Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE LA SINCERA Y VULNERABLE MARÍA DEL MAR BONET Por Joaquín MERINO lONJUOANDO en pretérito imperfecto a Majría del Mar BoI net, no hay nada que sugiera listas nacionales de super ventas, dinámicos y astutísimosi promocionlstas discos de oro, fanáticos managers popularidad... ese mundillo ten sabido y a veces tan, tediosa que oprime como un. dogal a los jóvenes divos y divas de la canción moderna. Y ahora, de pronto, noticia: María del Mar Bonet estaba al fin en las listas nacionales con su Águila negra y su No valdría res mes ara habiendo quebrado, por tanto, la barrera del sonido idiomática. Me pareció que la cosa merecía ser comentada y como que la noya había bajado a Madrid fui a verla. Yo soy muy optimista (a base de ser pesimista) yo me pongo siempre en lo mejor, así que acudí a la cita lleno de músicas mediterráneas y esperando celebrar una conversación de vino y rosas ¡Resultaba tan refrescante charlas con una anti- diva... Pero la cosa empezó un poco mal, con grandes antesalas y dilatados prólogos. Cuando al fin llegó María del Mar- -con hora y media de retraso sobre el horario previsto -tuvimos que Jugar a las visitas, morder ateo y escachar solemnemente las canciones A su último long play Después nos dejaron I fin solos en el ouartito de entirevistar y era todo como muy forzado. Nos quedamos sobre nuestras sillas, igual que muñecos rotos, y ella rompió el silencio para anunciarme: -He dejado de existir esta tarde. ¡Adiós definitivamente al vino y las rosas! Pero la confesión tenía tanto pathos que consiguió espabilarme in nntá- npainpinte. Quise saber el por qué de su muerte, claro está, y me contó algo que será, imagino, un pequeño scoop periodístico: Había discutido con su productor discográfico, y de ahí todas las demoras, prólogos y tensiones de la velada. Ella deseaba seguir cantando exclusivamente en catalán, pero él quiere a toda costa que grabe canciones en castellano... Me cuenta con pelos y señales el drama que estoy pasando y pienso que dicho drama es insoluble, porque las dos partes tienen razón: ella, como intérprete y también como creadora de n m hn de sus canciones, esta asistida por toda dase de derechos para que nadie le corrija la plana, imponga condiciones, censure o tergiverse sn arte; él, como comerciante que pretende vender discos hace bien en preferir ¡un mercado potencial de varios cientos de millones de compradores a un mercado real de cuatro. Pero, de todos modos, quiero saber las razones de su tajante negativa. ¿Posee, acaso, motivaciones políticas? Me asegura que no. Y si no quieres cantar... ¿por qué me estás hablando en castellano? -pregunto yo entonces- N es te mismo -contesta, claro- ¿Por qué? -insisto. Dejamos el tema, sobre todo porque observo incrementados síntomas de congoja... y de aquí lo de la vulnerabilidad. Cambiamos el tercio. Las citadas biografías oficiales insisten mucho en su intelectualismo, así qué no tenga más remedio que preguntarte: ¿Te consideras una intelectual? Contesta que no, ¡qué va! que ni siquiera acabó el Bachillerato, María del Mar remacha el clavo de su anterior declaración asegurándome que tampoco ha leído prácticamente nada, que es muy inculta me sabe muy mal, pero es la verdad dice) ¿Cómo has conseguido entonces tu aureola de intelectual? Se encoge de hombros, con un gesto de Infinito cansancio y responde: Las María del Mar Bonet, casas de discos... Hablando de discos, quiero saber por una j o v e n cantante iué su carrera ha sido tan fluctuante. que ha llegado a las Comenzó hace ya casi cinco años- -con listas nacionales, que ese Premi ¿Revelado al que se refie- no se considera intere su semblanza artística- -y desde 1969 leotual y que s ó l o no había grabado nada. ¿Per qué? Dice quiere cantar en oaque lo del premio ese es mentira, que tatán. María def Mar nunca ha obtenido Tifrngifo galardón ni y triste, optado siquiera a esta clase de recom- Bonet, bella personalipensas. En cuanto al bache discográfi- descubre su conversaco... la culpa fue de su empresa ante- dad en esta rior, empeñada en bilingüismos y co- ción de vino y rosas sas así Hubo abogados y Magistra- oon nuestro colaborad o r Joaquín Merino. turas de Trabajo por en medio...