Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO, 50 DE A G O S T O DE 1975. PAG. 7. FUNERAL POR EL ALMA DEL TENIENTE POSE RODRÍGUEZ Guadalajara. 29. (Cifra. Por el alma del teniente de la Guardia Civil Antonio Pose Rodríguez, asesinado por el F. R. A. P. en Madrid, ha sido oficiado un funeral en su pueblo Almonaeid de Zorita Al a c t o religioso organizado por el Ayuntamiento, asistió prácticamente todo el vecindario, el Ayuntamiento en Corporación, toda la fuerza franca de servicio del puesto de la Guardia Civil de Almonaeid y nutridas representaciones de los puestos de Pastrana v Bolarque También asistieron, expresamente llegados desde Guadalajara, el presidente de la Diputación Provincial, señor López de Lucas, en representación del gobernador civil, que se encontraba enfermo: el iefe de la Comandancia de la Guardia Civil, teniente coronel Chapul Pérez; el alcalde, señor Lozano Piñes. y el secretario general del Gobierno Civil, señor Corella: así cómo una representación del subsector de la Guardia Civil de Tráfico, en cuya Plana Mayor estuvo destinado el señor Pose Rodríguez ORDEM PUBLICO CONSEJO DE GUERRA EN BURGOS GARMENDIA Y OTAEGUI, CONDENADOS A MUERTE Los abogados defensores disponen de ires días para la presentación de alegaciones A mediodía de ayei, él servicio de Prensa de la Capitanía General de la VI Región Militar ha facilitado la siguiente nota oficial En el día de ayer y en el acuartelamiento del Regimiento de Artillería número 63, sito en Castrillo del Val, tuvo lugar el Consejo de Guerra ordinario por el delito de terrorismo, con resultado de muerte del cabo primero de la Guardia Civil, don Gregorio Posadas Zurrón, contra los procesados José Antonio Garmendia Artola y Ángel Otaegui Echevarría, asistidos por sus defensores, letrados don Juan María Bandrés Molet y don Pedro Ruiz Balerdl. La sentencia dictada es muy extensa, detallada y prolija, por lo que aquí se recoge una síntesis de lo fundamental de su contenido. Los hechos declarados probados fundamentalmente son los siguientes: El órgano direótlvo de la organización separatista terrorista E. T, A. cuya íina, lidad es atentar contra la unidad de 1 Patria y el orden Institucional, mediante la violencia, decidió la muerte del cabo primero de la Guardia Civil don Gregorio Posadas Zurrón, que prestaba sus servicios en la localidad de Azpeltia. designando para dicha acción a cinco activistas de dicha organización, entre los que se encuentran l o s procesados Garmendia y Otaegui, con funciones específicas cada uno de los cinco. Uno de ellos ejerció función de enlace entre el órgano de decisión y loa ejecutores. ACTUACIÓN DE OTAEGUI. -La actuación de Otaegui es de preparación minuciosa y detallada del atentado. Por ello busca alojamiento a los que iban a ser ejecutores materiales. Garmendia Artola f otro activista que no está presente en las actuaciones, a los que se les indica la persona a quien deben matar, ya que la des- -conocían. Les enseña el vehículo que usaba. les señala la hora y el itinerario con qu con el vehículo recorre habitualmente. y les facilita todos los datos precisos para aue el proyecto criminal pueda llevarse a cabo con éxito. EL ATENTADO. -Garmendia Artola T otro activista que le acompañaba, perfectamente compenetrados entre sí y aprovechando las instrucciones de Otaegui, e día 3 de abril de 1974, sobre las 18 horas, esperan a su víctima en su habitual recorrido, precisamente un lugar en qu por la deficiencia del pavimento, ha de aminorar la marcha. Se acercan al coche, le hacen señales de que pare, lo que produce que la víctima aminore aún más la marcha, en cuyo momento Garmendia Artola y su acompañante sacan sus metralletas y disparan ambos sobre el cabo primero d o n Gregorio Posadas Zurrón hasta producirle la muerte casi Instantánea, recibiendo la víctima siete Impactos en diversos sitios de la cabeza, cara i boca. A continuación, ambos activistas abandonan rápidamente el lugar en una moto, previamente sustraída, trasladándose después a un coche de turismo, donde les espera otro activista, con el que continúan la huida, logrando pasar a Francia. El Consejo ha apreciado, además te otros delitos menores, la existencia de uno de terrorismo del artículo 294 bis, b, del Código de Justicia Militar, con resultado de muerte de una persona, de cuyo delito considera autores a Garmendia, por haber tomado parte directa en la ejecución del hecho conforme al número prl me ro del artículo 196 del Código de Justicia Militar, y también a Otaegui, por haber cooperado en la ejecución del hecho con unos actos sin los cuales no- S 8 hubiera efectuado, conforme el número tercero del artículo 196 del Código de Justicia Militar. SENTENCIA. -El Consejo ha apreciado en ambos procesados las agravantes de premeditación, alevosía y ejecución del hecho por dos o mas personas, conformé a los números primero, quinto y onceav del artículo 187 del Código de Justicia Militar. En ed fallo, la sentencia, aparte de otras condenas por delitos menores, lmpona, por el deMto de terrorismo, la pena da muerte a cada uno de ios procesados pie- Previsiones para el otoño Hay, indudablemente, otros asuntos que conturban a la opinión pública en estos momentos. Asuntos que no deben ocultar, sin embargo, el panorama de nuestro futuro inmediato, el de las lógicas previsiones para el otoño que se nos avecina. Vayan aigunas como muestra. SINDICACIÓN. -Entre los temas aparentemente menores q u e quedaron fuera de! temario del pasado Consejo de Ministros de La Coruña figuraba el de la sindicación de los médicos de la Seguridad Social, Ai parecer, el plazo dado a ios disiintos presidentes de Colegios de Médicos, para informar el proyecto fue considerado insuficiente, y el previsible texto legal se retiró, a (a espera de la próxima reunión decisoria. Con la sindicación se pretendía- -se pretende- -conjurar el posible peligro de otro curso como el pasado en relación con los médicos internos y residentes, los tan nombrados M. I. R. La vía que se pretende establecer, para encauzar las posibles aspiraciones o reivindicaciones ds estos médicos, la vía sindical, no permitiría, legalmenle, la presentación de conflictos semejantes a los conocidos antes del verano. La acción conjunta de Relaciones Sindicales cambiará, a lo que parece el modus operandi de las Comisiones de los M. I. R. tan activas en la pasada primavera. C UNIVERSIDAD. -El curso 74- 75 significó una dura prueba para el equipo de Educación y Ciencia. El tema de Valladolid tendrá ahora, de cara al otoño, su solución práctica, con los previstos exámenes de septiembre. El de los profesores adjuntos, en sus distintas acepciones, quedó resuelto, a tos puntos, a favor de las tesis de! Ministerio. Y, en evitación de secuelas de ambos, fue promulgado en decreto de disciplina académica que concedía a los rectores nuevos instrumentos de autoridad y autonomía. No resulta arriesgado prever que el desafío que, para algunos, quedó en e! aire al finalizar el pasado curso, tendrá cumplida contestación si vuelve a formularse. El Gobierno ha elegido la senda de la autoridad y del rigor, y la Universidad no va a ser una excepción. REESTRUCTURACIONES. -La Hegada del verano aplazó, hasta nueva fecha, los planes de reordenación nacidos en algunos Departamentos ministeriales. El señor Solís Ruiz- -cuya indisposición fue, afortunadamente, pasajera- -heredó los planes elaborados por el equipo del malogrado Herrero Tejedor. La atención de algunos sectores muy determinados del país se centra en saber si la posible reforma Solís tiene, o no, puntos de contacto apreciables con la proyectada por su inmediato predecesor en el cargo. Pero no todas las reformas tienen cariz ciertamente político. En Industria, por ejemplo, es muy posible que, siguiendo criterios de racionalización del trabajo, algunas Direcciones Generales se escindan, cambien o no sus actuales titulares. Asimismo, Asuntos Exteriores podría variar alguna de sus Direcciones Generales, al igual que Trabajo. Todo lo cual- -cambios sin relevancia en la política gubernamental- -no vendría sino a estabilizar la línea de flotación del equipo Arias, tan seriamente alcanzada por los fementidos rumores de agosto. De cara al verano, algunos relevos pueden vigorizar ta singladura normal del Gobierno. Cuando no se cambia nada, ni a nadie, la sensación general de una cierta provisionalidad puede llegar a superar la aparentemente más lógica, de una sólida firmeza. Paradojas de ta política. -Pedro CRESPO.