Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, D O M I N G O 18 DE E N E R O DE 1973. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 27. de 1.526 toneladas en superficie y 2.425 en inmersión, velocidades entre 10 y 20 nudos, autonomía de 12.000 millas y 10 tubos lanzatorpedos. Pendientes de entrega, Cinco dragaminas oceánicos de la clase Agüe de 665 toneladas de desplazamiento estándar y 750 a plena carga, 16 nudos de velocidad máxima y autonomía de 2.400 millas a 12 nudos. Cuatro entregados y uno pendiente de entrega. Tres L. S. T. de la clase Chelan Country de 1.653 toneladas de desplaza- miento estándar y 4.080 a plena carga, 11 nudos de velocidad. 2.100 toneladas de carga y 211 hombres. Ya recibidos y bautizados con las siglas L- Ií -22 y -í 3 O Un transporte de ataque de la clase L. S. T. ya recibido y bautizado con el nombre de Galicia Tres helicópteros antisubmarinos Sikorsky SH- 30 y cuatro de ataque AH- 1 C En 1970 la Marina española contaba con 44.500 hombres, de ellos 9.000 de Infantería de Marina, y 250.000 en la reserva naval. JAVIER CARVAJAL, COMISARIO PARA PLANES DE ARQUITECTURA Por una orden del Ministerio de Educación y Ciencia, que publica el Boletín Oficial del Estado se nombra a don Javier Carvajal Perrer comisario- delegado de la CERCA DE SESENTA NAVIOS DE COMBATE FORMARAN PARTE BE LA FLOTA ESPAÑOLA EN 1979 La financiación de esta segunda fase del programa naval está fijada en los presupuestos de defensa Cerca de sesenta navios de combate, construidos en los astilleros españoles, formarán parte de la Flota española a finales de la década actual, según las previsiones del programa naval del Ministerio de Marina. Para entonces, por otra parte, la Flota mercante española desplazará un total de diez millones de toneladas de registro bruto, cuando el pasado año su tonelaje era áe cuatro millones de toneladas. LA SEGUNDA FASE DEL PROGRAMA NAVAL dos por las Cortes Españolas el pasado 21 de julio y para un período de ocho años (1972- 79) COOPERACIÓN HISPANO- NORTEAMEBICANA ha segunda fase del programa naval de la ley de 1965 prevé, en principio, la construcción de las siguientes unidades: Tres destructores de flota. Dos submarinos Super- Daphne Diez escoltas costeros. Trece patrulleros pesados. O Diez patrulleros ligeros. Seis lanchas de vigilancia vortarnisiles Un buque nodriza de submarinos. Un buque nodriza de dragaminas. Un buque hidrógrafo. Un buque auxiliar. Helicópteros. Material y armamentos para injantería de Marina. Los gastos de esta segunda fase del programa naval corren a cargo d e los fondos presupuestarios para la defensa aproba- Según los conventos de ayuda y cooperación hispano- norteamericanos de Washington de 1970. el Gobierno de los Estados Unidos cedería al español: Cinco destructores, pendientes de entrega, al parecer de las clases Sumner Fletcher y Carpenter construidos entre 1943 y 1966, con un desplazamiento entre 1.526 toneladas estándar y 3.300 a plena carga, velocidades entre 33 y 35 nudos, autonomía aproximada de 6.000 millas, a 15 o 25 nudos y armamento principal de cuatro a seis cañones de 127 milímetros. Dos submarinos de la clase fabulosa liquidación modelos pret a porter otoño invierno t. EN POCAS LINEAS luna inereiMe variedad i i precios aiTolladorcs! CAPITULO PALPITANTE El cierre de la Facultad de Medicina de Madrid y la pérdida de la matrícula de cinco mil alumnos es un hecha de evidente gravedad. De otra parle, hoy ha conocido la opi- nión pública que los salarios perdidos por las huelgas de Hunosa en Asturias ascienden ya a 277 millones de pesetas. E tí el campo político hay rumores para todos los gustos y mucho se habla de Alberto Vllastres, y no precisamente para continuar como representante español cerca de los organismos del Mercado Común. En la órbita religiosa se rumorea que la entrada en Toledo del nuevo arzobispo, don Marcelo González Marlín, tendrá caracteres de solemnidad extraordinaria con la participación de más de un miembro del Gobierno y con asistencia masiva de publico. En la línea de las designaciones episcopales se da por seguro la designación para la silla de Santiago de Compostela del actual obispo de Avila, don Maximino Romero de Lema, mientras seria nombrado obispo de la ciudad de Santa Teresa monseñor Guerra Campos, una de los prelados auxiliares de la capital de España. Cierto es que se espera qué en el próximo Consistorio le sea concedida la púrpura cardenalicia al nuevo primado, porque tradicionalmente siempre fue así, aunque también existen precedentes en contrario, como el caso del arzobispo Carranza. -ARGOS, MONTERA, 3O MA MADRID Í