha sido competidor mío en las elecciones de Avila, puesto que yo me he presentado a lo largo de veinte años exclusivamente como consejero nacional del Movimiento, mientras que el actual presidente del Gobierno lo hacía como procurador en Cortes de representación familiar. Son elecciones distintas y con cuerpos electorales diferentes. En la última elección se presentó Adolfo Suárez con Francisco Abella Martín, y los dos salieron elegidos. Yo no tuve en s: a ocasión contrincante- -como h a b í a tenido en otras- -y me presentó el cuerpo electoral completo constituido por los doscientos pueblos de la provincia. Espero que publiques esta carta para que resplandezca la verdad, y la rica biografía de Adolfo Suárez no añada nuevos laureles inexistentes- -esta vez a mis costa- puesto que no los necesita. Te envía un abrazo. Emilio ROMERO. dioíeievlsión Española tuvo la amabilidad de ofrecer a la Liga Naval. En España, la acción administrativa en lo marítimo se extiende por los siguientes Departamentos ministeriales: C o m e r c i o Señor director y amigo: En relación con el magnífico artículo (Subsecretaría de la Marina Mercante) aparecido hace unos días en este periódi- Industria (Dirección General de Industrias co he de empezar por felicitarle y agra- Siderometalúrgicas y Navales) Organizadecerle vivamente, en nombre de la Liga ción Sindical (Sindicatos de la Marina Naval, por tratar de este tenia para tantos Mercante y de Pesca) Secretaría General del Movimiento (Delegación Nacional de apasionante. Felicitación y agradecimiento aue desea- Educación Física y Deportes) Obras Púmos también hacer llegar públicamente a blicas (Dirección General de Puertos y Sesu autor, Ricardo de la Cierva. Pero me ñales Marítimas, Transportes) Trabajo permitiría rogarle q ¡ue su brillante pluma (Instituto Social de la Marina y, por suno parara ahí. Habla de la populariza- puesto, el mundo del trabajo en el sector ción de la mar a través de ese contacto marítimo) Hacienda (no sólo como duedirecto, humano, que es el deporte náutico. ña de la bolsa de la que depende lo marítimo, sino incluso con sus propios barcos No puede estar más en lo ciento. fiscal) Con éste, aue aspiramos sea sólo un pri- de vigilancia Marina Gobernación (Sanidad (capitulo aparte, pero mer artículo de una serie, ataca un as- de Puertos) que comprende, obvio es dewrlo, a todo lo pecto, sin duda importantísimo, de ese pro- relacionado con la mar) Educación y Cienmover la presencia ds la mar en la vida cia (formación en lo marítimo, Consejo nacional que es uno de los objetives de Superior de Investigaciones Científicas) y la Liga Naval, pero como él mismo señala, así podríamos seguir para encontrar la hay que ir mucho más allá, de esa popula- cmnipresencia de la mar en la Adminisrización de la mar a través del deporte, tración, pero sin que parezca exista nada que no otra cosa propugna aj sugerir nada parecido a lo que sugiere el ilustre histomenos que la creación de una Comisaría riador y articulista, que podría ser y llaRegia del Mar. Hay que tratar de que Es- marse como se quisiera, pero aue, en defipaña tome o vuelva a tomar conciencia de nitiva, habría de servir para coordinar el la importancia que para su vida tiene lo esfuerzo de esa Administración en servicio marítimo, pero no sólo en el plan román- de una verdadera conciencia marinera del tico o de una filosofía política no aplica- país, pro maritimización (perdóneseme el da, sino para que se convierta en verda- horrible vocablo predueto de mi ignorancia dera acción, que, por ejemplo, y puesto gramatical) en toda la medida que en su artículo hace alusión a un De- aue el reto de Españade su geografía, su partamento ministerial relacionado con el historia, su conjunto presente v su bien ambición Turismo, pudiera traernos en su día esas futuro- -como reza en la convocatoria de cifras de superávit de la balanza de fletes la Liga Naval- -exige. de otros países, alguna de las cuales- -si los datos que poseo no son erróneos- -se Claro que tras la coordinación habría de acercan mucho e incluso igualan al total venir la ordenación, ordenación en el sende nuestros ingresos precisamente por tu- tido económico- administrativo del término, rismo y, en todo caso, cambiar de un im- ordenación de pagos, provisión de fondos. portante menos a un sustancial más Si se quiere hacer en lo marítimo algo de Creo que tras la sugerencia de Ricardo verdad hay que invertir, también de verde la Cierva hay una idea de coordinación, dad, en hacerlo: por supuesto, no el Estaese término que tan bello sonido tiene en do sólo, tiene aue ser él esfuerzo de todos, nuestro idioma, pero que tan difícil nos sin olvidar las entidades de crédito privaresulta siempre a los españoles. Pues bien, das, que tanto han contribuido a nuestro tocante a esa coordinación de lo marítimo engrandecimiento y desarrolla, aunque a que propugna a través de la Comisaría veces se las quiera presentar con otra faz, Regia, y sin otro ánimo que el de exponer pero sobre la base de hacer atractivo ese una situación, creo interesante repetir lo Invertir. -Ignacio MARTEL. -Presidente de que dijimos en un debate abíerto ue Ra- la Liga Naval Española. Sobre la popularización del mar Una firma de A B C Señor director: Con mucho gusto leo todos los días a Lorenzo López Sancho en A B C. Su Planetario es un pequeño y diario prodigio. A su perfecto estilo de escribir une una gran ponderación y ecuanimidad. Dice verdades como puños, pero las dice elegantemente. Pues bien. Hace unos días el señor López Sancho ha sido abucheado por una parte de la concurrencia al levantarse a hablar en un acto público. Y no lo sé por él, sino por otras fuentes. Parece ser que hay quienes no puedan comprender que el señor López Sancho escriba en un periódico tan de derechas como ABC, y también se asombran de que este diario le admita entre sus colaboradores dada su orientación política. Este es eJ gran pecado de los españoles. Querer meter a las personas en unos encajonamientos. Vosotros aquí, y no podéis moveros. Vosotros ahí en el lado opuesto, y mucho cuidado con aproximaciones a otro bando. De esta manera siempre habrá una España irreoonciliab e. ¿Cuándo se les podrá meter en la cabeza a los españoles admitir que otro piense diferente y que no hay por qué aniquilar al contrario? El señor López Sancho ama la libertad y la democracia, pero es moderado porque es inteligente. Quiera la suerte de España a. ue cuando al fin pueda manifestarse esa gran masa que aún no ha hablado, aue está callada y esperando, sepa tener tacto político y mantenerse en un justo medio. Español, ten ojos avizor para huir de los grandes radicalismos. Me alegra aue Lorenzo López Sancho escribat en ABC y que este ¡peródico admita su colaboración. Es un buen síntoma, y síntomas como éste hacen mucha falta en los medios intelectuales y políticos. -Encarnación MARCOS BUSTAMANTE. Sugerencia de un lector Señor director: Me atrevo a sugerir que para lo sucesivo en la fórmula del juramento que leen los señores ministros al ser investidos de su alto cargo se suprima el párrafo ...estricta fidelidad a los Principios del Movimiento Nacional... Porque si bien esta Ley Fundamental- -la de más alto rango de nuestra Constitución, y que es, por su propia naturaleza, permanente e inalterable- -aún no ha sido derogada oficialmente, no es menos cierto que su letra y espíritu son abiertamente incompatibles con la llamada reforma política aue desde el fallecimiento del Caudillo de España están llevando a cabo nuestros gobernantes. Concretamente, y como sabemos todos, el principio VHI de dicha Ley ha sido total y absolutamente conculcado por la reciente legalización del sistema de partidos. 14