Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUAN ANTONIO MORALES En la Costa Brava, por su tranquilidad 1. D e s d e hace veinte años paso los meses de verano en la Costa Brava catalana, concretamente entre San Antonio de Calonge y Palames aunque hace unos años prolongo mi descanso en la dehesa de Campoamor, entre las provincias de Alicante y Murcia, donde vivió sus últimos años el poeta asturiano. 2. Me decidí por la Costa Brava impresionado por su gran belleza natural y la tranquilidad que se d i s f r u t a b a por aquellos años cincuenta, compenetrado, quizá, con la leyenda popular del origen de esa comarca, que habla del pastor de la montaña que baja al mar enamorándose de una si rena, y fruto de es 1 ta unión fue el nacimiento de El Ampurdán. FEDERICO MUELAS Entre Cuenca y Altea: Cuenca es mi tierra y Altea está junio al mar... 1. Comparto mi veraneo entre Cuenca y Altea. Después ds enriscarme en las piedras de mi hocino de La Anunciación finca preciosa en la hoz del H u é c a r, me marcho una temporada a mi finca de Altea, a la orilla del mar. Yo vivo ya un poco c o n d i donado por mi familia, por el medio ambiente, y tengo que repartirme. 2. Voy a Cuenca porque es mi tierra. Y, además, porque es una estación veraniega e x t r a o rdtoaria. Cuando puedo- -y no sólo en el verano- -me escapo allí, entre mis gentes, itinerarios, rutas, recuerdos... A Altea me lleva su situación junto al mar. Estaba soñando pasar horas y horas a la orilla del a g u a viendo pasar las nubes, entre las playas de piedra redondas, arenas finas, horizontes para la contemplación. Y nunca me lo pierdo.