Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. M I É R C O L E S 12 E MAYO D E 1976. PAG. 47. LAS CENTRALES Formaban e! Jurado: Alberto Montea! juque, Vicente Gallego, José Vicente Torrente, Carlos Mendo y Víctor SalACTA DEL JURADO Reunidos en Madrid, en la Casa de ABC, los miembros del Jurado de los premios Mariano de Cavia Luca de Tena y Mingóte correspondientes a los trabajos publicados durante año 1 1975, acuerdan: PRIMERO. Otorgar por mayoría de votos el premio Mariano de Cavia al artículo presentado por don Ricardo de la Cierva con el título Ante el hecho de la Monarquía Este artículo fue pubiicado en el diarto Informaciones el 7 de junio de 1975. Asi mismo acuerdan destacar la aila calidad de los trabajos presentados por don José López Rubio, con e) título Entrevista con Felipe II publicado en Historia y Vida de Barcelona, en noviembre de 1975; el de don José Luis Castillo Puche, publicado en A B C el 21 de enero de 1975, con el título Técnica versus Humanismo y e! de don José Luis Herrera, titulado Dionisio RMruejo, seis estaciones hacia la muerte Este trabajo se publicó en Sábado Gráfico en juüo dé 1 S 75. SEGUNDO. Otorgar por unanimidad el premio Luca de- Tena ai trabajo titulado Responsabilidad fíente a la inmoralidad pública presentado bajo el lema Juan de la Cruz Abierta ta plica correspondiente resultó ser su autor don José Luis Martín Descalzo. Este trabajo fue publicado en el diario A B C d e Madrid, el 13 de septiembre de 1975. TERCERO. Otorgar por mayoría de votos eJ premio Mingóle a ta fotografía titulada Capilla ardiente publicada en a diario Ya et 21 de noviembre de 1975 y de ta que es autor don Lucio Sorlano. Integraban el Jurado: Alberto K fome f Luqu Vicenta GáHego, José Vicente Torrente, parios Mendo y Víctor Salma- RICARDO DE LA CIERVA, JOSÉ MARTIN DESCALZO Y LUCIO PREMIOS MARIANO DE CAVIA LUCA DETENA Y MINGÓTE N. de la D. -La Dirección de ABC quiere agradecer públicamente a las ilustres personalidades que han sido miembros del Jurado de los premios Mariano de Cavia Luca de Tena y Mingóte IQ labor que kan realisado en el estudio y apreciación de los numerosos trabajos presentados y el cuidado que han desplegado para seleccionarlos hasta llegar a la decisión final, manteniendo el abolengo y el prestigio de estos galardones. Su tarea no ka sido fácil. La elevada calidad de los artículos, firmados y sin firma, que figuraban como optantes a las recompensas hacía, difícil el fallo. Los Cavia Luca de Tena y- Mingote desde su. fundación. Han obtenido el premio Mariano de Cavia desde que fue instituido en 1920: Dionisio Pérez, Ramón Pérez de Ayala, Wenceslao Fernández Flórez, Emiliano Ramírez Ang- el, Gabriel Miró, Jenaro Xavier Vallejos, Manuel Smtot, Manuel Chaves Nogales, José Cuartero, Francisco de Cossío, José Andrés Vázquez, C é. s a r GonzálezRuano, Pedro Massa, Mariano Tomáis, Eugenio Montes, José María Pemán, Fermín Izurdiag- a, Jacinto Miquelarena, Víctor de la Serna, Manuel Halcón, José María Salaverría, Francisco Javier Martín Abril, Jesús Saiz, Adriano del Valle, Román Escohotado, Carlos Sentís, José María Sánchez Silva, Jacinto I3 enavente, Agustín de Foxá, Joaquín Calvo Sotelo, Luis Calvo, Julio Camba, Ramón Serrano Súñer, Dionisio Ridruejo, Ignacio Agustí, Gregorio Corrochano, José Salas y Guirior, Manuel Aznar, Enrique Llovet, Gonzalo Fernández de la Mora. Pedro Rocarnora, Luis Rosales, Alfonso de la Serna, Juan Luis Calleja, Luis María Anson, Jaime Campmany, José María Castroviejo, Emilio Romero, Salvador de Madariaga, José María de Arcilza, Lucio del Álamo Urrutia, Gregorio Marañón Moya, José María Alfaro, Adolfo Muñoz Alonso, Manuel Alcántara y Ricardo de ¡a Cierva. Con el premio Luca de Tena han sido galardonados, desde 1929: Juan M. Mata y Leandro Blanco, Alfredo Carmona. Ramiro de Maeztu, Fermín Mugueta, Francisco Casares, Pedro Monrlane Michelena, Pedro Massa, Eugenio Vegas Latapié, Luis de Galinsoga, José Losada de la Torre, Alfredo Marqueríe, Luis Moure Marino. Josefina de la Maza, José Antonio P. Torreblanca, Agustín del Río Cisneros, Juan Bautista Acevedo, Francisco Sánchez Ocaña. Miguel Pérez Ferrero. Luis Calvo, Nicolás González Ruiz, José Montero Alonso. Luis Pérez Cútoli, Josefina Carabias, Gonzalo Fernández de la Mora, Luis de Armiñán, Manuel Sánchez del Arco, Víctor cié la Serna, José Luis Vázquez Dodero, Pedro de Lorenzo, Victoriano Fernández do Asís, Julio Trenas, Luis María Anson, Carlos Luis Alvarez, Emilio Romero, Salvador López de la Torre, Salvador Jiménez, Manuel Alcántara, Florentino Pérez- Embid, Lorenzo López Sancho, Luis Permayer, Diego Jalón Holgado, José María Ruiz Gallardón, José Javaloyes. ÍBerenguer, Pedro Crespo, Ricardo de la Cierva, Luis Prados de la Plaza y José Luis- Martín Descalzo. Han obtenido el premio Mingóte desde que fue instituido en 1966, para caricaturas, ilustraciones y fotografías, el propio Antonio Mingóte, Antonio Lara Tono Carlos Tauler Esmenota, Fernando Quesada Porto, José Luis Martín Mena, Jaime Pato Martín, Antonio Gabriel. Manuel Sanz Bermejo, Leocadio López Alonso y Lucio Soriano. PREAAiO MARIANO DE CAVIA 1975 ANTE EL HECHO DE LA NARQUIA ATURALMENTE, yo no voy a escribir contra la Monarquía. La Monarquía va a venir, se quiera o no. La Monarquía vendirá a pesar de los nomonárquicos, a pesar de los indiferentes y, sobremodo, a pesar de los monárquicos. No, no se traia de un editorial de Prensa del Movimiento, reproducido admirativamente en ABC. Son extractos dé un densísimo libiito de José Luis Aramguren, La cruz de la monarquía española actual Ni Atranguren ni el libro son monárquicos. Pero rinden, con su escepticismo crítico y posibilista -con la aceptación de situarse ecíitoiialinenle en la cruz del problema- un inapreciable servicio a España y a la inminente Monarquía española. Alguien, sin leer el libro, ha pretendido descaüíicarlo, como hostil, en las alturas. Yo pido a las alturas que lean el libro con referencia a las coordenadas del autor; verán cómo nunca se han combinado tan ejemplarmente 1 escepticismo con la ge- N doí. nerosádad. La restauración- -síntesis de Arangureñ, que se refiere a esta restauración- -no será una decisión, sino un hecho. Fue en 1969 urna decisión, todavía condicionada; es hoy, por una convergencia complicadísima de factores negativos y positivos, un hecho que ha perdido quizá sus condicionamientos iniciales, y que ha; invertida sus más directas zonas de amenaza. Porque en 1969, el riesgo más grave para la segunda restauración venía de fuera; hoy, en 1975, la amenaza principal se identifica con el continuismo. Quienes deseen hoy defender racionalmente ía restauración- -o la Reinstauración, que dijo Carlos Arias; no discutamos por las etiquetas- -deben tomar no como arsenal de sus argumentos, pero sí como breviario paradójico de sus meditaciones, el Ubrito de Arangureñ; después de cerrar a cal y cauto, sin vacilar, algún texto y algún órgano rutinario de la ideología monárquica. Es curioso: los íeáñceo