Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABO. DOMINGO 29 DE J U N I O DE 19 Í 5. PAG. 63, PAGINAS DE CRITfCAS j COMENTARIOS Y ENTREVISTAS. EL AFÁN DE CADA NO- OBRA DE ARTE, RELATO SOCIAL CHE DE PEDRO GIL PAMIRABLE: LOS EMIGRANTES RADELA Los emigrantes Vtvandrarma Teatro Comedia. Reparto: José María Portillo, José Morales, Beatriz Escudero, Aurora Cervera, Javier hoyóla, Araceli Conde, Francisco Benlloch, Yolanda Ríos, F abio León, Francisco Balcells, Manuel Brieva, Mary Paz Pondal. Decorado: Enrique Alar con. Dirección: Víctor Andrés Catena. El autor no es nuevo en el teatro. Pero tampoco es habitual. Ha escrito muchos guiones para TV. y estrenado alguna comedia y obtenido premios. Y que tiene experiencia en el manejo de los recursos escénicos se ve enseguida, apenas se inicia la representación de esta alegre, humorística farsa, sobre un rey (siglo XVIII) que no acababa de decidirse a poner los medios Imprescindibles para dar un heredero al país. El problema era político, pero era, sobre todo, conyugal. Pedro Gil Paradela nos ofrece una divertida y fina demostración de que el amor, acaso más que la pintura, es también cosa mentale Con un diálogo preciso, y al mismo tiempo finamente medido en su construcción. Gil Paradela desarrolla en ágil tono farsesco la leve trama en la que se mezclan los dos planos de la cuestión: el de las exigencias de la sucesión dinástica y el de la hostilidad que el monarca siente hacia una esposa que lleva tres años esperando a que el matrimonio se consume. O sea, vida- oficial contra vida privada, deberes contra gustos, servicio público contra placenteras reuniones íntimas... El rey se transforma en colérico ciudadano cada vez que la esposa trata de seducirlo. La parte más decididamente regocijante está constituida por las reacciones violentas del monarca... No pierde de vista el autor la estructura de una cuestión que se ha repetido muchas veces a lo largo de la Historia, y tiene la habilidad- -y él respeto- -suficiente para esbozar las conspiraciones entre los cortesanos que temen perder sus influencias si la reina da a luz un heredero. El tema no es, ni podía ser, nuevo, porque está tomado de una realidad muy conocida, pero lo que sí es nueva es la actitud de Gil Paradela, que no distorsiona a los personajes ni a las situaciones. Se ve, pues, con ánimo alegre la farsa, a la que los actores no pudieron, en la noche del estreno, sacar todo el partido po- sible, seguramente por falta de ensayos. Creo que en las fechas sucesivas, cuando el rodaje se haya completado, El afán de cada noche cobrará el dinamismo que su estructura h a c e suponer, y que en la primera representación se vio frenado por el Insuficiente dominio de un texto que tiene calidad literaria sin dejar de ser teatral. El peso de la acción recayó en Javier Loyola, excelente en la composición del protagonista, del que hizo una caricatura regocijante, y en ocasiones muy breves, patética. Mary Paz Pondal contribuyó al éxito. A ella toca acabar con los complejos íntimos del monarca, y ella fue la fiel ejecutora de los planes de los cortesanos... y del autor. Araceli Conde asumió el papel de la reina despreciada, persoríaje grotesco y despiadadamente concebido que hizo reír mucho a los espectadores. Bajo la dirección de Catena, la farsa mostró su capacidad para entretener y hacer pasar un rato alegre y despreocupado a los espectadores. Al final de la representación el público llamó a saludar al autor y a todos los intérpretes y colaboradores en el éxito. -Adolfo PREGO. w Director: Jan Troell. Guión: El mismo y Bengt Forslund, sobre novela de Vilhelm Moberg. Fotografía: Jan Troell. Música: Erik Nordgren. Intérpretes: Max von Sydow, Liv Ullmann, Eddie Axberg, Svenolof Bern, Aina Alfredsson, Alian Edwall, Monica Betterlund, Fierre Lindstedt. Producción sueca. Salas de estreno: Dúplex y Bellas Artes. Si los datos no han variado, este filme, Los emigrantes es el mayor éxito comercial del cine sueco en Snecia y uno de los grandes acontecimientos del arte cinematográfico en el último lustro. Como es habitual, aparece en la cartelera madrileña con cierto retraso y, a pesar d ello, cuando todavía el nombre de Troell no es apenas conocido del gran público español. Jan Troell, sin embargo, es una figura de primera fila en el cin sueco y se halla ahora en un momento de su carrera en que, al contacto con los medios de realización norteamericanos, gana nombradla a cambio de perder pureza. La esposa comprada que no hace mucho mereció los honores de estreno en la Gran Vía, ya no puede compararse con esta epopeya dé la miseria, este retrato de la desesperada esperanza, que el realizador sueco traza con dureza, con vigor magistral, en Los emigrantes Lo que caracteriza a Troell es una dicción en cierto modo clásica, pero cuyo esqueleto consiste en un sentido de la puesta en situación y del montaje, que dan osamenta, arquitectura al filme y lo hacen rudo, -pro- AD- LAS NOVEDADES DE LA SEMANA Solamente se anuncia un estreno H para la semana que mañana comien- j ¡za: el del viartes en Calderón, titu- g lado Métame un gol espectáculo g musical de Addy Ventura, original de g maestro Antonio Cabrera, en vías de m recuperar totalmente su salud. g Mañana lunes, a las ocho de la M noche, en el Valle Inclán, el grupo ¡teatral del Banco Hispano Americano w pondrá en escena la comedia de Mi- g guel Mihura Sólo el amor y la luna ¡traen fortuna jj Y el martes también alcanza en el ¡j teatro Muñoz Seca sus 900 represen- ¡taciones consecutivas la divertida co- j inedia Sin la polonesa, nada g fundo, espejo de la vida. El relato es de un realismo, casi de un naturalismo, en el que la poesía subyace bajo la costra de un vivir agobiado de verismo, de autenticidad, Vilhelm Moberg es uno de los novelistas más significativos de la moderna tendencia a lo social de la literatura sueca, con superación de la novela de. tema individualista o erótico. Troell ha hecho mucho más que ilustrar una novela importante en el ciclo creador sueco actual: la ha reconstruid dándole a esa dimensión colectiva del drama de unos miserables campesinos que buscan en la emigración a tierras de Minnesota el ansia de refugio edénico que la fría tierra nórdica les hace anhelar, la plasticidad inmediata, la humanidad que brota de la corporeización de los personajes y de su circunstancia. En este aspecto, Troeli aparece como complemento de Ingmar Berginaii. Un complemento más moderno, ya que Bergman está en la huella de Strindberg y del psicologismo, y Troell en la de los nuevos novelistas de tipo colectivo, como Moberg, Hjlamar, también realista, o I LoJohnson, famoso por su violenta lucha literaria antifascista en la trilogía Krilon El largo, minucioso relato del mal vivir miserable de Karl Oskar y su familia, a mediados del siglo pasado y del éxodo en compañía de su hermano Robert y de otros pobres campesinos hacia América del Norte en un viaje atroz, está hecho con despiadado rigor. El espectador se siente inmerso en el mundo hostil y a pesar de todo ilusionado de esos suecos, en sus decepciones al instalarse en la tierra soñada, en su búsqueda por la fe de una consolación espiritual, en sus tensiones, en sus efugios sentimentales. Todo está dado con parsimonia, con minuciosidad en una ordenada serie de secuencias a las que Troell no alivia de detalles en magistral despliegue de imágenes y de concatenaciones fornicas. Y si ese fresco de la pobreza y del rigor es despiadado y nos emociona, a uivel individual el cuadro colectivo se hace punzante, poderoso, gracias a una fenomenal interpretación de Liv Ullmann, una de las grandes actrices de Bergman, en el tenso personaje de Kristina, la mujer de KarlOskar, al que sirve con vigorosa y sobria expresión Voh Sydow. Es un cine casi épico el que hace Jan Troell en os emigrantes y su filme es de gran aliento, que no decae en las casi -horas lie sa dtíración. Una obra de de primer orden. -Lorenzo LÓPEZ CHO. Adrián Ortega, con partitura del g Es más que tónica y más que naranja adivinanza con una Solución; Tónica naranja laiSftieat lSiM con zumo de mxmja.