Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. DOMINGO 18 DE E N E K O DE 19? 6. PAG. 40. UN ESCRITOR URUGUAYO Un joven escritor uruguayo, Alvaro Castillo, nacido en Montevideo no hace treinta años, hijo del también escritor Guido Castillo, acaba de publicar en España su primera novela, Todo tiempo pasado (Plaza y Janes) Padre e hijo, Guido y Alvaro, escritor y escritor, residen en Madrid desde hace algunos años, por esoi ahora, como el Uruguay es un país tan chiquito que ni siquiera los periódicos le hacen caso, fce vas despegando un poco al venirte fuera -Yo no tuve con Todo tiempo pasado ni siquiera la intención de hacer ana novela. S o n cosas q u e fueron surgiendo a lo largo de los años, sin otro vínculo que el uso de la primera persona y la reiter a c i ó n u n poco maniática de algunos personajes. La noyela no tiene argumento, s ó l o unas cuantas a n é c d o tas más o m e n o s relacionadas entre sí. Son los años del Uruguay liberal y democrático v i s t os con los ojos de un sólo personaje en el ámbito reducido en que se mueve. ¿Lleva la novela alguna intención de testimonio o denuncia? -Por supuesto que no hay intención política ni social deliberada, aunque algunos amigos- -uruguayos todos- hayan creído verla, en ciertos pasajes. Creo que toda primera novela, por lo que tiene de descarado, es un poco un exorcismo: contra tu ambiente, contra ti mismo, contra recuerdos buenos y malos. ¿Alguna otra cosa entre manos? -Más adelante, con tiempo, es posible que me atreva a escribir cosas que tengo pensadas de hace mucho, una especie de novela policial con asesinato y todo, atra vez el viejo Uruguay con los oropeles democráticos y los patricios decadentes: no tengo remedio, cuando escribo miro siempre hacia atrás. Creo que tengo ana fijación con todo aquello, ana sensación al mismo tiempo de nostalgia y de repulsa. -Algo, oor otra parte, inevitable, ¿no? -Mi idea sería poder escribir una novela sobre los otros años, donde quedara advertido o anticipado el Uruguay de hoy. Porque esto de ahora, que es una pena, estaba en gestación hace ya mucho tiempo, sólo que la gente, entonces, se reía de los agoreros, invitaba a los fascistas a tomarse una copa para burlarse de ellos. Incluso yo lo he hecho. Y ahora miro y pienso. ¿Y qué es? 1 íAcaso una literatura uruguaya? -Supongo que en algún lado habrá una cosa que se llama, por lo menos en manuales, literatura- uruguaya, como hay una literatura española o cubana. Aunque el uruguayo sea un poco híbrido, si ni siquiera el país tiene un nombre determinado. República Oriental del Uruguay: una porción de tierra que queda al este del río Uruguay, tos mejicanos escriben en serio sobre la mejicanidad, los peruanos sobre la pcruanidad, incluso los argentinos sobre la argentinidad, pero nunca he conocido un uruguayo que escribiera sobre la urugsiayidad, porque los propios uruguayos se le reirían en la cara y porque además suena horrible. Hay algunos que intentaron escribir sobre la orieníalidad pero eso también lo hacen, supongo, los chinos y los japoneses. Según datos que me dieron algunos amigos, en 1975 no se publicó ningún libro nuevo de creación en el Uruguay. Puras reediciones fle muertos ilustres y de vivos famosos. De Rodó a Onetti. Algunos poetas de domingo, señorones de pajarita, siguen publicando sus poemitas oficiales. También se seguirán publicando Mbros de literatura gauchesca, de cuya existencia los gauchos, mientras los hubo, jamás se enteraron. -Anne LEROUX. rr 1 L DESAFINADO LA REALIDAD HIPERBÓLICA 0 OHA NOVELA IMPOSIBLE En la última edición del Premio Novelas y Cuentos de la Editorial Magisterio Español, hubo un título particularmente enigmático, euyo texto, aparte ser de una s notable originalidad, se abría como un rompecabezas cada vez más inquietante a medida que el lector avanzaba en su empeño por desarticular sus signos y proposiciones. La novela se titula Desafinado y llegó en el mencionado concurso hasta las últimas votaciones del Jurado. Luego hemos tejiido acceso a una fundamental sorpresa: Desafinado no tiene un autor, sino tres. Los tres autores, cuyo nombre se mantiene aún en secreto, explican a continuación algunos (aspectos de la obra. El humor y la Academia. El lenguaje está sufriendo cada día múltiples transformaciones e innovaciones populares. Un poco entre el descaro del humor y la agudeza del ingenio, José Luis Coll (bajo, cara grave, bombín y- pieza del dúo Xip y Coll) ha confeccionado un terrible y suculento diccionario El diccionario de Coll Planeta) al que le pone prólogo, igualmente mordaz y divertido. Camilo José Cela, y epílogo Luis Sánchez l k (Tip) ANTENA Rafael Alíaro, autor de varios libros de poemas, entre ellos un premio Boscán, publica Una llamada al misterio subtitulado Cuatro poetas, hoy en que recoge 1 estudio y antología de la obra lírica ie Francisco Brines, Diego Jesús Jiménez, Ángel García López y José Antonio Moreno Jurado. Una llamada al misterio (Ediciones Don Basco) es Tina visión de la poesía joven representada aquí por ouaitro de sus autores. Manuel Ferrand, periodista, dibujante, profesor de la Universidad de Sevilla, y, sobre todo, novelista, da a conocer en Planeta su obra Los farsantes profunda reflexión sobre él compromiso auténtico del artista con SM obra. De la mano de un estilo conciso y enérgico, lírico y austero al mismo tiempo, esta novela nos plantea inquietos inteirroganíes frente al fraude del arte en el siglo XX. Manuel Ferraná obtuvo el Premio Planeta en 1968 por su novela Con la noeüie a cuestas Gloria Fuertes ha preparado, personalmente, para Ediciones Cátedra, sus Obras Incompletas en cuyo volumen recoge su producción poética publicada hasta el momento, excepto su poesía pana niños. Gloria Fuertes es un nombre destacado en la lírica española de los últimos treinta años. Obras incompletas incluye sus libros Antología y poemas del suburbio Aconsejo beber hilo Todo asusta Ni tiro, ni veneno, ni navaja Poeta de guardia Cómo atar los bigotes del tigre y Sola en la sala LECTURA DE JAIME GIL DE BIEDMA. -El poeta Jaime Gil le Biedma, ne llegará mañana a Madrid, dará par la tarde una lectura, de su obra lírica en las sesiones de poesía de Puente Cultural (avenida José Antonio, 20) El cto comenzará a las ocho íJ. la tarde, y Jaime Gil fie giedma será presentado por Luis Antonio ds Yüíena, Uno de ios primeros lectores de Desafinado al ser recabado en su opinión, argumentó reveladoramente que le había parecido uña novela fiscordiante Arrancar de este punto, para hacer una breve reseña del libro, puede ser interesante desde el momento en que jamás pude sospechar que había escrito una novela, sino otra cosa de difícil ubicación en un género determinado. Intentar resumir tas ideas que provocaron Desafinado es, pues, arriesgarse a cometer cuando menos ana imprecisión, sobre todo, si no se ha tenido la prudencia de mantener el libro a salvo de manos que lo trasladen de un lugar a otro, con movimientos bruscos, ya que, en este caso, las palabras podrían confundirse unas con otras y las historias alterar sus actuales planteamientos, para dar lugar a otros no menos fiscordiantes, pero de los cuales me desentiendo absolutamente- ¿Es entonces Desafinado- un libro Mi al Que hay que abandonar sobre la estantería? ¿O un libro al iue hay que aproximarse guardando toda clase de precauciones? ¿O un libro maldito? ¿O un libro de cabecera? ¿O cualquier otra cosa? No lo sé. Ser el autor no hace sino acentuar más esta circunstancia. Una sola cosa puedo afirmar: Desafinado no pretendió ser nada en concreto; esto forzó el libro por un camino prácticamente inevitable: intentar ser todo. No lo conseguí, pero ello tío es demasiado grave. Más todavía: si hablamos de fracaso éste no puede atribuírseme en exclusiva. Recuerdo días en que al sentarme delante de la máquina de escribir descubría un montón de folios que yo no había mecanografiado y que condicionaban, sin remedio, los míos subsiguientes, puesto que mi intención no era entrar en abierto conflicto con mi anónimo competidor, principalmente considerando que algunas de sus páginas eran irán- camente mejores que las mías. De forma que éste es el primer libro que se escribe con la ayuda de uno o varios fantasmas. O mejor todavía: éste es el primer libro que escriben uno o más fantasmas con mi lodesta colaboración, porque he de hacer una precisión: a partir de cierto momento, yo dejé de confeccionar renglones, para dedicarme a interpretar las sucesivas (a veces regresivas) posibilidades que algunas historias insinuaban. Pero tampoco puedo avanzar más. La novela está escrita y aún encuentro diferentes significados al final impuesto: nc es una vuelta a empezar; la historia podría repetirse o variarse indefinidamente. La misma complejidad de la realidad que se ha tratado de concretar, como en un gran retrato, implica infinitos e indeterminados cambios. -H. G. LUDANTES. 1