Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Para los que no tienen un segundo que perder (por ejemplo: en la tierra, en la luna o bajo d mar) Cuando usted vaya a la Luna de turismo procure no perder un segundo en el camino. Por su seguridad y por su bien, para que usted pueda pasearse por allí tranquilamente, sin pérdidas inútiles- y peligrosasde tiempo, le convendrá llevar un Speedmáster en la muñeca. Igual que los astronautas norteamericanos al conquistar la Luna. usted descienda a 500 metros bajo el mar a pasar el weekend en su refugio submarino, tendrá que llevar un reloj que aguante firme sin perder un segundo por las juntas Bajo el mar un segundo puede ser vital. Llevará, a buen seguro, un Seamaster. Como el comandante Cousteau y los buzos de la Operación Janus al batir los records de permanencia y resistencia humana bajo el agua. Cuando usted compita en las 24 horas de Le Mans o de su ciudad, con su bólido- utilitario, si quiere ganar no deberá perder... ni un segundo. Confiará en su Omega Electrónico f 300 que le garantizará una precisión de 1 segundo en los 86.400 que dure la carrera. Y la electrónica Omega vigilará para que no ya un segundo, sino ni una sola milésima de segundo se pierda al establecer los tiempos. Como ya ha demostrado en 13 Olimpíadas y en multitud de competiciones Internacionales. uc Cronometrador oficial de los Juegos Olímpicos de Innsbruck y Montreal ¡976. OMEGA Sin perder un segundo 1. Ref. ST 168.057. Omega Constellalion. Cronómetro oficialmente controlado. Impermeable, automático, calendario y semanario. Caja y brazalete de acero. 2. Ref. ST 366.827. Omega Seamaster Cosmic 2000. Automático y calendario. Impermeable. Bisel giratorio 0- 60 para inmersiones. Caja y brazalete de acero. 3. Ref. ST 176.002. Omega Speedmaster Mark III. Cronógrafo automático, calendario e impermeable. Cristal mineral. Escala taquimétrica. Cajú y brazalete integrado de acero inoxidable. n