Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. M A R T E S 28 DE O C T U B R E DE 1975. PAG. 23. PORTUGAL A B C EN LISBOA EL GOBIERNO DE PINHEIRO DE AZEVEDO, MAS FUERTE QUE NUNCA La manifestación de Oporto deja prácticamente aislados a los comunistas L ISBOA, 27. (Crónica de nuestro enviado especial, por teléfono. La izquierda radical se ha quedado atónita. Cuarenta y ocho horas después de producirse la manifestación gigante que recibió en Oporto al almirante Pinheiro de Azevédo, los medios de información marxistas y los dirigentes de las facciones revolucionarias no han conseguido rehacerse de la sorpresa. En la plaza de Humberto Delgado, de la capital del norte portugués, se congregaron, según el progresista Diario de Noticias 200.000 personas, lo que permite suponer que los reunidos pasaron del cuarto de millón, es decir, la mayor manifestación que ha conocido el país después del gran estallido popular del 74. Si, como venían afirmando reiteradamente los ideólogos del socialismo puro, es en la calle y no en las urnas donde se demuestra la voluntad del pueblo, entonces habrá que creer que el pueblo, al menos el del norte, es profundamente anticomunista y partidario, además, de la disciplina tradicional que intenta imponer en las unidades militares de aquella región el brigadier Pires Veloso. El viaje se producía en circunstancias especialmente emocionantes. El pais había sufrido ocho explosiones en la noche del viernes al sábado. Las tuerzas del Copcon y del Ejército se hallaban en estado de media alerta. Costa Gomes, ausente. Entre los habitantes de Lisboa corrían con insistencia rumores sobre un golpe armado desde la derecha. Los ánimos se hallaban excitados, los nervios en vilo, cuando Pinheiro de Azevedo y el ¡efe del Estado Mayor del Ejército, Carlos Fabiao, llegaron a Oporto. Los Partidos Socialista y Popular Democrático, los monárquicos y los del Centro Pinheiro de Azevedo, junto con Mario Soares y Sa Carneiro, en Oporto, hac un llamamiento a favor de la unidad y vigilancia sobre las dificultades del glorioso momento portugués Social improvisaron una manifestación en apoyo del VI Gobierno. Los comunistas, por su lado, se precipitaron a publicar que no participarían en el acto político y que aconsejaban a sus simpatizantes que se quedaran en casa. Pero la ciudad entera de Oporto respondió al llamamiento de los socialistas de Mario Soares y los demócratas de Sa Carneiro. El almirante, en su primera salida de la capital como primer ministro, se encontró con un recibimiento apoteósico. A sus pies, olvidadas las rencillas políticas, se concentró una muchedumbre pluralista encendida que le concedía los honores y la confianza que sólo reciben los grandes jefes carismáticos. arrollador, gracias, precisamente, al anticomunismo que siente el norte de Portugal. -Pablo MAGAZ. FABIAO, EN ALEMANIA Francfort, 27. (Efe. En visita de cuatro días, llegó hoy a esta capital el jefe del Estado Mayor del Ejército portugués, general Carlos Fabiao, invitado por el inspector del Ejército de Tierra de Alemania federal, teniente general Horst Hildebrandt. Fabiao se entrevistará en Bonn con el ministro federal de Defensa, Georg Leber, quien recientemente giró una visita a Portugal. El militar portugués recorrerá instalaciones del Ejército alemán y se reunirá con dirigentes sindicales de este país. Las consignas de la multitud fueron signifiE! general Fabiao viene siendo objeto de cativas. Aclamaron al sexto Gobierno por su composición democrática; abuchearon al ge- críticas cada vez más duras por parte de los sectores moderados del Ejército portugués neral Fabiao por su falta de fe en la socialpor su incapacidad para sofocar los brotes democracia; y vitorearon a Pires Veloso por de indisciplina militar fomentados por las las medidas disciplinarias contra los rebelizquierdas. des del C. I. C. A. P. el prétá póríerde la piel elija el modelo que leva a su figura y lléveselo puesto. NARVAEZ, 10- Madrid- tI AM e vende, p c iE ado ñus c San Pedro S l e ¿i La gran manifestación del sábado no es un fenómeno singular de la ciudad de Oporto. Llega después de haber fracasado, por su número y su énfasis, la congregación unitaria general que convocaron las izquierdas radicales contra el sexto Gobierno en la plaza del Rossío de Lisboa, é inmediatamente antes de que el nuevo gobernador de Faro (nombrado por influencia de los socialistas) ordenase la detención de los provocadores que ocuparon ayer el Gobierno Civil de la capital del Algarve. Se diría que el pueblo ha empezado a cansarse de! romanticismo revolucionario con el que se evadió de la pesadilla salazarista y que está sediento de autoridad. Las tradiciones religiosas de los estratos rurales, el cosmopolitismo de los puertos portugueses y la gran vocación europea y occidental de! país, unidos al ansia general de libertad, han hecho imposible el sacrificio voluntario que exige la aplicación de un socialismo radical. Oporto ha dado una lección a Lisboa. La manifestación del libado consolida al sexto Gobierno y hará reflexionar a ios militaras reticentes con la política de ios nueve moderai dos y, entra el es, si propio almirante (cuyas j s rnD? t! 3 s oor el narx io o notoria- c rs I se na. ei iUüíitrádo con un triunfo pa ¡scnai i ALFOMBRAS PERSAS ANTIGUAS Y MODERNAS Ha recibido una gran coleeclon directamente importada a PRECIOS INIGUALABLES -3 g, l i SELECCIÓN DE PIEMS i AMTIGIJAS f -l