Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C D O M I N G O 5 DE DICIEMBRE BE 1971. EDICIÓN DE XA MAÑANA. PAG. 18. do, sobre el que tradicionalmeníe se desenvolvió aquella fraterna democracia andina. Ahí están, frenados por la propia insuficiencia parlamentaria de la Unidad PoDIRECTOR; Torcuato LUCA de TENA pular, los intentos de refundir en un solo DIHECTOR ADJUNTO: Pedro de LORENZO órgano la dualidad de las Cámaras que SUBPIRECTORES: Jesús REVUELTA IMAZ componen el Poder Legislativo; de consy Luis María ANSON treñir económicamente la libertad de R E D A C C I Ó N ADMIMMTRACION Y Prensa a través de una nacionalización de TALLERES: SERRANO, 6 1 M A D R I D APARTADO 4 3 las industrias papeleras que permitiría al TELEFONOS Redacción y Talleres: 2251710 Gobierno, de prosperar, una discrecionay 2759408. Administración: 225 S 020 lidad de hecho para arbitrar sobre los costos y recursos fundamentales de los pe 4 Editor. PRENSA ESPAÑOLA, S. A. riódicos. Ahí está, en suma, la propia impotencia del Estado para que el derecho de propiedad que se revisa por ley sea también removido y atacado contra la ley. Los acontecimientos de estos días, desatados como presumimos por la forma inconveniente con que ha sido administrada por el Gobierno la presencia de Fidel Castro en Chile, acaso sean capaces Innegable y alarmante es la paulatina e solamente, en lo que al orden público se inexorable deteriorización del orden pú- refiere, de prolongar durante un cierto blico, de la estabilidad social y el consenso tiempo las medidas restrictivas y terripolítico chileno. Poco más de un año en torialmente parciales que han sido adopel Poder el Gobierno de Unidad Popular tadas sobre las garantías constitucionales. del presidente Allende y las cosas han al- Pero en otro orden de cosas, en el de la canzado en la nación andina un nivel de propia cotidianidad política, en el mecacrisis sin precedentes en el pasado. La nismo de los pactos y las alianzas, en la paradigmática normalidad democrática en actitud de los estados mayores de los aquel país ha sufrido, desde el pasado oto- partidos, en todo ello habrán de pesar, ño, cruentas embestidas del terrorismo iz- duraderamente, los efectos de los desórquierdista, con el asesinato, durante el pa- denes de ahora. sado mes de junio, del político demócrataNo cabe perder de vista, en efecto, la cristiano Pérez Zujovic, y con los atenta- posición minoritaria, ya señalada, en que dos anarquistas contra las instituciones la coalición de Unidad Popular se enprivadas. Y experimenta ahora la presión cuentra. Las ondas de la visita de Fidel de los exasperados por el Gobierno fren- Castro, al tiempo que expresarán el endutepopulista de Salvador Allende que se- recimiento del izquierdismo oficial, hameja haber utilizado la prolongada visita brán de pesar en aquellos medios de la del primer ministro cubano, Fidel Castro. oposición que durante un año, y según Lo que en realidad debió ser la pre- modos de ejemplaridad democrática, han sencia del dirigente comunista antillano colaborado en los esfuerzos del Gobierno. -apertura hacia una flexibilización de La básica virtud de los acontecimientos la actitud castrista ante el Continente no parece otra que la de haber clarificahispanoamericano todo: rebajando acri- do o presionado para que se clarifiquen tudes a través de una templadora media- las posiciones. La radicalización implícición de la democracia chilena- se ha ta del izquierdismo arrastrará el cierre convertido, a la postre, por las indiscre- de no pocas aperturas hacia la Unidad ciones casi continuas de Fidel Castro y Popular en los partidos de la oposición. por la debilidad del Gobierno de Frente Se formarán trincheras en el ParlamenPopular ante la tentación de capitalizar to. La labor de gobierno se tornará más para sí el mordiente revolucionario de difícil; las reformas, casi imposibles. aquél; se ha convertido, decimos, en ¿Se pensó detenidamente en todo esto una mezcla ideológica de signo contrario... En radicalización de la atmósfe- a la hora de invitar a Castro y en el mora izquierdista del país anfitrión. El fren- mento de decidir qué protocolo se le detepopulismo democrático chileno no ha bería aplicar como dirigente de un país templado el extremismo de Castro, y éste extranjero? Difícil la respuesta, porque ha levantado hasta un ambiente general difícil resulta deslindar hasta qué punto, y casi oficial, lo que hasta ahora fue en determinados medios oficiales, no fue animo circunscrito a una minoría formal- buscada tal radicalización y todas las dimente al margen de los modos, de los pro- ficultades parlamentarias subsiguientes, pósitos y de los métodos gubernamen- para obturar la socialización democrática y dar con ello entrada a la vía abiertatales. mente totalitaria. Como en la propia Consecuencia de todo ello acaso sea la Cuba. reacción surgida estos últimos días entre sectores, habitualmente aquiescentes. Un factor. extraño al interno proceso de ¡a democracia chilena, volcada a la izquierda desde la subida al Poder del Gobierno de Unidad Popular; una injerencia extranjera propiciada por los medios oficiales del propio país, desbordando los términos estrictos del mandato recibido en las urnas, ha pesado al cabo como el catalizador de todo el recelo y el descontento nacioPARÍS nal. Descontento, por las dificultades que CONJUNTOS, CHAQUETAS, la política económica del Gobierno ha SUETERS FALDAS introducido en la cotidianidad chilena, y por la incapacidad del propio Poder para PANTALONES, ETC. reducir a derecho los actos que contra (Todos de pun o) ¡a propiedad privada acontecen sin pausa. COLUMELA, Recelo, por cuanto el frentepopulismo sesaiesquina pugna por trastocar la base misma y el Serrano, 4 equilibrio institucional, público y priva- ABC REGLA DE ORO PARA REFERENDUMS Sostienen los maliciosos- -la malicia es una subforma de la crítica, de toda crítica- -que el general I e Gaulle utilizó un referéndum nacional como pretexto para abandonar el Poder. El no a una proposición particular no engendraba necesariamente el no a toda la política del general, y mucho menos la ¡legitimación de sus poderes, dimanantes de una mayoría innegable en el sufragio popular, Habría que admitir, si los maliciosos estuvieran en lo cierto, la posibilidad de un uso ilegítimo del referéndum. El problema que esta duda suscita es atractivo desde un punto de vista dialéctico. Incita a preguntarse si el referéndum utilizado como medio para que la voluntad mayoritaria imponga una prohibición es una actividad democrática o antidemocrática. Nuestros conceptos políticos y sociales han experimentado una intensa evolución en los últimos decenios. No es posible ya pensar en una democracia en la que los condicionantes económicos no nivelen a todos La economía- -decía lúcidamente J J. Servan- Schreiber em su famoso Manifiesto radical -es, cotidianamente, la forma moderna de la violencia. Una evasión sistemática de capitales puede ser un acto más violento que una huelga revolucionaria. A De Gaulle, en mayo de 1968, le debilitó políticamente mucho más la fuga del dinero que la algarada amárco- estudiantil en el barrio Latino y en el teatro Odeón. Sin nivelación de condiciones económicas- -no se habla aquí de igualdad económica no existe posibilidad democrática. Pero todavía hemos aprendido algo más. La democracia es muy dudosa si la mayoría no tiene en cuenta a la minoría. Far eso, un referéndum con finalidades positivas es un acto admisiblemente democrático y un referéndum de objetivo negativo puede ser un acto antidemocrático. ¿Podremos negar que una sociedad organizada con justicia, sin violencia tiene que ser una sociedad en la que las minorías hallen una posibilidad de convivencia con las mayorías? Se acusa, en Italia a los partidos políticos de naber suplantado la voluntad popular Puede darse que la voluntad popular italiana, o sea la voluntad de la mayoría, sea contraria al divorcio. Los partidos políticos, en tal caso, no han suplantado esa voluntad mayoritaria lA toan suavizado, la han conciliafio, con la voluntad minoritaria. ¿No será la política ante todo un arte de la conciliación? Es perfectamente lógico que un pueblo católico como el italiano exprese, si es consultado en referéndum su desaprobación del divorcio. Esa voluntad legítima de millones de seres atenidos a una moral religiosa, ¿puede imponerse dentro den un orden social LM n u a minoría disidente? El hecho es incontrovertible: Puede imponerse. ¿Es esa una actitud democrática? Ahí es donde empieza la tíUfla, donde se abre una zona discutible. Aquel a quien sus imperativos religiosos o morales le impongan ana norma, ¿tiene derecho a imponerla a quienes no la tienen en el repertorio le sus actitudes morales? Si el derecho es un monopolio de la mayoría, sí. Si el derecho es un medio de armonijar las aspiraciones humanas en su diversidad, no. La paz social está en razón inversa de las violencias que la sociedad sufre. Regla de oro para entender la democracia de los referendums. -lioren zo IÍOPEZ SANCHO. CHILE: LOS DISTURBIOS Y LA PRESENCIA DE FIDEL CASTRO IODIER