Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES 6 DE J U N I O BE 1974. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. I MIGUEL PÉREZ FERRERO: TERTULIAS 1 Y GR 1 JPOS LITERARIOS l f IGUEL Pérez Ferreró- -biógrafo s WB de los Machada, Baroja, Ramón Pérez de Ayala- -ha sido testigo de excepción de una parte y de unos s nombres fundamentales de nuestra üs teratura. Su labor como biógrafo deü voto y esclareoedor de la dimensión humana de numerosas figuras indra duales, aunque estas figuras no pudie ran comprenderse sin su inmediata 3 vinculación a otras próximas, como en s el caso de Machado y Baroja, no le ha ü impedido acercarse a otras de distinto s tamaño y significación, en busca de un ü ensayo de aproximación humana a nue vos perfiles y retratos íntimos. En sus libros Unos y otros y el reciente Als gunos españoles recogía así una amü plia galería de estilos y comportamien tos literarios. Ahora nos proporciona s la obra que tal vez sé echara ya de me nos en sü bibliografía: la aproximaÜ ción a la obra cara- -la tertulia, el gru po literario, en un sentido coloquial del término- del escritor que cumple Ü- con el rito- -connivencia de cátedra, jj café y estética- cuya ceremonia ins formal condiciona a veces el desarrollo- -de su propia obra y que, de todas forj mas, estimula durante la primera tnls tad de nuestro siglo gran parte de la 3 j producción literaria. Pérez Ferrero res coge e n Tertulias y grupos literarios s (Ediciones C u l t u r a Hispánica) c o n ilustraciones d e Goñi. u n desfile de for S m a s y modos característicos de u n a época fecunda de la literatura espa ñola. Las subo en el tranvía y viajo 3 con ellas hasta el presente. Y por es tas páginas se apean y montara capí tulp a capítulo, toda suerte de incidens cias en torno a ése. deambular exento j de rigores encopetados que trazan un perfil colectivo de un momento o de 5 una ilusión literaria. H- -Todas las tertulias que aparecen en el libro las he conocido o frecuentado. Ü Sólo el primer capítulo, Un día de H otoño en Aranjuez que es la narración S y evocación del homenaje aue se tri butó en ÍSH 3 a Aajorín, queda un poco S fuera de la letra flel libro, pero su es píritii coincide con el propósito que me S animó a presentar éstas tertulias. He querido recoger el homenaje a Az rín porque creó que este acto fue el hecho literario más importante de lo aue va S de. siglo, ya que reunió a una gran can 3 tidad de personalidades- -escritores, po- -Jíticos, científicos, periodistas, eáucaclo res- de una gran altura intelectual S y He m y distintos signos de pensa miento. Aquel acto, como se sabe, fue promovido por Ortega y situado en Aranjuez uor Juan Ramón Jiménez. Fue S una reunión fugaz, pero altamente sigH nificativa. Ü A partir de la tertulia de Pombo, de 5 Ramón Gómez de la Serna, una de S las primeras que conocí de joven Pégjj rez Ferrero monta en su tranvía la del s Café Europeo, la de Jorge Juan, los de Gutiérrez, la de La Gaceta Literaria s Cruz y Raya la primera y última de g los Machado y la última de Valle- Inü clan, las dM Llón, Eugenio d Ors, Zuloas ga, la de la Juventud Oreadora de Gar cilaso las constituidas en la oasa de Pío Baroja- -Ruiz de Alarcón- -y Pérez de Ayala- -en la suya de Gabriel LoS bo- hasta Ja última que, como señala s el autor, no e propíanienite una tertulia ni un girupo literario: es una conyocato ria: la die Alforjas para la pojesíá de Coaiirado Blanco. En grana, vin desfile copioso y noitrddo de personajes, n el que hay también un aoecdoterio que. en cierto modo, les define a muchos de ellos -He procurado recoger muchos nombres que, aparte los más conocidos de todos, se habían quedado un poco fuera de la actual atención de la crítica y del público lector o quizá se estaban ya perdiendo definitivamente en el olvido, pero que tuvieron en su momento- -y en esas tertulias- una importante significación. Este libro- -señala Pérez Herrero- no es una relación exhaustiva de todas las tertulias que hayan existido desde 1923 ó 25 hasta nuestros días: yo me he atenido a aquellas que virtualniente he conocido y, en muchos de los casos, frecuentado ffi ANTENA José Gerardo Manrique de tara (Granada, 1922) fecundo escritor que cultiva indistintamente casi todos los géneros literarios, publica ahora dos nuevos ensayos titulados El escritor ante el hecho social (Plaza y Janes) y Poetas sociales españoles (Epesa) En el primero, Manrique de Lara, que formó parte de las Comisiones mixtas de escritores y editores que discutieron el proyecto de ley de los contratos de edición y las bases previas de la Mutualidad de Escritores, nos ofrece una panorámica de los problemas propíos que le sobrevienen al escritor- -acamo hombre que trabaja -en el ejercicio de su actividad profesional y social. Problemas que a menudo condicionan el buen o mal desarrollo de la vida literaria, y que, por tanto, interesa dilucidar más allá del ámbito del mundo de las letras. En el segundo libro, continuación de su anterior Poesía española de testimonio Manrique de Lara hace un estudio crítico de la llamada poesía social española, que se remonta en estas páginas a Rafael Alberti y llega hasta las nuevas promociones. En la colección de poesía Álamo de Salamanca, aparece el libro Caín muere en la cruz de Antonio Leandro Bouza, poeta, pintor y director de la revista Artesa de Burgos. Caín muere en la cruz escrito durante los años Í 967 y 1970, es el sexto poemario que publica Antonio Leandro Bouza, quien ha sido incluido en las antologías Poesía religiosa internacional (Roma- Taranto) y en la de poesía visual Akzente de Alemania. Antonio Beneyto- -pintor y escritor que extiende también su actividad literaria al libro de viajes, novela, ensayo, antología y relato breve- -da a conocer una recopilación de mininarraciones agrupadas bajo el título de Algunos ni ños. Empleos y desem. pieos de Alcébate f TM (Lum. en) Beneyto, que reside en Barce; lona v Que acaba de inaugurar dos Exposi, clones de sus dibujos ¡en Madrid y Albacete, ilustra este libro de relatos con una serie no menos original y subyugante de dibujos. Tras el prólogo de Alfonso Lopes Gradolí, el líbn se abre con una cita de Alejandra Pizarnik: Pero tú, ¿por qué te dejaste asesinar escuchando cuentos de álamos nevados? Pérez Ferrero ha recogido numerosas semblanzas de escritores en su reciente libro Algunos españoles -y en su anterior Unos y otros y ha hecho, además, importantes biografías reeditadas últimamente. ¿Qué relación guarda este nuevo libro con sus galerías anteriores de personajes, o qué contacto documental existe entre la semblanza, la pintura individual o de grupo, con la biografía? -Muchos de los españoles que aparecieron en aquel libro como personajes díganlos individuales, formando capítulo, surgen aquí en tertulia, a veces de una manera anecdótica, rodeados de sus gentes y amigos. Creo que así sé les puede conocer mejor. Y creo también, por otra parte, que todos mis libros están en el mismo campo y van por la misma dirección: el del interés por unos personajes literarios de nuestro siglo y de nuestra literatura. Sólo en el ya antiguo Unos y otros aparecían capítulos dedicados a escritores extranjeros, como Colette, Cocteau, Cendrars, Montherlant, etc. que yo he conocido fuera de España. Este libro de tertulias es algo más ligero: los personajes pasan y se van, o nos montamos juntos en el tranvía de la historia íntima y de grupo. A lo largo de toüas sus páginas pasan nxueíias figuras y a ritmo acelerado. De ahí cae resulte un libro entretenido. creo, claro está, y fuá puede ayudar, con una pincelada humana, descriptiva, con un retrato de coni inío, a la biografía colectiva y uersona de muchos de ellos. Ramón PÉDHO