Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MASSIEL EMPRENDE UN DIFÍCIL CAMINO OR estas fechas, más o menos, hace dos años, José Tamayo ponía en manos de Antonio Díaz Merat el teatro madrileño de Bellas Artes para llevar a cabo la puesta en escena de un espectáculo que girara en torno a la gran personalidad del discutido autor Beltolt Brecht. Díaz Merat, en definitiva, no iba a inventar el espectáculo. Su trabajo consistiría en llevar a la escena española, a te escena madrileña, algo que ya se había montado en otros lugares de Europa. Para ello, el joven director se basó en lo realizado por el Piccolo Teatro, de Milán, con Milva y Giorgio Streheler como protagonistas. Sus primeros pasos le llevaron a la búsqueda de un traductor, de un escritor que hiciera la versión en castellano de los poemas de Bertolt Brecht. Esa persona fue Lauro Olmo. Luego, el siguiente paso era la búsqueda de los protagonistas. Pronto los tuvo. A Fernando Fernán- Gómez le encantó la idea, entre otras cosas porque- -él mismo lo confesó públicamente- -se consideraba un vago integjal y el hecho de trabajar tan sólo un día a la semana, los miércoles, le seducía Frivolidades al margen, Fernando Fernán- Gómez era una buena elección, demostrada con largueza en toda su carrera artística. Respecto a la intérprete femenina, cantante además, Díaz Merat afirmó: Si hubiera tenido que seleccionar un cantante masculino el problema sería grave. Hay muchos cantantes de calidad. Pero entre las mujeres apenas si hay posibilidad de elección, y Massiel se presta, por su manera de ser, por su vitalidad, a lo que Bertolt Brecht quiere para sus poemas y canciones. El espectáculo se puso en marcha. Triunfó en Madrid. Surgió la polémica. Recorrió media España entre el cuchicheo, el aplauso e incluso el incidente, como el famoso affaire del tiesto lanzado, o dejado caer, por Massiel sobre el patio de butacas en Barcelona. Dos años después, aquel A los hombres futuros, yo Bertolt Brecht ha vuelto a nacer. Ha renacido por mor de un L. P. interpretado por la propia Massiel, con diez de los trece poemas que cantó en los escenarios. Han faltado Todos o ninguno La balada de la esclavitud sexual y Mackie- Navaja P En este L. P. se producen dos acontecimientos. Uno, la oropia grabación de los poemas- canciones de Brecht, hasta ahora reducidos en España a temas aislados y musicalizaciones anárquicas. En este sentido nos acordamos de la labor meritoria de Adolfo Celdrán, quien incluyó los poemas brechtianos La cruzada de los niños y El sastre de Ulm en su disco grande que llevó el título genérico de Silencio El segundo acontecimiento es la vuelta de Massiel, como con gran sentido ha hecho el realizador Claudio Guerin a su reciente programa de televisión en torno a la que un día ganara el festival eurovisivo. El regreso de Massiel a la vida musical, tras un paréntesis discográfico excesivo, se ha producido inmerso en una temática que se aparta ñor completo de su trayectoria anterior. Lejos queda aquella Massiel de su primera época cantando a Luis Eduardo Aute. Más lejos aún, la Massiela de España con su desparpajo, superficialidad y divismo, tras el sonado triunfo en Londres, Igual que los tiem- pos en que le dio por cantar rancheras M vestida con lujoso traje charro, chaqueta con bordados, camisa. blanca y sombrero de ala ancha y alta capa cónica. El regreso de Massiel, el arranque de una nueva etapa se produce por los senderos más difíciles. Porque difícil es abrirse camino en el mercado consumidor de discos, cuando el público a la hora de la verdad se inclina por las pachangadas aunque luego, y es éste un resquicio para la esperanza, aupen al primer puesto de ventas a temas del corte de un Algo de mí de Camilo Sesto. Pero si en el verano de 1972 un tema romántico ha triunfado, hay razones suficientes como para depositar un margen de confianza en los jóvenes y esperar la reacción de ellos ante canciones que pretenden concienciar de alguna manera. Un aplauso, por tanto, a Massiel. Sea para bien de la música este renacer pujante, vigoroso, lleno de ardor y entusiasmo de María de los Angeles Santamaría, MassieL Mariano MENDEZ- VIGO NOVEDADES DE LA SEMANA 33 R. P. M. VERONIQUE SANSÓN: Enamorada Todo está roto, todo está muerto Lo irrepa r a b i e Luis Mariavah Para los que se llaman Miguel Para quién Verde, verde, verde Necesidad de nadie Bahía Es el momento Oislui de revenir -ALLAN CLARKE: Ruby Mary skeffington Baby it s alright with me Moonshine whiskey Nature s way of saying goodbye You re losing me Let us p r e y Patchwork quilts Walpurgis nigirt Bring on y o u r smiles LO MEJOR DE EM 1: Viva España Roe- ket m a n Oh, oh, July Taca taca banda Let s dance El j a l a j a l a Helio, Helio Amor, habíame dulcemente Never before Libres Jesánei Vals para Dorara 45 R. P. M. DANNY O KEEFE: El alegre CarHtos está triste Piezas de Vatentine -LONE STAR: Ana María Hallehijah -E L T O N JOHN: Crocodile rock Elderberry wine -SASILIO: ¡Oh, Señor! Me olvidaré -MARI S O L T i e n e s que sonar -MAC AND K A T I E KISSOON: Stng a o n g Bless me AY CITY R O L L E R S Mañana Because I Jove you -M A R Í A Y F E D ERICO: Quién tiene la culpa Sí, yo se que sí -THE UNDISPUTED TRUTH: Superystar 6 a II of confusión -THE SWEET: Wig- wam ban N e w York connection -T H E M A I N IN GREDIENT: Everybody p I a y s t h e fooi Who can I turn to MERVIN GAYE. You re the man You re the man (II) -S I L V A N A DI LORENZO: Palabras, palabras En ja paz del día -MARY N I E V E S Cante de amor y libertad Buscando el amor JAIRO: Por si tú quieres saber Memorias de una vieja canción -JULIÁN GRANADOS: Hosanna El niño está en la cuna -WIU, TURA: H a s de volver El a m i g o Jacle