Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. J U E V E S 2 BE MAKZt DE 1972. EDICIÓN DE LA 3I AÑÍX. G 40 m! t U! Htl! nn! niinHUHllK! IUltUUtHI! inn! l! llHt! llHll! lU! U! HI! lll! inil! t ¡Un! lt! HK! lUH ¡HIIHHI! HHll! IUiK! HnHIHHIIlll! l! tl! ll! ¡r I NOTICIA DE MIGUEL PÉREZ FERRERO Le veo por primera vez en un trozo de celuloide rancio, filmado y dirigido por Ernesto Giménez Caballero. La cinta se titula Esencias de verbena Miguel Pérez Perrero arroja pelotas de trapo a la cabeza de una figura que sube y baja incesantemente, al tiempo que se quita y torna a colocarse la chistera. Ese supuesto muñeco de feria es Ramón Gómez de la Serna en persona. Por los años de esta filmación, Pérez Perrero forma parte del grupo de La Gaceta Literaria Ejerce el periodismo intensamente, por el cual ha abandonado la poesía, de la cual había dado dos libros de tendencia modernista. El primero, titulado El bufón de la Reina apareció cuando el poeta contaba dieciocho años; el segundo, Luces de bengala se publicó en 1925. Publica su Vida de Ramón en la revista Cruz y Raya (1935) y Vida de Antonio Machado y Manuel (1947) y Unos y otros cuando ya había aparecido en Chile la edición de Pío Baroja en su rincón de cuyo título se hicieron otras ediciones. Recientemente, Ediciones Cultura Hispánica, de Madrid, ha publicado un nuevo volumen de Miguel Pérez Ferrero, titulado Algunos españoles en donde el escritor traza la silueta rápida de treinta y dos personajes. Recordamos, después de la lectura inmediata, algunos nombres: Eugenio d Ors, Pío y Ricardo Batoja, Gutiérrez Solana, Federico García Lorca, Juan Ignacio Luca de Tena, Ramiro de Maeztu, Gregorio Marañón, José Ortega y Gasset, Pablo Picasso, Ramón Pérez de Ayala, Julio Camba. Juan Ramón Jiménez. En un breve prólogo dice Pérez Ferrero, al referirse a los treinta y dos españoles de que trata en el libro, que algunos han dejado ya una estela y que aquéllos que no la han dejado porque aún están vivos, seguro es que habrán de dejarla. -De todos cabe decir que se han hecho grandes estudios literarios, análisis de sus literaturas, de su panera de escribir o de pintar. Yo mismo he publicado dos libros, uno sobre Antonio Machado y Manuel, y el otro, Vida de Pió Baroja que ya ha visto la luz en una edición de bolsillo de Novelas y Cuentos. En este libro Algunos españoles Pérez Ferrero consigue realizar, con singular arte, treinta y dos esquemas de personajes que ha elegido como consecuencia del conocimiento directo, de una observación sin intermediarios. -Creo jue ello contribuye a enriquecer la noticia del personaje, el aspecto humano y la idea que de él pueda tenerse. Escritor de memoria clara para lo literario, Pérez Ferrero ha recurrido lo menos posible a la apoyatura bibliográfica, ni siquiera aquella que pudiera hallar en sus propios libros en los que ha tratado de alguno de estos personajes. -He mirado algún papel, que me ha servido, en cierto modo, de guión. Incluso reproduzco algunas frases y algunas cosas. Pero me he fiado más de mi visión personal, como en él caso de Salvador de Madariaga, con quien había coincidido yo en París hacia 1939. Para escribir la semblanza que aparece en este libro viajé a Oxford en el mes de noviembre pasado, donde volví a tomar contacto con Madariaga. De Baroja y Azorín, de algunos olvidados y grandes escritores, como Félix Urabayen, y de otros a quienes tengo tan cerca, mis recuerdos son más fijos, más seguros, porque son consecuencia de más prolongado trato. Algunos personajes de este libro aparecen como muy lejanos en el tiempo, como Gabriel Miró. -De este escritor puedo decir que le conocía mucho casi desde antes de haberle visto por primera vez. Mi abuelo, Miguel Ferrero, fue muy amigo suyo y se lo recomendó a don Miguel Moya para que escribiera en El Liberal Siendo yo un muchacho fui a ver a Miró, quien me dedicó su libro Figuras de la Pasión del Señor en aquella estupenda edición de La Nave que aún conservo. De Baroja conserva Pérez Ferrero muchos recuerdos personales y un re- Ángel Palomino publica en la coiección Testigos de España de Plaza y Janes, su nuevo libro El milagro turístico Palomino ocupa hoy un destacado lugar en el ámbito de nuestra narrativa, merced a sus títulos Suspense en el cañaveral premio Leopoldo Aias; Zamora y Gomorra premio del Club Internacional de Prensa, y Torremolinos, Gran Hotel que te ha merecido el premio Nacional de Literatura del p a s a d o año. Conocedor como pocos de los elementos y características que confluyen en el llamado fenómeno turístico, i. Palomino analiza en este libro su incidencia y repercusión en España, de una manera amena y con una intención eminentemente divulgadora. galo excepcional que le hizo el novelista poco tiempo después de haber aparecido Baroja en su rincón -Un día, en San Sebastián, don Pío Baroja me dedicó el manuscrito de Las inquietudes de Shanti Andía enriquecido con dibujos suyos. Hemos preguntado a Pérez Ferrero que cuál es la dificultad técnica, de oficio, que encierra el limitar el tratamiento de un personaje en tan corto espacio. -Creo que la mayor dificultad está en tener que prescindir de infinidad de cosas. Hay una frase que se ha atribuido a mucha gente y que podría aplicársele a Julio Camba. Se trata de un periodista que se dirige a su director y le dice: Perdóneme usted que le traiga una crónica tan larga, pero es que no he tenido tiempo material de hacerla más corta. Hablamos, finalmente, de la estimación que el español siente por este género de biografías, memorias, epistolarios, bocetos de personajes. Cita el libro Mis amigos muertos de Juan Ignacio Luca de Tena, uno de los bestseller de este momento, lo que prueba que el lector español se Interesa por saber cosas de los personajes que ha tenido o tiene en torno, más o menos cerca. -Marino GOMEZ- SANTOS. Justo Guedeja- Mamón, nacido en Novés (Toledo) en 1919, licenciado en Derecho, comienza a publicar poesía en 1951. Desde entonces ha obtenido varios premios literarios en diversos certámenes. Galardonado este mismo año con el premio Dulcinea de Valencia, ha publicado en libro Labios y sándalo, Las sencillas palabras Amigo imaginario Cantando a los cuarenta y Memoria en 1967. Aparece ahora en la colección de poesía de Comunicación Literaria de Autores de Bilbao, su libro Tiempo de alegría José Leyva, pequeña bstatura, gesto introducido en lo profundo del espasmo inefable, silencioso, más bien absorto o asombrado, andaluz nacido en 1938 y afincado en la literatura, en Madrid, donde empieza a escribir desde 1967 esa obra singular, Leitmotiv una de las máximas revelaciones de la narra Uva peninsular de posguerra. Desde las primeras líneas, la i precisión y el magnetismo del estilo anuncian, un texto inusual, instaurado cabal y aniquiladoramente a lo largo de sus más de seiscientas páginas que integran este primer libro de José Leyva. Leitmotiv supone una interrupción- -y también una irrupción- una discontinuidad, una súbita ruptura, una profunda fisura en el discurso narrativo habitual.