Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABO. DOMINGO, 7 DE SEPTIEMBRE DE 1975. PAG. 65. reportajes ANOCHE ACTUÓ EN DIRECTÍSIMO DE TV. E. GELLER DISPONE DE UN PODER INEXPLICABLE POR LAS LEYES DE LA FÍSICA Creo que mi poder- -doblar objetos f levantarlos a distancia, entre otros hechos- -procede de una fuente externa, del Universo do un día, comiendo, se me dobló la cuchara. Lo que sucedió en aquel jardín fue una experiencia distinta. Entonces no me hacía preguntas ta! y como me las hago ahora. MI PODER PROCEDE DE UNA FUENTE EXTERNA DEL UNIVERSO EN TURQUÍA ORIENTAL CENTENARES DE MUERTOS Y PUEBLOS DESTRUIDOSPOR UN TERREMOTO Diyarbakir, 6. (Efe. Un violento terremoto ha sacudido este mediodía la región oriental de Turquía y las autoridades señalan que se han registrado centenares de muertos y más de 1.000 heridos En circuios oficiales de Ankara se teme que en la catástrofe hayan perecido, por lo menos, 1.000 personas. La intensidad de) seísmo ha sido de 6,8 puntos en la escala de Ricrrfer, según las mediciones informadas por ei observatorio de Upsala, en Suecia. En esta escala una graduación de siete puntos se considera muy grave Las últimas noticias señalan 250 muertes confirmadas y, por lo meros, 1.000 heridos, de acuerdo con las informaciones procedentes def Gobierno Civil de Diyarbakir. Las zonas más afectadas parecen ser las de Diyarbakir, Lice y Hazro, donde el seísmo ha destruido centenares de edificaciones. Uri Gelfer muestra la pulsera de la autora de este reportaje tras haberla doblado utilizando sólo sus fantásticos poderes mentales El primer escenario que acude a mi imaginación es el de un jardín árabe existente delante de mi casa, al otro lado de la calle, en Tel- Aviv. en aquel sitio fue cuando ocurrió el extraño lance... a la edad de tres o cuatro años. Ignoraba entonces qué me estaba pasando. Lo tenía que aceptar tal y como estaba ocurriendo. En aquel jardín, hace muchos años, declinaba ya la tarde, aunque todavía no faltaba la luz. Algo me indujo a levantar la mirada hacia el cielo. Lo recuerdo muy bien. Había una plateada masa de luz. E incluso me acuerdo de la primera idea que pasó por mi cabeza: ¿Qué le ha ocurrido al Sol? No era el Sol, y yo lo sabía. Aquella luminosidad estaba demasiado cerca de mí. Luego descendió más, lo recuerdo, se me aproximó extraordinariamente. El color era brillante. Tuve la impresión de que un golpe me lanzaba hacia atrás. Noté en la frente un dolor penetrante. Entonces me quedé sin sentido. Perdí por completo el conocimiento. Cuando llego a la habitación del hotel Eurobuildlng- con la intención de entrevistarme con Uri Geller, este israelí, capaz de poner en marcha relojes parados, detener ascensores, arreglar radios estropeadas, doblar llaves, cucharas y postes de señales de tránsito, la primera pregunta que sé me ocurre es la de si la experiencia del jardín árabe fue la primera. Mi curiosidad se ve satisfecha cuando Geller (en visita a España para participar en el programa Directísimo televisivo, José María Iñigo) me contesta: -No fue la primera, pero sí la más extraña. Fui consciente de mis poderes cuan- Este hombre, de veintiocho años de edad, increíblemente amable, aunque su camarilla le aconseja descansar para su actuación de la noche, gusta contar su historia, la historia de un hombre que, con sus poderes, ha desafiado a los científicos de todo el mundo. A pesar de imaginarnos lo contrarío. Geller ha tenido una infancia normal. Nació en 1946. en Tel- Aviv, y desde niño sintió poco interés por los estudios. Sn 1969 hizo una demostración de sus poderes ante una audiencia universitaria, lo que le valió nuevas exhibiciones por todo Israel. ¿Era un hábil prestidigitador? No. Los más eseépticos hubieron de reconocer que podía realizar las cosas más asombrosas y desconcertantes. El no sabe de dónde procede su poder, pero tiene varias teorías. -Creo que todos nosotros tenemos el mismo poder, pero muchos a un nivel muy bajo. Ya verá por televisión lo que ocurre en cientos de hogares españoles. Otra teoría es que mi poder procede de una fuente externa- del Universo. (A propósito, conviene saber que la noche en que Geller apareció en la televisión inglesa, en 1973, centenares de personas telefonearon a la B. B. C. bloqueando la centralita para decir que se habían doblado objetos dé metales en sus domicilios y que incluso se habían roto al aparecer Geller en. sus pantallas. Asimismo manifestaron muchos, que relojes que llevaban años parados habían empezado a andar de pronto y sin razón aparente. ¿Tiene usted creencias religiosas? -Creo en Dios profundamente, pero El no me ha dado este poder. Dios nos ha creado a todos, pero por debajo de su poder hay miles de energías que no tienen fin y que aún no se conocen. Me cuenta que algunas veces han volado objetos por su habitación. En otras ocasiones, estando comiendo en ttn restaurante, al que estaba sentado cerca de él se le dobló el tenedor. Pero- reconoce que es algo que no puede controlar. -Participé en la guerra de los seis días. Nunca utilicé mis poderes entonces. Todo sucedía tan rápidamente que no tenía tiempo de pensar. DOS DEMOSTRACIONES PERSONALES DE SU PODER Al cuarto de hora de estar con él, Uri Geller se anima y quiere ofrecernos una demostración de su extraña fuerza mental Me pide que le dibuje algo en un trozo de papel. Un objeto sencillo y grande. El me da la espalda y me ruega que, una vez terminado, lo cutora con la mano. Hago lo que me dice. Cuando ya está hecho me mira y me pide que lo dibuje mentalmente. A los pocos segundos me enseña una hoja con casi idéntico dibujo al que yo, momentos antes realicé. Pero no todo acaba aquí. Bste éxito le hace sentirse más eufórico y olvidar su cansancio. Entonces me pide una llave o un objeto de metal muy personal. Lo único que puedo ofrecerle es una pulsera de metal a la que tengo mucho aprecio. Salimos al balcón. Pone sus manos en lá pulsera y, nie cuesta aún creerlo, se dobló casi milagrosamente. Me la da, y lo que es más, cuando la tengo en las manos, continúa doblándose. Esta vez sí que me Irf convencido. -Guárdala como recuerdo- -me diee- Y no intentes hacer creer a nadie lo míe has visto. No vale la pena luchar por ello. Cuando le dejo en su habitación aún estoy hecha un mar de dudas. Este hombre ha demostrado poseer sorprendentes poderes extrasensoriales a lo largo de los experimentos realizados en una serie de centros científicos, entre ellos el Instituto de Investigaciones de la Universidad de Stanf ord (HE. UU. y el Birkbeck College y King s College, ambos de la Universidad de Londres. Los investigadores han definido sus poderes como un fenómeno que no puede ser explicado por la física teórica Media España habrá visto sus poderes cuando este periódico salga a la calle. Y dentro de poco, en octubre y en el Palacio de Deportes de Madrid, podremos admirarle en vivo, en sa primera actuado ante el publico español. -Isabel PÉREZ.