Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. D O M I N G O 5 E DICIEMBRE DE 1971. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 19. BREVE R I AS Un TFI FFfltNfl J lLL. Lt UH U s ó a f l comunicante lngren e s d e noviembre a eu hijo, de dos meses y medio, en la clínica Infantil de La Paz. Recibió un número telefónico el que podría llamar a cualquier hora del día o de la noche para conocer los pormenores de su estado. En cuatro días de Infructuosas llamadas no logró que nadie contestase al teléfono: Invariablemente comunicaba, y cuando no era así, nadie acudía a descolgarlo. Bien es cierto que aquel teléfono, como casi todos los de la Ciudad Sanitaria de La Paz ha sido cambiado a partir de diciembre, según ha dado a conocer profusamente la Prensa. Además, los números de cada servicio han sido ampliados, con lo que las oportunidades de comunicación se multiplican. Falta tan sólo- -y así es de esperar- -que todos esos números sean contestados. Muchos familiares de pacientes internados no pueden concurrir personalmente al centro sanitario y la intranquilidad que les acomete es comprensible. La nueva reorganización telefónica de La Paz hará seguramente innecesarias en el futuro este género de quejas. RAFAEL RIVELLES En Sevilla, donde tantos éxitos tagonista dispuse de un teatro entre hemos compartido juntos, me llega los más prestigiosos y taquilleros de la triste noticia del fallecimiento de Madrid. Pero su empresario me imRafael Rivelles, cuya desaparición puso como condición que el primer de este mundo causa en mi ánimo actor tenia qué ser de la máxima caun Hondísimo pesar. Este dolor mío, tegoría y que debíamos estrenar el que es inmenso, ha servido de acicaprimero de octubre, y estábamos en te en esta hora penosa a los recueragosto. Naturalmente que antes dedos. Yo era amigo de Rivelles desde bía contar con él actor. Pensé en Rimi primera juventud. Nacimos el velles y fui a leerle mi comedia a mismo año con dos meses de difeGijón, donde estaba actuando con rencia en su favor; él dos meses una compañía de segundo orden. después que yo. Acababa Rafael de separarse artísticamente de María Fernanda Ladrón Cuando me dispongo a publicar de Guevara y aún no gozaba del un libro sobre mis amigos muertos prestigio que tan merecidamente oby el volumen ya está impreso, encuatuvo después. Cuando conoció mi dernado y próximo a exponerse en obra me notificó que la pondría en los escaparates de las librerías, reciensayo al día siguiente, pero advirbo la funesta noticia de la muerte tiéndome que la temporada postede Rivelles. La? semblanzas aue aparior no tendría teatro en Madrid. recen en mi obra son exactamente treinta v nueve, desde Don Alfon- -Pero yo si lo tengo- -le dijeso XIII hasta Alejandro Casona, paY cuando supo de qué se trataba sando por don Alejandro Lerroux, me anunció ilusionado que en cuanFernando Díaz de Mendoza, el duto terminara la temporada de Gijón que de Alba. lenncia Sánchez Medisolvería la compañía e iría a Manas, losé 4 nfnnir Primo de Rivera, drid para organizar la mejor que enlos hermanos Muñoz Seca, contrase v poder debutar el primero Juan de la Cierna v Codomíu, el gede octubre. neral Várela. Eenavente, Foxá, MaRegresé inmediatamente a Madrid rañan, el maestro Guerrero y otros y cuando le dije al empresario el totalmente desconocidos para el gran nombre del actor que había elegido, público o de renombre nacional. Así, me contestó que Rivelles no tenía hasta treinta y nueve. Para compleCfitpgoría rtdra su teatro. Entre el intar los cuarenta me f altah a uno. olvidable José Juan Cadenas, entonY ha dispuesto la Providencia que ces oresidente de la Sociedad de Aueste uno que faltará en mi libro sea tores, y yo, le convencimos de que Rafael Rivelles, el último de mis sería difícil encontrar un mejor inamigos muertos y uno de los mejotérnrete para mi obra. El 3 de octures. Si la benevolencia del público bre estrenamos al fin. y pocas semareserva a mi obra otras ediciones, en nas después era ya considerado Rala segunda será ya el postrero de las fael Rivelles como el actor más im semblanzas. de España. Rafael Rivelles era un hombre extraordinario. Inteligente, cordial, En los años siguientes y gracias a humorista y humano. Yo no dudo sn talento obtuve con él los mayores en calificarle como el mejor actor éxitos de mi vida teatral: Un crimen vulgar El cóndnr sin nías de su tiempo. Sus características T tt eterna invitnda Don Js sé. Peprincipales fueron la naturalidad y pe v Penito La venganza y vala dicción. rias más. Corría el año de 1935 cuando me estrenó ¿Quién soy yo? la primeSi todo esto me viene hoy a In mera comedia mía que interpretara. moria no es por un petulante yoísPor cierto, que antes de elegir al promo sino por sentirme proyectado hacia el origen de nuestra amistad, rmizá por el imnitkn de llnrar din (t. día su muerte hasta el día de su muerte. Y al derirln no nnfpro ser el adf Ho Colomer de mi jOuién SOY VÍ insunerabléntente intprnrefado ñor el gran f tor. sino el senciY ofrece alora u- llo v humorista Brandel. sr doble, International Spanish Show también representado por él en la misma obra, ñero un Brandel no alegre, como él lo interpretaba, sino anegado de tristeza. Todas las noches a las 12,15 f ffl FRÍO El pasado año, en el mes VUUi u d e octubre, se inauguraba en Madrid el colegio Fray Pedro Ponce de León de educación especial. Funcionó con aceptable regularidad a lo largo del curso 1970- 71 y fueron muchos los padres que trasladaron a él a sus hijos desde otros centros, ante la confianza que les merecieron su instalación, su régimen educativo y la solvencia del profesorado. Tan agradable panorama ha sufrido una brusca e inexplicable mutación. Ha transcurrido casi una tercera parte del curso actual y todavía no han comenzado las clases en dicho centro, según nos comunica alarmada la madre de un alumno. El personal flel colegio, cansado, sin duda, de ofrecer disculpas, ni siquiera contesta el teléfono. Una asociación de familiares con niños y adolescentes subnormales ha prometido intervenir ante el Ministerio de Educación, pero la realidad es aue se han perdido tres valiosos meses de escolaridad- -tan necesaria por las delicadísimas características de alumnado- -y los padres no saben oaé decisión adoptar. ¿Recibirán próxima respuesta a su inquietud? Al comienzo de la temperada 1971.72 se anunció que los conciertos de la Orquesta de la RTV se celebrarían en el Palacio de Exposiciones y Congresos los sábados y domingos, a las siete de la tarde. Cuando una parte notable de los abonos- -butacas de- patio y de segundo piso- -habían sido ya despachados se alteró el horario, que pasó a ser los sábados a las once de la noche y los domingos a las siete de la tarde. Aparte los inconvenientes que esta alteración produjo a muchos aficionados que ya habían adquirido sus abonos, sucede que en el sector en que está enclavado el Palacio de Congresos resulta difícil hallar medios de comunicación a la una de la madrugada, cuando terminan los conciertos sabatinos, problema que no existiría si comenzaran antes de las nueve de la noche. Otra queja que también nos formulan los amantes de la música se refiere a la venta de localidades para los conciertos dominicales de la Orquesta Nacional, que se Inicia cada Jueves a las nueve de la mañana. La gran afluencia de melómanos obliga a madrugar en exceso a quienes desean obtener localidad. Todos nuestros comunicantes se creen victimas de una suerte de hostilidad Implícita hacia los aficionados a la buena música. RITMORAMA ESPECTÁCULO TÍPICO ESPAÑOL PLAZA DEL REY, 7 22118 08 Juan Ignacio LUCA DE TENA De la Real Academia Española