Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. V I E R N E S 8 DE NOVIEMBRE DE 1974. PAG. 69. VIDA CULTURAL C 0 N 6 RES 0 INTERNACIONAL SOBRE EL CANSANCIO DE LA VIDA Pronuncian conferencias Grinker, González Seara, Pinillos y Rof Carbailo El cansancio de la vida se ha convertido en un fenómeno social que mina la propia vida y la sociedad, y para buscar soluciones al problema es necesario recurrir a todas las ciencias del hombre, especialmente a la Medicina, Psicología y Sociología, ha dicho don José Arana, secretario del Instituto de las Ciencias del Hombre, en la inauguración del Congreso internacional sobre El cansancio de la vida que se desarrolla esta semana en Madrid. En el Congreso, al que asisten unas dos- 1 cientas personas, serán presentadas entre otras, las siguientes ponencias: De la alienación a la adaptación por Roy. R. Grinker (U. S. A Cansancio de la vida, fenómeno social de nuestro tiempo por Luis González Seara; Juventud cansada de la vida por José Luis Pinillos; Stress del ejecutivo y cansancio de la vida por Juan Rof Carballo; Agresividad v cansancio de la vida por Alexander Mitscherlich (Alemania) Ocio v cansancio de la vida por Mariano Yela; Cansancio de la vida como crisis de los proyectos por Julián Marías; Cansancio de la vida y desesperanza por Pedro Laín Entralgo; Cansancio de la vida y medios de defensa del vo por Pierre Bugard (Francia) y Cansancio de la vida y sueño por Ian Osvard (Inglaterra) En su ponencia, el doctor Grinfer definió el cansancio de la vida como alienación en la que acaban diversas inadecuaciones funcionales o fracasos dentro de la estructura biopsico- social. El humanismo declina- -diío- No existe armonía garantizada entre el desarrollo del individuo y el servicio al interés general, a la sociedad. Por su parte, el profesor González Seara analizó la sociedad de masas y el cansancio de sus individuos como algo derivado de la trivialización de una vida cotidiana sometida a una burocratización rutinaria creciente En su opinión, sólo los movimientos contraculturales y los de liberación utópica han buscado salidas a la situación. Asimismo, el doctor Pinillos abordó el problema desde perspectivas filosóficas y religiosas. Dijo que, en contra de otros tiempos y culturas, hoy son los ióyenes quienes descubren precozmente la terrible experiencia de la nulidad del existir, como el resultado biológico de un ambiente social deteriorado en el que fármacos y medidas policiales son la única respuesta eficaz. Desde una óptica religiosa, el problema- -señaló- -surge como efecto del proceso de mundanización en que la cultura moderna está incursa. Por último, el doctor Rof Carballo analizó el stress y el cansancio del ejecutivo desde un punto de vista médico y psicoanalítico dentro del marco de la sociedad tecnológica y de consumo en la que vivimos. Dijo que en la patología del moderno eiecutivo juega un gran papel la ausencia de estimación en su hogar, respaldo afectivo, indiferencia familiar, tipo de mujer e independencia excesiva de 1o s hiios. entre otros factores. LOS M I N I S T R O S D E E D U C A C I Ó N DE BOLIVIA Y GUATEMALA, EN LA O. E I. El ministro de Educación y Cultura de Bolivia, coronel Waldo Bernal Pereyra, vi- HEDONISMO Y TALENTO EN FITZGERALD Acaba de estrenarse en Madrid una nueva versión cinematográfica de El gran Gastby de Francis Scott Fitzgerald. No conozco el filme, aunque sí el libro de que se ha tomado el arqumento. Según algunos, la película es un desmañado remedo de la novela. Según otros se trata de un retrato fiel y valioso de sus principales personajes- -Tom y Daisy Buchanan, Gastby, los Wilson. Jordán Baker, Carraway- de un trasunto certero de la obra maestra del escritor norteamericano. La rasan tara quien la tenga. Trato tan sólo de señalar un hecho. Pero me place añadir que no es la primera ni será la última ves que de una buena novela saldrá una película mediocre, c a la inversa. Todavía recuerdo aquel tremendo Duelo al soh, extraído de un libro del que hubieron de cercenarse snormes parcelas para dejar de él lo más sustancioso Prácticamente su médula. El gran Gastby como novela posee excelentes calidades. La primera, y acaso la principa! el estilo un estilo vivo, cimbreante, vehículo feliz Para pintar con traaos firmes, aunque flexibles como mimbres, una sociedad- -la neoyorquina de los años 20- -y alqunas de las criaturas humanas que la componían. ¿Sociedad en decadencia? Más bien se diría que en evolución. La vida que fluye, que avanza sin cesar. Retrata una época, y sólo eso. Scott Fitzqerald es puntual notario que levanta qrácil acta de lo que ve, sin entrar en mayores averiguaciones. El misino fue protagonista eminente de aquella forma de existencia frivola y desenfadada. Rico, apuró hasta el fondo la copa de la vida, como si en cada qota esperara hallar una respuesta a no se sabe muy bien qué. Lueqo, vencido, deshecho v olvidado, ebrio de alcohol como antes lo estuvo de qloria y de triunfos murió a los cuarenta y cuatro años. El amor en El qran Gastby importa más que el sexo. Lo que se dice, y la forma de decirlo, adquiere en conjunto tanta categoría como lo que acontece. Quizá pudiera hablarse de la magia de las palabras. Si, como se ha repetido hasta la saciedad, la novela es un espejo paseado a lo largo del camino, esta de Scott Fitzqerald es una tersa superficie en que se refleja, inalterable, el modo de ser y de sentir de unos individuos arrancados de la realidad por la pluma del gran escritor. Uno se identifica en seguida con los Personajes y sufre con ellos. Lo contrario ocurre con no pocas obras actuales, que de novelas sólo tienen el nombre. Por eso, a veces, la a menudo penosa obliqación de leer queda compensada con creces cuando cae en nuestras manos algo como El qran Gastby Y uno se atrevería a preguntarse cuántas de las novelas que hoy aparecen disfrazadas de creaciones de arte Podrán darse a la estampa con éxito dentro de medio siglo, como esta de que ahora me ocupo. Me refiero, por descontado, a esos libros híbridos, donde se mezclan los diálogos sin usar el quión ni las comillas, donde los puntos y comas brillan por su ausencia, y donde las acciones Pasadas, Presentes y futuras forman una especie de galimatías ininteligible. Se escribe a tenor de una moda y se ee por esnobismo, si es que en realidad se lee esta literatura extraña. Quizá, sencillamente, se compre mil veces por decir que se ha comprado y no se haqa más que ojearla muy a la ligera, Pero ocultando cuidadosamente el tedio que Produce. El paso del tiempo aclarará, supongo yo, el panorama actual de cierta literahira de ficción. Dentro de quince, de veinte, de cuarenta años, los acogimientos más amplios, leales y persistentes tornarán probablemente a encontrarlos as novelas y los novelistas gue más se icerquen al quehacer clásico. Al dilapidar una vida, Fitzqeráld dilapidó neciamente buena Parte de sus talentos. Priestley ha resumido este drama en su Literatura y hombre occidental Llegado al fondo de su desesperación, Scott Fitzqerald se aisló de la vida americana en las afueras de Baltimore para dedicarse a escribir, pero sólo después de haber desperdiciado muchos años en una existencia extravaqante y ociosa en París y en la Riviera, como fuese poseedor de enormes fábricas, ricos pozos de Petróleo y una conciencia Poco tranquila, y no de un talento literario verdaderamente exquisito. -T. L. DE AURIA. sitó la sede de la Oficina de Educación Iberoamericana, acompañado por los miembros de su Embajada en Madrid. Asimismo, el ministro de Educación Pública de Guatemala, don Guillermo Putzeys Alvarez, giró una visita a la citada oficina, en compañía del embajador de Guatemala. Los dos ministros hispanoamericanos que han estado de visita en España han tenido la. oportunidad de revisar los programas que tienen pendientes con la O. E. I. Don Rodolfo Barón Castro, secretario general de la O. E. I. recibió por separado a los ministros con los cuales departió en sesiones de trabajo a las que fueron invitados funcionarios de ese organismo intergubernamental. HOMENAJE AL MAESTRO ÓSCAR ESPLA Organizado por el Departamento de Música de la Universidad Autónoma de Madrid Con motivo de cumplirse el L aniversario de la restauración del Misterio de Elche por don Osear Espió, el departamento de Música de la Universidad Autónoma de Madrid rindió un cálido homenaje al ilustre maestro. El profesor Peris presentó al Esplá universitario y universal y, recordando palabras de A. Solazar, creador del sinfonismo en España Al músicc con preparación e intuición fuera de lo común, que se apasiona por uno de los monumentos musicales de mayor belleza e interés de Occidente así como al creador del Instituto musical que lleva su nombre, hoy Conservatoric Superior de Miisica de Alicante Con palabras llenas de afecto admiración y qratifud por cuanto de siam fí -ar ón tenía su presencia en el citado centro uní- VENDEDORES NECESITA COMPAÑÍA IMPORTANTE PLAZA MADRID Y CENTRO AIlos ingresos. Llama Sr. Sánchez. Teléfonos 2 40 02- 242 36 30. (11.417- 2. Conectados con industrias, hostelería o mayoristas ramo saneamiento