Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABO. MIÉRCOLES 12 DE SEPTIEMBRE DE 1973. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. embargo, es que tal orden, la legalidad- -infringida por el Gobierno, según la oposición democrática- -habíase vuelto algo problemático. Problemático y confuso desde el mismo momento en que la legitimidad de origen del Poder allendista se encontraba anegada, hundida, aplastada, por la incapacidad suya de asegurar mínimos vitales de orden en los más vitales sectores y actividades del país. A las Fuerzas Armadas nos les cupo nunca, en su tradición, pronunciarse contra la fórmula- -esa vía chilena al socialismo -con que Allende llegaba al Poder. Era ello, en todo caso, misión de los políticos. Pero lo qvse sí estaba en la mano, en la tradición y en la propia misión que los textos constitucionales atribuyen a las Fuerzas Armadas, era rescatar al país, poner a salvo a Chile, de las consecuecias de todo jaez derivadas, dentro del juego constitucional, de ese imposible político que el allendismo alzaba como bandera y programa suyo construir en minoría parlamentaria un orden socialista engendrado en el- marco de la democracia liberal y burguesa. O se hacía el socialismo marxista de orientación soviética (llevar a Chile por las urnas adonde la guerrilla había llevado a Cuba) o se respetaba la legitimidad política que la Constitución de aquella entrañable nación andina consagra. Legitimidad que atribuye a la mayoría nacional el arbitrio y la voluiftad sobre cuál deba ser el destino de la patria. Las Cámaras se opusieron al empeño allendista. Y no sólo la clase política en ellas representada; también la inmensa mayoría de los colegios, gremios y corporaciones. El Poder no quiso transigir, pactar, llegar a la avenencia en los términos planteados por sus opositores. La política- -en su más estricta acepción de hacer- -resultó al cabo imposible. La opción revolucionaria, asumida sólo por una minoría- -que recibió el Poder por concesión graciosa, en el Congreso, de la mayoría pertrechada en el Parlamento- la opción revolucionaria, decimos, habíase desnudado de toda representatividad. Y, en la práctica, desprendido de su legitimidad de origen por lo imposible de resolverla en legitimidad de ejercicio. La vía chilena no cabía en las instituciones de Chile. Era ya sólo el camino del caos. Contra ello se han sublevado las Fuerzas Armadas. Para que en Chile quepa tma política que sea conforme con las instituciones nacionales. A las que, esperamos, los militares pondrán de nuevo en marcha; llevando esa custodia suya de la política que les ha empujado a sublevarse, a regresar a los cuarteles cuando la política sea otra vez- -también esperamos que pronto- -posible en Chile. ABC DIRECTOS: Torcuato LL CA de TENA DIRECTOR ADJUNTO: Pedro de LORENZO SUBDIRECTORES: Jesús REVUELTA IMAZ y Luis María ANSON R E D A C C I Ó N ADMINISTRACIÓN Y TALLERES: SERRANO, 6 1 M A D R I D APARTADO 43. TELEFONOS. -Redacción y Talleres: 2251710 y 27594 CS. Administración: 22 SS 020 Editor: PRENSA ESPAÑOLA, S. A. AL SERVICIO DE LAS INSTITUCIONES El pronunciamiento de las Fuerzas Armadas chilenas contra el Gobierno de Unidad Popular es cosa- -grave, extremosa- -que cabe entender menos en términos de una sublevación militar al uso, contra el orden legal constituido, qu- e como firme e inaplazable actitud frente a la situación- -grave, extremosa- -en que la política del allendismo había colocado al país. No cabe, en efecto, la fácil acusación de golpismo lanzada a los militares chilenos. La postura suya en el difícil período nacional incoado en los confusos frutos de las elecciones de septiembre de 1970- -aunque Allende consiguió más votos que sus rivales a la presidencia, la suma de los habidos por éstos le superaba- -había sido de ejemplar ecuanimidad. Los soldados de Chile no sólo debieron hacer oídos sordos a los cantos de sirena que desde la extrema derecha se les hacía para que se sublevaran contra el Poder- -investido de legitimidad de origen- sino qus después, al paso del tiempo, y conforme la anormalidad anegaba todos los sectores y actividades del país, hubieron, los militares, de soportar provocaciones e insultos por parte de quienes entendían la arbitral pasividad de los cuarteles como complicidad con el caos y el secuestro final de las libertades por el marxismo. El estamento castrense chileno, siempre conforme a su tradición de respeto a las instituciones políticas nacionales, se encontraba, en verdad, desempeñando una difícil y vidriosa función de arbitro esforzándose, además, en que la maquinaria del país no se paralizase del todo. Jefes de las Fuerzas Armadas, sabido es, asumieron en reiteradas ocasiones carperas ministeriales. Y fueron los militares como institución los primeros en reprimir y condenar cuantos intentos, siempre minoritarios, surgieron de sus propias filas: primero, para que Allende no asumiera la Jefatura del Estado, y luego, para derrocar al Gobierno de Unidad Popular. V E R f ÁS tect Quintanar de la ción afecta igualmente a los productores, Orden incide en un problema que se ven forzados a vender a las cencuyas consecuencias padecen muchas pobla- trales lecheras a un precio Que no les perciones modestas españolas: el encarecimien- mite sostener sus pequeños negocios. La to que ha supuesto para el consumidor la Implantación de las centrales lecheras, jusobligatoriedad de embotellado de la leche. tificada en los grandes núcleos de poblaEn muchos pueblos de la provincia toleda- ción por la imposibilidad de vigilar conna, según nuestro comunicante, el precio venientemente el ganado estabulado, no ha de la leche ha pasado de 12 a 16 pesetas sido acogida con igual entusiasmo en las litro vara el consumidor, sin que la cali- pequeñas poblaciones, donde los productodad haya mejorado; por el contrario, es res se sienten en muchos casos víctimas ahora sensiblemente inferior. Esta situa- del monopolio impuesto vor aquéllas. LECHE ARÍ 1 ÁNDA Hasta hace algunos años la carretera nacional de Valencia atravesaba la villa de Arganda del Rey, cercana a Madrid. Ante el elevado volumen del tráfico, el Ministerio de Obras Públicas procedió a desviar la carretera, que hoy circunvala el pueblo, quedando así el primitivo tramo como vía subsidiaria de acceso. La antigua carretera, sin embargo, continúa siendo recorrida en doble dirección por toda clase de vehículos no sólo eon destino al pueblo, sino en ruta por la general, cuyos conductores desean evitar la circunvalación y ahorrarse unos centenares de metros de recorrido. Todo ello entraña continuas molestias y un evidente peligro para el vecindario. Para evitar desgracias irreparables y poner fin a esas molestias, los vecinos agradecerían aue en este tramo viario se estableciese la circulación en una sola dirección y ue la Policía de Tráfico desviase de esta carretera todo el tráfico innecesario y no destinado específicamente a la localidad. sólo por asfaltar y acondicionar un espato tramo de esta vía, que inexplicablemente permanece fuera de servicio ¿Puede Madrid permitirse el lujo de mantener inactivas obras tan importantes para el desahogo circulatorio de la capital? Un r e PASO SUBTERRÁNEO nuevo vaso subterráneo baEl estamento castrense de Chile se ha jo la autopista de Barajas, que enlazará mantenido siempre, ante el allendismo, la calle Corazón de María con el parque dentro de una postura de defensa del or- de las Avenidas, es una obra de extraorden institucional. Lo que ha ocurrido, sin dinaria importancia urbana, que establecerá un nuevo acceso entre dos sectores de la capital Su porvenir está en las nuevas PROFE- nicados en lamuy defectuosamente comuactualidad, a consecuencia, SIONES; una de ellas es precisamente, de la autopista que se aUza PERFORISTAS DE MAQUINAS como una barrera entre ellos. Sin embargo, resulta injustificado el retraso que suIBM Y UNIVAC fre la entrada en servicio de este nuevo paso subt rráneo, no obstante hallarse concluidas las obras del túnel desde la primavera. Su puesta le ofrece esta profestón en un curso de pasada la avenida de Bruselasen servicio permitirá seis meses de duración y por 1 500 pesetas hasta ademas, la prolongación inmediata de esta mensuales arteria hasta el barrio Blanco, ya que INFORMACIÓN Y MATRICULA EN: también está concluido el nuevo puente Velázquez, 24- Teléis. 235 29 9 y 2 S S 04 sobre la autopista de la Fas. Queda tan O IMPORTANTE OFICINA DE INGENIERÍA NECESITA con tres años mínimo de experiencia CENTRO DE ESTUDIOS VELÁZQÜEZ Interesadas llamar al teléfono 259 74 90 para concertar entrevista 26.716) MECANÓGRAFAS RECEPCIOHISTAS