Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. DOMINGO 7 DE MAYO DE 1972. PAG 65. Palabras ARTURO PEYROT Y SU BÚSQUEDA DE UN HORIZONTE DE ESPERANZA V Arturo Peyrot. pinta lo que ve. lo que sabe que existe o que lo puede tener delante. No tiene que inventar porque todo lo que observa le interesa en algún sentido. Tampoco intenta humanizar lo que contempla a través de su pupila captadora: humanizado lo encuentra ya desde el principio. Peyrot no se deslumhró ante las modas y modos pictóricos que pasaban por su camino, por el camino del arte. No ha procurado alistarse a movimientos de vía mas o menos ancha que le llevarán con cierta facilidad a la deseada estación de la fama. Desde el principio se trazó un camino sin trampas ni señalización de oportunismo. Ha tenido muy en cuenta- -y ahora lo ha colocado en el preámbulo de su catálogo- -lo que dejó escrito Osear Wilde: La moda es una cosa tan horrible que todos la tenemos que cambiar cada seis meses. Este romano de Madrid -como le llama Pedro de Lorenzo- -no ha vivido quemando espátula. Esta pintura, que hoy es absoluetapas con escándalos publicitarios ni con tamente figurativa, vino después de mi extravagancias ensayadas en el espejo de evolución abstracta. El abstracto fue para fondo de la vanidad. Su caminar artístico mí como una liberación. Después ya desha sido y es lo más recto posible, sin es- emboqué, de una manera natural y sin pirales dislocadas y confusas. No creo propósitos previos, en la figuración de hoy. -dice Peyrot- -en las escuelas, en las co- Mis años de abstracto fueron del 47 rrientes, en las tendencias artísticas, en al 53. las teorías estéticas apriorísticas, en los Todo se estremece en su pincel, queda partidos, en las camarillas. Las revolucio- en el lienzo reflejado sin énfasis, con línea nes artísticas están por encima de todo suelta y fresca. La realidad que Peyrot esto. Creo qué la obra verdaderamente nos presenta en estas obras expuestas en perfecta es la única verdaderamente revolucionaria. Campoy señala que su pintura está sólidamente sustentada no sólo en el dibujo, sino también en toda una teoría del arte. ¿La teoría de lo intemporal? No sé, pero sí creo que Peyrot no puede escapar a su ZONA NORTE época, aunque crea hacerlo volviendo la necesita compañía internacional de pervista atrás o tratando de ver lo porvenir... coméstica, para Galicia, Lo cierto es que Peyrot vuelve a pintar fumería yCastilla la Vieja, atender VasconAsturias, León, los blancos cortijos, las flores, los rutilangadas, Navarra y Aragón. tes cacharros, y lo hace con un amor y una La experiencia en alta cosmética será sensibilidad sólo comparables a su excelenfactor importante en la selección. te oficio. La cita de Venturi es exacta: Puede tener su residencia en cualquier ca Questo é ció che io chiamo Pittura. pital de la zona. Buscamos hombre de caDice Peyrot que hay dos tipos de pin- tegoría, estando dispuestos a estudiar totura: Una que pertenece a la tradicción das las solicitudes que recibamos, con histo- -que se realiza con color y pincel- -y rial y pretensiones económicas, dirigidas a: otra con objetos. Yo sigo la línea tradicioCHARLES OF THE RITZ nal, la que usa los colores, el pincel y la Hermosilla, 75- MADRID- 1. (Nal. 7.221. VENDEDOR Fauna s- -ha escrito José Hierro- -aparece modificada, convertida en palpitación por un espíritu lírico. Es un bello ejemplo de un quehacer con ángel, de arte que parece nacido para acompañar las horas musicales del crepúsculo. Me interesan mucho las tonalidades áe la obra última de Arturo Peyrot, las tonalidades delicadas, sin estridencias, armónicamente conjugadas. No hay nada fácil en su obra, aunque el cuadro resulte claro y directo. Su paisaje es frecuentemente esquemático. Con su simplificación- -a veces tan sólo llega a conservar las formasconcentra su sobria personalidad. Me dice Peyrot que no quiere ser jaez de nuestro tiempo para condenar o aprobar. Yo creo en la esperanza y quiero infundir esperanza. Quizá lo mejor que el artista puede hacer por la Humanidad es tratar de infundirle esperanza. Hay una vida del espíritu que está por encima de todas las barbaries que se puedan cometer, que de hecho se cometen. Mi idea es intentar salirme del barro, alzar el vuelo y no arrástrame por la realidad más suc Su mensaje, su mensaje sin solemnidad, queda bien diluido en sus cuadros. Sus cuadros llegan muy directamente a Ja sente, incluso a los que no son entendidos En su personalidad no hay grandes complicaciones y bien patente queda en su obra. El dibujo y el color- -me dice Peyrot- -son fundamentales e inseparables. Yo no soy un colorista, lo que se entiende por colorista. Siento el color más bien tenue, sin vehemencia. Yo busco la armonía Fn un blanco y negro puede haber tanto color como en una algarabía de colores Harneantes. La luz es el signo que se hace color. Un espíritu de fermento, un espíritu inquieto es el de Arturo Peyrot, este artista poroso de la vida que le rodea, de la vida que le apasiona y le oprime. Trabaja con absoluta libertad Interior, pero con la exigencia de manifestar un horizonte de esperanza para nuestra civilización. -Miguel FERNANDEZ- BRASO Arte y artistas Lapayese de! Río. -R. GALERÍA KREISLER (Serrano, 19) GALERÍA LORING (Paseo Castellana, 28) Expone J. López Ballesteros. -R. EDAF (Jorge Juan, 30) Colectiva de primavera. Obras de Arias, B u e n o Alvaro Delgado, De Pablo, Esplandiú, Garcés, G a r c í a Ochea, Goñi, Gutiérrez de la Concha, Lahuerta, Laxeiro,