Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
UNA LABRANTERA LAGARTERANA, PROVEEDORA Hizo una mantelería para la Reina de Holanda y ie concedieron el derecho a usar una placa con las armas reales y ei título de Proveedora Fue a La Haya vestida de lagarterana y le entregó personalmente a la Reina el obsequio de España Todo un pueblo, L a g a r t e r a vive para la tradición de sus bordados, que son la base de la economía del lugar L amor y el respeio por lo tradicional, por lo auténtico, se han detenido en Lagartera, un pueblo antiguo y sencillo, que acrisoló al paso de los siglos costumbres artesanas y que mantiene a ultranza la de sus trajas típicos, sus labores y sus famosas camas colgadas De la población de Lagartera la mitad son mujeres y, prácticamente, todas aprenden el oficio desde muy pequeñitas. Las labores de Lagartera, famosas en el mundo entero, se han mantenido en pequeños gremios familiares que realizan su trabajo por encargo particular. No obstante, desde que en el siglo XVf fueron llamadas al castillo para que le bordaran el ajuar a la condesa de Oropesa, existe la costumbre de salir del pueblo y llevar a lo largo y a lo ancho de ls geografía escarióla la fabulosa gama de colores de su traje y de su artesanía. Pero aún van más allá, v conste que esto no es un cuento de principes y de hadas. Un día de la primavera de hace unos años llegó a Lagartera una caria dirigida a doña Pepita Alia. labrantera Ei sobre llevaba impreso el sello del Palacio de Scestdijk. cié La Haya. Holanda. y estaba firmada por el príncipe Bernardo, de los Países BBajos. quien en sila agrádecia a esta mujer el magnífico trabajo que usted y sus amigos han hecho para hacer ei r galo de su país, un éxito tan maravilloso Pepita Alia, naturalmente, se emocionó. t