Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LÓPEZ RODO CONTESTA A INTERESANTES CUESTIONES PLANTEADAS POR LOS DIRECTORES DE PERIÓDICOS En el coloquio celebrado hace unos días, al que asistió efl ministro de Información y Turismo, don Alfredo Sánchez- Bella, y en el cual actuó de moderador el embajador de España don Manuel Aznar, presidente del Consejo de Administración de EFE, estuvo presente el director general de Prensa, don Alejandro Fernández Sordo. Invitados por él director- gerente de la Agencia Cfe asistieron don Torcuato Luca de Tena, director de A B C don Emilio Romero, director de Pueblo don Jesús de la Serna, director de informaciones don Antonio G ¡beflo, director de El Alcázar don Pedro Gómez Aparicio, director de La Hoja del Lunes don Luis María Anson, subdirector de A B C don Bartolomé Mostaza, subdirector de Ya cuyo director, don Aquilino Morcillo, está enfermo; don Donato León Tierno, subdirector de Arriba y don José Luis Echarri, subdirector de Nuevo Diario cuyo director, don Salvador López de la Torre, se encuentra en el extranjero. De la Prensa barcelonesa estuvieron presentes: don Santiago Nadal, subdirector y director en funciones de La Vanguardia por enfermedad del director, don Horacio Sáenz Guerrero; -don José Tarín iglesias, director de Diario de Barcelona don Manuel Ibáñez Escofet, director de Tele- Exprés don Federico Gallo, director de La Prensa y Solidaridad Nacional don Ángel Elias, director de El Noticiero Universal y don José Aliaga, director da La Hoja del Lunes MANUEL AZNAR. -Yo t e n g o sobre las ruedas de Prensa mi opinión personal y no es esta la ocasión de exponerla, pero sí diré que me parece una especie de subproducto del periodismo. Son reuniones convocadas a eíectos de propaganda, generalmente, y tengo que decirles, queridos amigos y compañeros, que a mí toda convocatoria a efectos de propaganda me parece triste e intolerable. Digo esto porque aquí nos hemos reunido para cualquier cosa menos para fines de propaganda. Tenemos delante de nuestras vidas españolas el m Plan de Desarrollo. Un Plan que nos anuncia que en los próximos cuatro años se van a invertir sólo en el sector público más de ochocientos mil millones de pesetas, cifra que hace muy poco, todavía muy pocos años, hubiera parecido el engendro de una mente enferma en Es- paña. Ochocientos mil millones de pese tas en un cuadrienio es un esfuerzo ts para impulsar el progreso español y dar lugar a tales situaciones, que debe exigí una intervención muy activa de la opiniá pública, una participación del pueblo res y sin hipocresías. Por ello he pensado que el ministro- eo misario quizá pudiera exponer ante los re unidos algo que aún no haya dicho sobr el m Plan, alguna comunicación entraña ble, sugeridora, porque el ministro sabe qu este Plan o cualquier Plan no pueden en trar profundamente en la conciencia po pular si no se procura la presencia viva de los órganos de opinión pública en tas grave tarea. Entre los órganos de opinió: ninguno aventaja a la P- rensa, y la tiene su representación más eficaz y nente en sus directores. Para esto, concretamente, se ha permití do la agencia Efe convocar, reunirtes aqi y anunciarles el propósito de ensayar u método de comunicación activa, directa 3 cuando sea necesaria, crítica de los direc tores de periódicos de España con los res ponsables de la gobernación del país. Y hubiera querido tener aqui a todos los di rectores de periódicos españoles, pero bie se comprende que eso hubiera sido prácti camente imposible. 1O PEZ RODO. -El tema del Ht Plan di Desarrollo, a u n q u e no j Y j giyBTr Titff apa sitínante, lo creo de gran importancia par; el futuro de España. ÍLo que se pretende con el Plan es con templar la realidad presente desde una ón tica de futuro. Sólo colocándonos en esl óptica comprenderemos el presente y, ade más, podremos influir, en el grado que s pueda, en la configuración de este futur que todavía no ha llegado. No se trata d hacer pronósticos, sino de un ejercicio d prospectiva tomando como base unos da