Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 8 DE NOVIEMBRE DE 1972. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 53. FALLECIÓ AYER, A LOS SEIS DÍAS DE SU ALEVOSO ATENTADO EL CADÁVER DEL CÓNSUL FRANGES EN ZARAGOZA SERA TRASLADADO EN UN AVIÓN ESPAÑOL A NIMES ROGER TUR TRABAJO INCANSABLEMENTE PARA REFORZAR LA AMISTAD HISPANO- FRANCESA Zaragoza 7. (Dé nuestro corresponsal, por télex. Hoy ha fallecido en esta ciudad el cónsul francés señor Roger Tur, que fue víctima del alevoso atentado perpetrado en la sede del Consulado por tres terroristas que se declararon miembros del grupo Colectivo Hoz y Martillo- El óbito se produjo a las doce menos cuarto de- la mañana, en la residencia sanitaria de la Seguridad Social. El señor Tur no ha. podido resistir las gravísimas heridas y quemaduras sufridas en el citado atentado, y a pesar de los constantes cuidados médicos ha dejado de existir. Los últimos partes facultativos ya Indicaban la progresiva agravación del herido y ahora se ha producido el fatal desenlace. En el último de los aludidos partes se- afirmaba: El paciente don Roger Tur Pallier ha tenido a las 9,55 horas una parada cardiaca. Con masaje cardíaco, respiración controlada y marcapasos interno se ha mantenido con vida hasta las 11,45. en que ha tallecido. Firmado: Doctor Cimorra, doctor Pardo, doctor Ucar y doctor Gasea. Roger Tur, cónsul de Francia en Zaragoza, había nacido en Nimes hace sesenta y ocho años. Desde hace treinta y ocho años ostentaba el cargo de cónsul del país galo en esta ciudad y era el decano de los cónsules en Zaragoza. En el momento de su muerte se hallaban ¡unto a él su esposa, su hija, su hermano Mauricio y él segundo consejero de la Embajada francesa en Madrid, señor Pierre Cornet. Poco después del fallecimiento del cónsul llegaron a la residencia sanitaria las primeras autoridades de Zaragoza: gobernador civil, alcalde dé la ciudad, presidente de la Diputación Provincial, gobernador militar, en representación del capitán general, que se hallaba fuera de la ciudad; jefe superior de Policía, subjefe provincial del Movimiento, delegado provincial de Trabajo, delegado provincial del Ministerio de Información y Turismo y general de la Guardia Civil. También acudieron a la citada residencia et juez instructor de la causa, comandante don José Fernández Laguna, y secretario, capitán don Miguel López Castiella, del Arma de Artillería. El señor Roger Tur se destacó siempre en su actividad consular por su amor a España. Su tarea estuvo siempre informada de ese afecto profundo y por ello persiguió siempre en su quehacer el entendimiento entre los dos países, incluso en los años que más difici! parecía ese empeño. El señor Tur poseía importantes distinciones. Era oficial de la Legión de Honor, consejero de Comercio Exterior francés, presidente del Instituto Cultural francés, delegado de los franceses en el extranjero. En Zaragoza gozó de Incontables amistades por su caballerosidad, sentido de la amistad y del deber, afabilidad y simpatía personal. El trágico desenlace da su vida como víctima Inocente de un salvaje atentado ha causado hondísimo pesar en los zaragozanos, que conocían bien sus magnificas cualidades humanas; cualidades de las que puede testimoniar con conocimiento de causa este corresponsal, que tuvo siempre n el señor Tur a un verdadero amigo. Según se cree, si cadáver del señor Roger Tur será trasladado a su ciudad natal, Nimes, en un avión cedido por el Gobierno español, cumpliendo asi ios deseos de la familia. El embajador de Francia es esperado en Zaragoza en el día de hoy para concretar los detalles del sepelio. En esta ciudad se celebrarán solemnes honras fúnebres por el alma del finado, que serán también testimonio del dolor que la trágica muerte del cónsul ha causado en la ciudad entera. -R. VAZQUEZ- PRADA. N. de la R. -Extrftñeza, indignación, unánime repulsa suscitó en la opinión española el vandálico atentado contra el cónsul de Francia en Zaragoza, el pasado día 2. Dolor y consternación ha producido ahora la noticia de la muerte del señor Tur, muy gravemente herido en el incendio íue provocaron los malhechores. Asesinado por la más tremenda y demente acción de unos desalmados. Cuesta creer que el. fanatismo sea capaz de llegar a tanto, a tan brutales y despiadadas decisiones. Su víctima de ahora no ha sido sólo el señor Tur ni sus empleados en la oficina consular, que sufrieron malos tratos de los terroristas y asimismo el peligro de morir en el atentado. Víctima ha sido también, implícitamente, la sociedad española toda. Esta sociedad en la que los agresores habían encontrado la opción misma de acceder a los más altos estadios de la formación humana y profe- sional, para salir un día como miembros del más responsabilizado estamento de I comunidad. Nos causa profunda preocupación y justificada alarma comprobar cómo determinadas ideologías han logrado prender en ciertos ámbitos de nuestro mundo. es tal, en nuestra opinión la gravedad del problema, que ni siquiera lo atempera la propia circunstancia de que se presente minoritariamente; de que sean sólo unos pocos los que se dejan arrastrar por tales credos homicidas v por la demente pasión de profesarlos. No sabríamos determinar ahora qué es aquello que hace específicamente posible la germinación de tales brotes terroristas. Sería difícil definir por qué se ha llegado a que ciertos medios formativos sean palenque de pasiones o tolerante aduana para el libre comercio de filosofías en las que idea y acción- -subversiva; terrorista- -son inseparables. Filosofías en las que nada es la vida humana junto a la encarnación quimérica del m i t o de la irracionalidad, que en el fondo proponen. Todos debemos estar de acuerdo en que no convieneb reconocerse, fórmulas de amplitud especial a determinados medios en tanto no: sé: tenga la certeza de que ello, en detrinienio de los intereses de la mayoría, p u e d a ser utilizado por minorías embarcadas en un fanatismo terrorista como el que ha segado la vida del cónsul de Francia en Zaragoza. GRATITUD DELEMBAJADOR FRANGES A LAS AUTORIDADES ZARAGOZANAS Los funerales por ei señor Roger Tur se celebrarán mañana en la parroquia de Santa Engracia Zaragoza 7. Al filo del mediodía de hoy la handera tricolor del vecino país ha comenzado a ondear a media asta erí el Consulado francés de esta capital. El ónsul Roger Tur había muerto minutos antes, víctima de un criminal atentado. La ciencia se ha visto impotente para salvar la vida a este hombre que durante cinco días se ha debatido entre la vida y la muerte. Francia ha perdido un cónsul y España y Zaragoza un gran valedor y mejor amigo. La noticia de la muerte del cónsul se expandió porHoda la ciudad produciendo un sentimiento de consternación e indignación general. Roger Tur. -cuarenta años en Zaragoza, era querido por todos. Tanto por el Consulado como por el domicilio del finado es constante la afluencia de zaragozanos que acuden a dejar testimonio dé su condolencia. Sobre las cinco de la tarde ha llegado en Un avión especial el embajador de Francia en España, Robert Gillet. acompañadlo del conde de Sierragorda. segundo jefe de Protocolo del Ministerio. español de Asuntos Exteriores. En el aeropuerto, el embajador fue recibido por las primeras autoridades zaragozanas, quienes hicieron patente el sentimiento dé la ciudad y de la provincia. Seguidamente, el señor Gillet y el conde de Sierragorda se trasladaron al domicilio del finado, donde testimoniaron su condolencia- a la viuda y familiares del mismo. A continuación se dirigieron al Centro de Traumatología y Quemados de la Seguridad Social, donde el embajador tuvo un cambio de impresiones con las autoridades zaragozanas sobre las exequias y el trasla. do del cadáver del señor Tur a su ciudad natal. Nimes. M capitán general de la V Reglón militar, teniente general don Joaquín Bosch de la Barrera, manifestó que mañana, sobre tas cuatro de la tarde, una vez que le sea darío s 37 RESTAURANTE GALLEGO ESPECIALIDAD EN MARISCOS Y PLATOS GALLEGOS Comandante Zorita, 37 Tet. 253 5132- -f APARCAMIENTO ASEGURADO COMPRO LETRAS Teléfono 247 33 85