Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. DOMINGO. 21 DE SEPTIEMBRE DE 1 S 75. PAG. 34. conserva la cicatriz producida por el parto de ese ser defoime eis ¿is envoltura física, la atadura y flagelación moral de un desnudo de mujei la repr r. entaojór de una masa de gentes siniestras con su ídolo erótico en alto, la mano qvt parece abrir un mundo tecnificact y helador... Es obvio toe en el plano de un estricto realismo el amino del ene inseiamienta pedia durar años sin conseguir resultados convincentes; tampoco podía eohar mano UP. I informalisno por las buegas, a estas alturas. La consideración formal era ya de por sí el primer obstáculo serio con que me enfrentaba, y de tal calibre une podía comprometer el éxito de todo 31 tinglado. Creo, sin embargo, que la solucJon ha estado a ia altura de las circunstancias ese realismo con implicaciones surreaiirtas lciK; iena en un entorno en el que la optisiciós! realidad- irrealidad jamás qusáa definido por 1 absoluta victoria de una e las dos partes, y no se T muestra, por tamo tributario dt ninguna de ellas. La Tovía en e ¡plano estrictamente sobrerreal, apenas tendría el menor mentido, mientras que la excesiva vinculación a lo cotidiano- -sin eue pretenda confundir, por las baems tealio ad y rutina- -conducirá a un ntr nio estéril difícil de supei- n. La obra de madurez de Mensa- -la madurez interior ya sabemos que no siempre se corresponde con la edad- -ha partido de unas bases de crítica punzante, de crítica hostigada por el atosigamiento de la vida del hombre de hoy, por la i igusíia provocada ante el sometimiento de unos sistemas clausurantes Esto, además, realizado con una marcada penetración psicológica y sociológica. La obra actual de Carlos Mensa está próxima a la crónica de nuestra época y de la interpretación de un cierto pasado. Hay, verdaderamente, un retorno al pasado, pero con una intencionalidad y una aplicación temática rigurosamente actual. Su hábil recurso surrealista- -salida, desembocadura, más que recurso- -resuelve con holgura poética o acentuación de enfoques su peculiar argumentación. Este escape surrealista permite a la obra libertad total, ritmo inquietante, combate abierto con la monotonía de lo que podía quedarse en duro realismo. Curiosas alegorías y desconcertantes símbolos desdoblan y amplifican ii ática carente de singularidad. La figura humana es ut a constante en su obra, un eje que mueve su mundo, su centro de gravedad, su idea fija, su vicio Son imágenes frecuentemente grotescas, rebajadas, aniquiladas en su fatuidad, y en su hinchazón pretenciosa. A veces se trata de la criatura aterradora que persigue en una pesadilla, que se aparece injertada en bestia, ijue se cruza súbitamente en la senda de la existencia dejando un irrespirable olor de irritación y desasosiego. A veces dan la sensación más de máscaras uálidas y acartonadas- -y en ocasiones fragmentadas- -que de rostros vivos y con una normal circulación sanguínea y men al. MENSA: -corrosión de un mensaje por Miguel FERNÁNDEZ- BRASO A pintura de Carlos Mensa tiene bastante de acción masoquista, de regusto en la propia debilidad y de recreación en la tristeza mejor o peor disimulada que envuelve al ser humano. El pintor- -formalmente expresionista, con evidentes elementos surreales- -canaliza lo real y lo surreal en una búsqueda obsesiva por lo absurdo, lo corrosivo y lo oprimente. En estas vertientes temáticas se desa- el descifrado de las imágenes, es un prorrolla su crítica implacable al general sis- ceso en el qué se logran maravillas en el tema de convivencia social. Creo que está terreno de la estupidez. Particularmente creo que la intensidad claro- -dice el pintor- -que mi obra es fruto de una visión pesimista. Intento del quehacer de Carlos Mensa es desusacrear una atmósfera de tipo opresivo, x mor- da. La tensión, la degradación de tópicos que pueblan nuestro ámbito social, el simboso, violento... Mario Vargas Llosa observo que su bolismo extraño que imprime a sus lienque mundo rico, denso, bello y viviente era zos son factores claves para que unode su misteriosa la obra de un incansable trabajador, aue de prendido en la red dé intencionalidad detrás de su intuición en libertad conta- arte. Ai este conjuntó i i l í í n l u i T i i i i i l il l lili i li i i ba con un perfeccionista que no cesa con un luchador de cierta torpeza bien encubierta, con un pintor que persigue la eficacia de las formas. Los cuadros salen- -piensa Mensa- -del patrimonio de toda una sociedad, influyendo sobre un sistema nervioso muchas veces deficiente e incapaz de sacar todo el jugo a las situaciones. Incluso como reacción, claro está, como envolvente de exasperar al individuo y conducirle a situaciones límite, la sociedad tiene mayor derecho al copyright que él propio artista. Existen obras de artistas plásticos que no admiten término medio, fácil acomodación en nuestros niveles de referencias, sosegado acatamiento a unas parcelas dé la creación pictórica y un cierto desinterés a otras zonas de intencionalidad artística. No, son obras que se apoderan de nosotros o, por el contrario, nos repelen y nos producen una larga y densa repulsión. Aigo así creo que sucede con la obra de Carlos Mensa. El enfrentamiento con sus cuadros nos puede capturar, emocionar, abrir un panorama de sugerencias. O, también, nos puede erizar la sensibilidad y producirnos un fastidio incontrolable. Es una obra fuerte y directa la de este joven pintor catalán- -nacido en Barcelona en 1936- -y no admite e -a n acidez untada en indiferencia que algunos prefieren para la obra de arte. Quizá la cualidad más señalada en la comunicación que transmiten las telas sea la de su no estructuración, que proporciona un Car os lH nsa magnífico sendero para escaparse a tiempo de los ejercicios interpretativos. A ni- mente elemental, pero que pocas veces se vel particular, y como entretenimiento poco cumple fielmente: la impecable realizaoneroso, el acto de traducción del código, ción del cuadro. Yo tuve unos comienzos autodidactas, muy útiles en orden a esquivar las falsificaciones de expedientes en las Escuelas de Bellas Artes; un período informalista, en tributo al sentimiento na cioiial de los años sesenta: alsún que otro escarceo intermedio y, por fin, la inevitable salida expresionista, ya en los terrenos de lo grotesco. Un curriculum tan parecido a otro que no necesita demasiadas COMUNIDADES explicaciones. El último paso, hasta las era EMPRESAS telas actuales, no seun poco comprometido por cuanto justifica él progreso el alto nivel técnico y la habilidad de los Logren un cómodo servicio de restaurante trazos respecto a las épocas anteriores en sus centros, contactando a: pero tampoco sé trataba de sacar un producto MARRIOTT MADRID, S. A. si no de laboratorio. Un pequeño enigma, levanta demasiadas Empresa especializada en la contratación, algo que divierte al público sospechas, es y asesor- amiento y gestión en esta rama de sacar sus propias conclusiones. le permite la hostelería. La habilidad de su composición nutre sus TELEFONO 205 34 95 Sr. Segura obras de fantasmas de la realidad y de sueños perseguidores precisamente en los momentos más lúcidos. Mensa procura casi siempre situaciones de impacto, a veces extremadas y un tanto arriesgadas: la prede un con un Particular a particular vende piso alto. siónpuñales rostroamenazanasfixiante corsé, los que el impasible y Torres C, trastero y plaza garaje ceñudo busto gongorino, la cara felina: que aparece vistiéndose de hombre contempoSuperficie utillzable, 250 m 2 ráneo, la criatura envejecida en su niñez Que está situada junte un vientre que Consultar teléfono 797 28 20, mañanas L ATENCIO COLEGIOS TÉCNICO EN PRODUCCIÓN necesita Empresa de AIRE ACONDI- CIONADO para sus oficinas de Madrid. Preferible experiencia én- A. A. Retribución a convenir, según conocimientos y experiencia. Interesados escribir detallando historial a LINE STAFF (Ref. TP) Calle Balmes. 195, BARCELONA- 6 (M- 175.117) TORRES DE VALENCIA PUERTA DE HIERRO Calle Cantalejos V E N DO al contado, piso- apartamento lujo, 95 m 2, piscina, garaje, trastero, 2 terrazas, etc. Teléfono 202 22 40- Sr. Grommes.