Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
TRIBUNA DE LOS LECTORES Algo f l o t a en el ambiente español que nos hace recordar, a los que hace años fuimos protagonistas dé horas y jornadas, meses y años de sangre y dolor, nombres y vivencias que pudimos creer para siempre olvidados. El hoy concreto y preciso ¿se parece a aquel pasado preciso y concreto también? Parecerse, parecerse, no, pero recordarlo vaya si lo recuerda. Que nos lo digan a los que de una u otra manera lo vivimos. la. suscripción en ayuda de las victimas inocentes del terrorismo desalmado y atroz me ha recordado y me anticipo a afirmar que en nada se parece a aquella otra ayuda que se tituló como yo titulo estas líneas. Me ha recordado esS y me ha recordado otras muchas cosas más. ¿Cuántas veces habrá iniciado el benemérito y v e t e r a n o ABC exitosas campañas para consolar espiritual y materialmente a los que, por un motivo u otro, lo hubieron de menester? ¿En cuántas ocasiones hemos sentido la entrañable alegría de comprobar la cordialidad española que con generosidad desbordada a c u d e allí donde la llama el prójimo desgarrado, unas veces S O C O RRO BL ANCO por el azote de los elementos y otras por la vesanía de turbios movimientos? ¿Y ei humilde ochavo junto a la magnificencia de los siete guarismos? Muchas, muchas veces me hace recordar esa suscripción que ABC tuvo la gallardía de iniciar en favor de las víctimas ojie en las filas de las Fuerzas de la Guardia Civil, de la Policía y de la Policía Armada está sembrando por la desgarrada tierra de España el terrorismo internacional. Cuántos pasos decididos y valientes junta a generosos, cautelosos y humildes, actos de caridad en los que la mano izquierda no se entera de la dádiva de la derecha cuánta presencia infantil y añeja, junto a esperas y deserciones que no pueden extrañarnos porque ya se dieron y se volverán a dar mientras el hombre sese hombre. Creo que muchos españoles sentirán, a través de la iniciativa de ABC, tan clamorosamente acogida por el pueblo español, la llamada de la Patria comúil que a todos nos pide estar alerta en momentos en los que el presente, con razón o sin ella, quizá malo o no, nos recuerda, con inquietud serena, un pasado de sangre y de dolor. -Ignacio DE LA CONCHA. gumento: pa? a defender la tesis de la sujeción de la mujer al otro, sexo, pues, biológicamente, por razón de naturaleza, es, por el contrario, el hombre i que está sometido, vital, existencialmente, al otro polo de la dualidad humana. -Guillermo DÍAZ DOIN. Un nombre y un hombre: Franco Todo está condensa jo en la estampa que domina la primera página de A B C del 8 de noviembre. El n o m b r e es Francisco Franco y el hombre está en esa estampa colmada de un vigor. tan profundo como es el sentimiento que no pue de menos de herir con sus reflejos a quien la contempla. Los cuarenta años vividos en paz y en progreso continuo no permitirán que se escriba la Historia de España sin este nombre. El hombre no es aquel que dijo el Estado Soy Yo Consciente de lo que él era y representaba, su preocupación desdé el momento en que se manifestó como creador de un sistema político, fue buscarse sucesor, y en persona adaptada no ya sólo por sus condiciones históricas, sino especialmente por su juventud, con margen suficiente para que pudiera irse haciendo a las novedades que el sistema iría imponiendo y por su capacidad para captar sus haberes positivos con el ánimo adec u a d o para conservarlos en crecimiento incesante. Pero ni es este hombre aquél que dijo tras de Mí, el diluvio En él prevalece, en todo momento un amor sobre tdÜMEamor. Por encima de él está España, la que él está revitalizando y que habría de dejar en tal manera que no pudiera sufrir ningún colapso fatal. Un buen día le escuchamos anhelantes: todo queda atado y bien atado y todos recibimos esta expresión, más que como realidad, como la exhibición de un propósito con huellas de ideal. Es decir r este hombre haciendo ver que sobre él está España, se cuida como nadie por dejar también un sistema de leyes orgánicas que hacen realidad su histórica frase: todo queda atado y bien atado Y ya sólo una invitación: que los estudiosos revuelvan las páginas de la Historia y digan si hay algo como esto que se haya registrado en la Historia del Mundo. -Enrique V A L C A R C E ALFAYATE. Mugamos a nuestros lectores la mayor brevedad y concisión en la redacción de las cartas que dirijan a esta Sección, sobre las cuales no mantendremos correspondencia. Asimismo, recor a que ABC se reserva el derecho abrevUtr las cartas recibidas. 39 Desafío a Uri Geller En el ABC del 31 de octubre aparecía una noticia recogida del- Da ily Mirror per la que se da a conocer supuestos poderes de Uri Geller para detectar minerales ocultos como si de un radar se tratara, ya que cuando viaja o vuela sobre el metal localiza el lugar. No hay duda de que sí dispone de esas cualidades será el único en el mundo que sea capaz de hacerlo así. Yo, como radiestesista, no estoy de acuerdo en que lo pueda hacer; es más, estoy plenamente convencido de que en cuanto a detectar minas e hidroearbu, ros puedo hacerlo bastante mejor que el señor Geller. Por ello, desde estas letras invito amistosamente al señor Uri Geller a realizar unas pruebas en minas o hidrocarburos en las que el que no resulte ganador entregará al ganador la cantidad de 100.000 pesetas, que serán previamente depositadas en la forma que se estipule. En estos sondeos o pruebas habrá que dar un informe de profundidad de tierra en estéril, grosor y profundidad del mineral, anchura y largura del mismo si el terreno lo permite, así como si es plano, inclinado, detallando tal inclinación. En los sondeos de petróleo a qué metros se cortó en estéril y metros de profundidad en petróleo en cada sondeo, así como largura y anchura de la bolsa, calculando aproximadamente la capacidad en petróleo. -José RODRIGO CONDE. chos intereses, está tratando de. llevar a ellos de forma organizada la magnífica acción de la Universidad Nacional de Educación a Distancia. ¿No cabría hacer con la Marina Mercante y de Pesca algo análogo a lo que se ha hecho con las Fuerzas Armadas? Bien es verdad que la U. N. E. D. está abierta para el marino como para cualquier otro ciudadano, pero sin una organización adecuada es de temer que ese hombre, que apenas de cuando en cuando pasa unas horas en puerto y, generalmente, que ha de seguir atendiendo su trabajo, tenga posibilidades de promocionarse dentro del campo de la Educación a Distancia. Se nos podrá argumentar que hay marinos que ya se bsnsíician de esta modalidad de estudios, pero el hecho de que los realicen unos cuantos no supone que se extraiga el fruto que se sacaría si se organizaran estos Centros Asociados distribuidos en los puertos de más importante tráfico marítimo. El instrumento existe, la voluntad también. ¿A qué esperamos? -Sergio CIFUENTES Gerente de la Liga Naval. Primacía de la mujer Señor director: El artículo de Leopoldo Eulogio Palacios: Sujeción de la mujer constituye un análisis bastante completo del tema, a la luz de textos bíblicos, y mediante los mismos se pretende justificar la subordinación de la mujer al varón. Pero, La Universidad y los hombres no obstante coincidir con muchas de las apreciaciones del autor, pienso que no se debe olvidar un hecho muy significativo, del mar y es que, si bien es cierto que, de acuerdo con el Génesis, la mujer tiene como anteLeemos que se acaba de crear un Cen- eesor al hombre, ya que Dios la creó con tro Asociado de la Universidad Nacional una costilla de aquél, de Adán, no lo es de Educación a Distancia y- de las Fuer- menos que. con excepción de aquel mozas Armadas. Tal creación es digna del mento histórico, la verdad es que todos mayor elogio, pues todo lo que se haga por los hombres descendemos de un ser femelas Fuerzas Armadas, nervio y base de la nino. Dios hizo a la primera mujer de Defensa de la Patria, será siempre poco. un trozo de carne tomado de un varón, Pero hace bastante tiempo que esta liga pero a partir de entonces atribuyó a la Nacional Española, una de cuyas- misiones mujer el singular papel, importantísimo, es promover los intereses marítimos de Es- -de nutrir con su sangre y dar nacimiento paña, entre los cuales, obvio es decir, figu- a toda la Humanidad que ha venido desran como protagonistas los hombres qué pués. ¿Cabe mayor honor? Creo que no. dotan nuestros barcos mercantes y de pes- Por consiguiente, el acto inicial que nos ca que hacen posible el desarrollo de di- relata la Biblia no debe ser motivo ni ar-