Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 4 DE A G O S T O DE 1971. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 43. LABORIOSAS LENTAS LEY DE CRÉDITO OFICIAL (y III) En los dos anteriores artículos se han examinado algunos aspectos financieros de la ley 13 1971 sobre el Crédito Oficial; hoy concluimos estos comentarios sobre una disposición Que constituye, sin duda, una pieza fundamental en el mecanismo financiador del sistema económico español. Téngase en cuenta que todos los sectores han quedado afectados. La producción (las empresas) por la supresión de las líneas especiales de redescuento; el Estado, por el coeficiente de inversión, que sustituye al de fondos públicos, sin que sea posible pignorar los efectos en que esté materializado, y el comercio exterior, ya que la financiación de los créditos a la exportación se concede en exclusiva al Banco Exterior, a los Bancos privados y a las Cajas de Ahorro, si bien entendemos que el orden establecido refleja un cierto grado de preferencia del legislador en cuanto a las operaciones que deben realisar estas instituciones financiadoras especializadas. Autorizar a las Cajas de Ahorro para que puedan facilitar dinero a los exportadores por las ventas aplazadas a clientes extranjeros no quiere decir que deban hacerlo necesariamente, porque el riesgo exterior no parece que convenga trasladarlo al ahorro social sin compensación; queda, sin embargo, abierta esta posibilidad de crédito a las Cajas, que tendrán, no obstante, que manejarlo con verdadera cautela. La función asignada en exclusiva al Banco Exterior y a los Bancos privados para conceder créditos a los exportadores (o a los compradores extranjeros) es consecuencia de la especialización de las actividades crediticias, aunque, en realidad, el sistema de apoyo financiero a nuestras actividades exportadoras tiene su centro de gravedad en el funcionamiento eficaz de la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación, de cuyo fun- cionamiento y competencia depende nada menos que la valoración de los riesgos de cobro de las ventas realizadas a extranjeros y el cálculo correspondiente de la prima comercial. Esta Compañía influirá decisivamente en la financiación efectiva de las exportaciones, porque es de suponer que uno de los requisitos que exijan el Banco Exterior, los Bancos privados y las Cajas de Ahorro sea la existencia de un seguro de crédito, con lo que el riesgo técnico se traslada desde el sistema bancario al sistema de seguro, que asumirá la difícil responsabilidad de reembolsar (en la parte asegurada) los créditos fallidos de la exportación y que por ser en divisas pueden producir el triple efecto negativo de perder bienes concretos, no recibir nada en paao v disminuir el cashflowt- de dinero internacional (reservas) EFECTOS COMPÜTABLES DENTRO DEL COEFICIENTE DE INVERSIÓN El comercio internacional nos ofrece un ejemplo típico de la actividad financiera, que es el signo de nuestra época. Resulta que tan importante es la calidad y el precio de los productos exportables como sus condiciones de pago. Se compite tanto con la materia, como con las impalpables condiciones del crédito. El exportador necesita financiación y el financiador (Banco) necesita seguro. Desde que un extranjero firma un contrato de compra hasta que satisface su último plazo, alguien debe soportar el riesgo. Al final son los propios exportadores, cuyas primas administradas por la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación deben ser suficientes para cumplir su destino de equidistribución. El Estado, por su parte, debe garantizar una gestión técnica, profesional y especializada para conseguir que el coste del seguro sea mínimo y máximo el servicio. (Pues bien, los efectos representativos de ¡Jos créditos concedidos a la exportación! que reúnan las condiciones exigidas serán i computables dentro del coeficiente de inversión del 25 por 100 que ahora se ha creado por la ley 13 1971. El lector debe saber que el Estado ha autolimitado sus facultades de dirigir las inversiones del sistema bancario, ya que hasta la promulgación de la ley podía obligar a que los recursos ajenos se materializaran en fondos públicos hasta un máximo del 40 por 100. Hoy el coeficiente de inversión es el 25 por 100 como límite superior, y como, además, en este porcentaje tienen cabida otros efectos privados, la capacidad pública de pedir fondos privados ha quedado muy reducida (hoy fijada en un 15 por 100 de los recursos ajenos) La nueva ley sobre Organización y Régimen del Crédito Oificial prohibe que los valores públicos o privados en que esté materializado el coeficiente de inversión se puedan pignorar. Quiere ello decir que si algún Banco tiene necesidad de dinero (liquidez) debe recurrir a vender letras (redescuento) al Banco de España y en ningún caso podrá obtener billetes (o depósitos equivalentes) con la garantía de los valores que cubren el coeficiente de inversión. UNA PROHIBICIÓN EXCESIVA Personalmente, creo que esta prohibición es excesiva. Sin duda alguna, esta norma viene influida por la utilización exagerada de la facultad de pignorar que se hizo en otras épocas (equivalente a imprimir billetes sin más) Que el Estado reduzca una de sus posibilidades de actuación monetaria no está técnicamente justificado, ya que ante una necesidad de liquidez a reces conviene utilizar la vía del redescuento y en otras pudiera interesar la pignoración. Pero el lector sí debe tener clara conciencia de que la ley ha limitado la actuación discrecional de las autoridades monetarias. En ningún momento se vislumbra, fuera del redescuento, una provisión de liquidez por otros procedimientos corrientes en muchos países. Nos referimos, claro es, a las operaciones de open marketu realizadas con títulos del Estado a corto plazo, vendidos o comprados a precio de mercado, lo que altera su rentabilidad efectiva y con ello estimula su compra o su venta. Y aunque pudiera oponerse el argumento de que se trata de una ley de Crédito Oficial, nadie que esté mínimamente interesado por él tema puede desconocer que genéricamente la financiación pública no puede tratarse con independencia del sistema de financiación privada, como así ha sucedido CONTINÚAN LAS NEGOCIACIONES PARA UN CONVENIO COMERCIAL HISPANG- CUi I No se puede hablar de crisis ¡dicen en el Ministerio de Asuntos Exteriores I Las negociaciones para la firma de un Convenio comercial hispano- cabano son. como suele ocurrir en estos casos, laboriosas y lentas. Sin duda, existen problemas, pero se están negociando; por ello no se puede hablar de crisis ha declarado a un redactor de Pyresa un alto funcionario del Ministerio español de Asuntos Exteriores. Los comentarios sobre una posible crisis de las relaciones hlspano- cubanas. a consecuencia de las dificultades para llegar a un Acuerdo comercial satisfactorio para ambos países, se suscitaron ayer a causa de la salida hacia La Habana, el viernes pasado, de la Delegación comercial cubana, que presidía el viceministro de Comercio Exterior, don Raúl León Torras, que llegó a Madrid el pasado 1 de junio para mantener conversaciones con una Delegación española, encabezada por el director M general de Relaciones Comerciales ínter- 1 nacionales, señor Cerón. Al regreso de la Delegación cubana se unió la salida, en avión especial, también hacia Cuba, de casi todos los componentes de la representación diplomática de La Habana en Madrid, encabezados por el ministro plenipotenciario encargado de Negocios, don Martín Mora Díaz. Las relaciones comerciales hispano- cubanas venían atravesando un período de dificultades y problemas. Durante el pasado año, el volumen total del comercio hipano- cubano alcanzó la cifra de 5.019,4 millones de pesetas, correspondiendo 2.562,1 millones a nuestras exportaciones y 2.457,3 a las importaciones. Los principales productos exportados por Esüaña fueron barcos, maquinaria para fabricación de pan, frutos, artículos de confitería (turrones) y arroz, mientras aue los importados consistieron en azúcares, tabaco en rama, elaborado y sin elaborar, mariscos y café. -Pyresa. y se comprueba en la ley 13 1971, de 19 de junio, en cuya aplicación y desarrollo deberá jugar un importante cometido el recién nacido Instituto de Crédito Oficial. -Juan ALDAZ ¡NO TIENE RIVAL! JÚNIOR 18 8 y OLYMPIC 21 6 Casco de caoba. Motores RTVA- V 8 de 190 HP y 220 HP. A estrenar. Importadas SALÓN NÁUTICO Barcelona 1971. ENTREGA INMEDIATA Concha Espina, 20. Teléfonos 457 19 53 y 457 19 55. MABRID- 16 CHRIS CRAFT ESPAÑA, S. A. La apertura en Madrid de una oficina comercial china La apertura de una oficina comercial de nuestro país en Madrid se halla supeditada ai nombramiento del consejero comercial. En tanto no se produzca dicho nombramiento no sabremos la fecha probable de inauguración de la oficina han declarado a Cifra, en la Embajada de China nacionalista en Madrid. Como se recordará, días pasados se hizo público el anuncio oficial del próximo establecimiento de una oficina comercial de China nacionalista en Madrid, con el fin de incrementar los intercambios comerciales entre ambos países. Durante el pasado año estos intercambios totalizaron 123.616.000 pesetas, de las que las exportaciones españolas a Formosa ascendieron a más de 82 millones de pesetas, en tanto que las importaciones procedentes de aquel país apenas sí superaron los 41 millones. -Cifra. IMPORTANTE EMPRESA DE APARCAMIENTO Y SERVICIOS PRECISA Señorita Mecanógrafa para ocupar puesto contable y caja. Llamar para concertar entrevista al 6 1 0 75. (14.585.