Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, JUEVES 19 DE A B R I L DE 1973. EDICIÓN DE LA MíiÑANA, PAG. 49. 01 B DURANTE ESTE TIEMPO De Elena Martín Vivaldi AJO el sugestivo título de Filosofía y Ed. El Bardo. Barcelona Ciencia en el pensamiento español contemporáneo (1960- 1970 acaban de recogerse en libro (Editorial Tecnos) algunas de las comunicaciones presentadas al Simposio sobre lógica y filosofía SITUACIÓN. -La dedicatoria de es ¿e la ciencia Que tuvo lugar en Valencia te libro reza así: A los poetas de la durante los día 11, 12 y 13 de noviembre de 1971. El Simposio, presidido por José generación de 1927, como homenaFerrater Mora, era el tercero de Vos organije. Es un rasgo de lealtad, y ui zados por el Departamento de Lógica y Fiíndice de situación. Porque, ucranios losofía de la Ciencia de la Universidad de o no, la promoción magistral en torValencia, y en él se dieron cita algunos de no aJ año del centenario de la muerte los nombres más representativos, tanto de de Góngora (1627) está los centros de investiya siendo un lugar en gación filosófica surel devenir de los tiempos. gidos recientemente en España (Madrid, No es que podamos afirBarcelona, Oviedo y mar que su lección no Valencia) como de alienta aún. La persistenCRÓNICA las fuerzas (léase escia de su mensaje es lo fuerzos) interesados suficientemente v i s i b l e SEMANAL por iniciar un enpara no poderse ignorar cuentro entre Filosocomo una realidad parfía y Ciencia al mardélas gen de los tan caraccial de nuestra actual poeterizados y habituales sía. Pero nos guste o no, LETRAS espacios de conflicto sus maneras -no su que señalan todavía manera (pues hubo vaalgunos cuerpos o rias) -empiezan a pareprejuicios doctrinales. cemos lejanas. Sin- ir más Señalaba F errater lejos, la poesía que hoy Mora en su discursó enjuiciamos está más cerinaugural: Acaso el único rótulo que convendría (colocar a ca de una de sus direcciones- -la del este Simposio) es el que usó, con otros intimismo de Pedro Salinas- -que de propósitos, Franz Brentano, al titular las restantes de su generación. Mil tino de sus escritos: Abajo los prejuidetalles dispersos, sin embargo, nos cios Tengo la impresión, si no la cerdenuncian la familiaridad con las acteza- -matizaba Ferrater Mofa- de que titudes estéticas del grupo, al que si si nuestros ponentes y los que debatirán con no cronológicamente, efectivamente ellos, desde los más jóvenes á los menos, se enlaza él nombre de Elena Martín tienen algún prejuicio, es el de echar los prejuicios abajo. Lo cual no los convierVivaldi. te en meros demoledores, pues se ha llegado a una situación en la que no hay ni FIDELIDADES. -Rindo homenaje, siquiera necesidad de consagrar demasiado en ella, a dos realidades esipirituales tiempo a las operaciones de limpieza intelectual. Derribar prejuicios es sólo una complementarias e igualmente signiprimera, bien que indispensable, etapa para ficativas: la de su tenaz sumisión al una más fecunda labor, que consiste, según reino de la poesía, desde 1945 (coto las preferencias o los temas tratados, en Escalera de luna y su ejemplar excavar o en construir, pero en todo caso fidelidad al otro reino (éste, de Taien investigar. Y, como reza la conclufas) el de la tradición poética grasión popular, se investigó. Las comunicaciones del Simposio se organizaron en tres grunada. Una y otra realidad son sapos, en los que integraremos aquellas que se gradas: por ello imprimen carácter recogen en este libro: Filosofía y ciencias La atmósfera de lirismo que baña la formales. Jesús Mosterín (Barcelona, La sierra Penibética rezuma, en efecto, matemática como lenguaje Alberto Doy. una cierta sacralidad. La obrp, lírica (Madrid, Implicaciones de la inteligencia de Elena Martín Vivaldi lo confirma, artificial para el conocimiento humano Josep Blasco (Valencia, Análisis categoespecialmente, en este libro que conrial Vicente Muñoz Delgado (Salamantiene una amplia gama de su tenaz ca, El formalismo como método auxiliar producción poética, la que se desde la historia de la lógica Ferrater Mora pliega eaiitre 1985 y 1972. Este es, (Pensüvania, Pinturas y modelos y Mapues, un libro significativo, y por nuel Medina (Erlangen, Lógica de la preeso lo traigo aquí ferencia y economía normativa Filosofía y ciencias de la naturaleza. Pedro Pascual (Barcelona, Problemas y resultados de la TIEMPO. -La poesía es, para Eleinvestigación física contemporánea Carna Martín Vivaldi, en texto machalos París (Madrid, Hacia una antropolodiano oportunamente aludido, palagía filosófica Manuel Garrido (Valenbra, en el tiempo lo que asigna, para cia, Biología y mecanicismo y José empezar, a esta expresión una diM. Rodrigues Delgado (Yole, Control cemensión meditabunda. El tiempo es rebral y conducta psicocivilizada Filouna referencia anecdótica- abril sofía y ciencias sociales. Pedro Schüartz domingo o una afirmacióai ca (Madrid, La definición de ciencia económica por Robbins. Una crítica Amando tegórica: vida- muerte Su acueducde Miguel (Valencia, Revisión crítica de la to es el recuerdo. La poesía es, ensociología española, Javier Muguerza tonces, reflejo de las horas- ¿vivi (Madrid, Etica y ciencias sociales ¿y Vadas? ¿soñadas? -de la creadora. Para leriano Bozal (Madrid, Dialéctica y cienaprehender esta temporalidad, la escias sociales Las demás comunicaciones critora utiliza tres procedimientos esorales y escritas aparecerán formando otro tilísticos. Por el primero, se presentan tomo, que, aunque también sólo podamos reseñar su índice, será asimismo interesante las cosas en su simple evidencia, cotener en cuenta. -Ramón PEDROS. JHf ililllUtlllUlllIIlliUllJIIJilUEILU Por Guillermo DIAZ- PLAJA (de la Real Academia Española) mo aisladas, tal como las ofrece la memo ía: Abril, abril. Repiques. Altas montañas. Luz. Deleite, amor. Mañana. Espadas de calores. Paraísos, francos ly practicables. (P. 16. Por el segundo, la poetisa se atreve a lo más temporal de las formas gramaticales, el verbo, utilizando el presente histórico: Atraviesa las calles llegas así de brusca y van las m a n o s f se tienden solas convirtiendo! a acción transitoria e n p e r m a n e n t e U n tercer matiz viene m a r cado p o r el uso de los adverbios, que coadyuvan a esta intención p a r a l i z a n t e d e la acción evocada. Así, p o r ejemplo: Derechamente alta, rectamente suIbiendo por todas las esquinas de los cielos esíquivos, arrebatando formas a las inquietas ínubes, (P. 15 J O bien: Y hay que entrar, es la hora. Será la hora al fin. Será. Y, entonces, la puerta ya estará definitivamente para siempre cerrada. (P. 35. Elenamente triste llegará a decir, con gracia significativa, en otro de sus poemas (P. 60) ESPACIO. -El transitar dé la emoción tiene sus escenarios: Luna, lluvia, mar. Utilizando oportunamente un decir