Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
IV FESTIVAL DE LA CANCIÓN DE ALCOBENDAS E L primer festival de 1975 se celebró en el teatro Avenida de la Nmpia y sonriente localidad de Alcobendas, tan cercana a la capital del reino que prácticamente se encuentra más próxima a la misma que algunos barrios extensos de Madrid. Por eso en más de una ocasión hemos considerado al certamen de Alcobendas como el gran Festival de la Canción que la capital de España necesita y que Alcobendas le brinda con todo entusiasmo, dignidad y medios adecuados para que los madrileños se sientan identificados y orgullosos con tan espléndido marco, voluntad- inquebrantable para hacer bien las cosas y tesón incansable para conseguirlo, como ei que desde hace ya cuatro años nos lleva dando muestras el alcalde, don Tomás Páramo Rodríguez. JARDINERO Letra: Fernando Castaño. Música e intérprete: Neocantes. Seguimos pesimistas porque las flores mueren, el jardinero se va, la fuente se secó y mi guitarra no puede contar su tristeza... El conjunto (con un btnn bajo) canta con armonización gregoriana en día de difuntos. Otra desolación. YO QUIERO UNA ROSA (tango) Letra y música de Donna Hightower. Intérprete: Pauline Stytes. Graciosa parodia construida de un tango alemán La letra, por no perder la pauta general, resulta por obligación desoladora. EL HOMBRE DEL RIO Letra y música de Ana de Soto. Intérprete: Francisco de Miguel. Cantante zarzuelero venido a menos, con potente voz y grandes bigotes. La música compuesta con trozos efectistas y muy bien instrumentada, y la letra (cuyo título ya fue premiado en otro Festival, con bellísimos versos de Manuel Alcántara) en esta repetición, es mucho menos profunda y resulta también ¡desoladora! UNA SIMPLE CANCIÓN DE AMOR Letra, música e intérprete: Guillermo Basterrechea. De simple nada. Aunque su hondura no está del todo conseguida. Larguísima, triste y por supuesto desoladora. ES ASI LA VIDA Letra y música de Ricardo Ceratto. Intérprete: José Vélez. Música que hace muertos años popularizó Raptiael con el título de Los amantes excepto el estribillo, muy pegadizo y alegre. La letra, pesimista como la mayoría, también podemos calificarla de desoiadora LAS NINAS Letra, música e intérprete: Carlos Luengo. Asunto grave: ¿Cómo es la niña... No sabe ni hablar. La peor canción que he escuchado de Carlos Luengo, y sorpresa grande al verte aparecer, ya que según nos dijo privadamente, que su casa diseográfica no le dejaba presentarse a ningún Festiva) De todas formas, si no sabe cómo es la niña y ni se habla... pero que ¡desolación! EL PAYASO Letra, música e intérprete: Ramiro Segrelles. Tema mil veces trihado y en esta ocasión muy mal desarrollado. Peor que los hoy obligadamente populares Gabi, Fofo, Miliki y Fofito. Siguiendo la tónica general, triste, aburrida y desoladora. MI Del total de canciones que concursaron se clasificaron para la final las diez, que hemos comentado. Actuó como fin de fiesta el grupo vasco Mocedades Y en la gran final, el fin de fiesta corrió a cargo de La Polaca. Braulio, gran premio de Alcobendas 75 y premio de la crítica por su canción La b a l a d a del triste despertar Era necesario decir esto, con más profundidad e importancia que una simple reseña o una crónica de urgencia. Alcobendas tiene ya en su Festiva) de la Canción algo de posibilidades ilimitadas y de categoría internacional gracias a ese enérgico e intachable alcalde. Y ya vamos a exponer nuestra opinión sobre las canciones seleccionadas y más especialmente sobre las diez, que el Jurado del Festival consideró dignas de llegar a la final. Oigamos, en primer lugar, que la tónica general de las canciones, en lo que a la letra se refiere, mostraban todas ellas una especie de pesimismo general retransmitido que de ninguna manera parecían construidas para un Festival (que, etimológicamente, viene de fiesta) y sí de las más trisíes situaciones (y no digo románticas) en las que el ser humano se puede encontrar sumido. Comencemos por comentar las diez canciones finalistas, por el orden en que fueron interpretadas. TROVADOR DE NADIE Letra, música e intérprete: Tharsis. Tema super- manido, para un grupo vulgar que se cree compositor y autor de ripios como: amor, canción, feliz, vivir, canción, árbol, hogar, libertad, canción, Dios, ventana, alba, brisa, mañana, ilusión y trovador. Sólo falta desolación. El premio a la mejor interpretación recayó en Guillermo Basterrechea. PREMIOS GRAN PREMIO ALCOBENDAS 75: Trescientas mil pesetas y trofeo otorgado a la c ft ción La balada del triste despertar interpretada por Braulio. PREMIO DE LA CRITICA: Diez mil p e s e t a s y trofeo otorgado a la canción La balada del triste despertar interpretada por Braulio. PREMIO POPULAR: Setenta y cinco mil pesetas y trofeo a la canción Es así la vida interpretada por José Vélez. PRENDO A LA MEJOR INTERPRETACIÓN: Veinticinco mil pesetas y trofeo otorgado a la canción Una simple canción de amor interpretada por Guillermo BasLerrechea. La Comisión Ayuntamiento de Aicobendas acordó conceder un premio al mejor arreglo efectuado a la canción Tango Este arreglo lo realizó el maestro Javier Iturralde. El Jurado estuvo compuesto por aitas personalidades del mundo de la música. La dirección de la orquesta corrió a cargo del maestro Javier Iturralde. Hay que destacar la brillante organización del Festival que superó, si cabe, i tres ediciones anteriores, y confiar en que próximo año se seleccionen mejores canciones, que son las que, en realidad, dan categoría a cualquier Festival. Mariano MÉNDEZ VH 5O José Vélez, premio popular por Es así la vida LO FÁCIL ES JUZGAR A LOS DEMÁS Letra y música: J. Alberto Bourbon. Intérprete: Paloma. Otra tragedia, pero falsa: no es fácil juzgar a los demás. Lo difícil y cierto es juzgarles, ayudarles, cuando se lo merecen (arriesgando mucho la mayoría de las veces) y, desde luego, siempre, no esperar ni que ie den las gracias... ¡Qué desolación! LA BALADA DEL TRISTE DESPERTAR Letra, música e intérprete: Braulio. Aquí la tristeza empieza al despertar, dejando un pobre hombre, un mísero colchón, con la mujer y los hijos, para irse a trabajar. Problemas de la vivienda, el Ayuntamiento (oor el barrizal) y del Hay Untamiento familiar. Qué problemas. ¡Qué desolación!